La factura por accidentes cerebrovasculares de los EE.UU. podría alcanzar $2.2 billones para 2050

Estudio halla que la pérdida de ganancias por víctimas más jóvenes es un factor de consideración

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

MIÉRCOLES 16 de agosto (HealthDay News/HispaniCare) -- Un estudio reciente halla que los accidentes cerebrovasculares le costarán a los EE.UU. $2.2 billones durante los próximos 50 años y la pérdida de ganancias por víctimas más jóvenes será parte importante de la carga, que será peor para las minorías.

"El riesgo de accidente cerebrovascular es el más alto en grupos de minorías como los negros y los hispanos que no son blancos", aseguró el Dr. Devin Brown, profesor asistente de neurología del programa de accidentes cerebrovasculares de la Universidad de Michigan y autor líder de un informe publicado en la edición en línea del 16 de agosto de Neurology.

Brown y sus colegas utilizaron datos de dos estudios locales, uno de la ciudad de Nueva York y otro de Texas, ambos con grandes cantidades de minorías, para hacer su cálculo. Incluyeron costos por servicios de ambulancia, hospitalización, atención en hogares para ancianos, rehabilitación, medicamentos e ingresos potencialmente perdidos.

Ese último elemento fue de gran importancia, según el informe.

"De manera incesante, el grupo de menor edad, compuesto por personas entre los 45 y los 64, compone cerca de la mitad de los costos en este modelo, mientras que el de mayor edad, los de 85 ó más, compone cerca del 10 por ciento de los costos", escribieron los investigadores.

Aunque la incidencia de accidentes cerebrovasculares aumenta con la edad, "los costos para el grupo de los más jóvenes incluyen pérdida de ganancias, mientras que eso no afecta al grupo de mayor edad", decía el informe. "Por lo tanto, las intervenciones para reducir el costo de los accidentes cerebrovasculares no deben ir dirigidas sólo a los de mayor edad".

Dichas intervenciones deberían estar dirigidas a los factores de riesgo conocidos para accidente cerebrovascular, como hipertensión, hipercolesterolemia, diabetes y tabaquismo, sugirió Brown.

"Esperamos que estos números astronómicos ayuden a suscitar decisiones sobre políticas de salud", aseguró.

La American Academy of Neurology, que publica el boletín, emitió una declaración para solicitar un aumento del 5 por ciento, unos $1.4 mil millones, en los subsidios para los National Institutes of Health (NIH). El estudio recibió el apoyo del National Institute of Neurological Disorders and Stroke, parte de los NIH.

Ya llegó el momento para una iniciativa importante para reducir la incidencia de accidentes cerebrovasculares, aseguró el Dr. Matthew Fink, jefe de la división de accidente cerebrovascular y cuidado crítico en neurología del Colegio médico Weill Cornell de la ciudad de Nueva York.

"Una gran cantidad de los nacidos después de la Segunda Guerra Mundial van a cumplir 60 este año, por lo que entrarán a un periodo en el que suceden muchos de accidentes cerebrovasculares", aseguró Fink. "Este es un problema sanitario enorme que la gente no ha logrado entender".

Además, hay una audiencia para la prevención, dijo. "Mis pacientes son los que me dicen que preferirían morir a tener un accidente cerebrovascular, así que la motivación para prevenir estos accidentes es aún más fuerte que para prevenir ataques cardiacos", aseguró Fink.

Aunque "nuestro sistema de atención de la salud no está diseñado para enfocarse en la prevención", los NIH y otras entidades están haciendo un esfuerzo, comentó. "Hace falta más educación pública sobre esto", agregó Fink.

Otro estudio sobre el que informó la National Stroke Association aseguró que muchos de los supervivientes de accidentes cerebrovasculares no reciben la rehabilitación que necesitan para mejorar su calidad de vida. El estudio sobre más de 500 supervivientes de accidentes cerebrovasculares halló que más del 40 por ciento de ellos informaba sobre éxito limitado para cumplir metas como lograr caminar mejor y recuperar el habla.

Más información

El National Institute of Neurological Disorders and Stroke describe los factores de riesgo y el tratamiento para los accidentes cerebrovasculares.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Devin Brown, M.D., assistant professor, neurology, University of Michigan, Ann Arbor; Matthew Fink, M.D., chief, division of stroke and critical care neurology, Weill Cornell Medical College, New York City; Aug. 16, 2006, Neurology online

Last Updated: