Ofrecer medicamentos de manera gratuita luego de un ataque cardiaco ahorraría dinero y alargaría la vida

Estudio asegura que más pacientes tomarían los medicamentos recomendados

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de Healthday

LUNES 18 de febrero (HealthDay News/Dr. Tango) -- Una investigación reciente sugiere que eliminar el costo de los medicamentos para quienes sufren de ataque cardiaco conduciría a vidas más largas y a costos médicos más bajos.

"Se trata de medicamentos sumamente efectivos de costo relativamente bajo y los eventos que están diseñados para prevenir son extremadamente costosos", aseguró el Dr. Niteesh K. Choudhry, autor del estudio, investigador de la división de farmacoepidemiología y farmacoeconomía del Hospital Brigham and Women de Boston, y profesor asistente de la Facultad de medicina de la Harvard. Su informe aparece en la edición del 19 de febrero de Circulation.

El estudio trató sobre medicamentos que se recetan comúnmente luego de ataques cardiacos, como aspirina, bloqueadores beta, inhibidores de la ECA o bloqueadores de los receptores de la angiotensina (BRA), y estatinas. El uso de esos medicamentos es relativamente bajo en el sistema actual, en el que la gente comparte el costo de Medicare u otros planes de seguro de salud, aseguró Choudhry. Por ejemplo, apenas el 46 por ciento de la gente usa bloqueadores beta luego de un ataque cardiaco y apenas el cincuenta por ciento toma estatinas para reducir el colesterol. Según el estudio, menos del veinte por ciento de los pacientes cardiacos usaron los cuatro medicamentos.

El modelo diseñado por Choudhry y sus colegas no supone un aumento importante en el cumplimiento con las recetas porque "el costo es apenas una razón por la que los pacientes no se toman los medicamentos", dijo, y agregó que, a partir de estudios anteriores sobre el costo y el uso de medicamentos, el modelo supone un aumento cercano al catorce por ciento, por lo que quizás el 64 por ciento de la gente tomaría los medicamentos si fueran gratuitos.

El resultado sería un aumento en la supervivencia promedio luego de un ataque cardiaco, desde los 8.21 años de vida ajustados a la calidad actuales a 8.56 años. "Esto es pequeño en sentido absoluto, pero en un sentido de agregación, es enorme", señaló Choudhry.

Además, los costos médicos de toda una vida se reducirían, de los $114,000 actuales a $111,600, agregó el estudio.

"Este estudio complementa las investigaciones que señalan la importancia de reducir o eliminar los copagos por medicamentos de los pacientes", aseguró Robert M. Hayes, presidente del Medicare Rights Center de Nueva York. "Medicare debería encabezar la creación de una cobertura en medicamentos que le permita a los pacientes recibir aquéllos que los médicos consideren vitales".

"Ciertamente, tiene sentido desde el punto de vista médico", aseguró el Dr. Richard A. Stein, profesor de medicina de la Universidad de Nueva York. "Los estudios han demostrados que darle a las personas de ingresos medios medicamentos gratuitos mejora los resultados. El mayor beneficio sería para quienes tienen un menor estatus socioeconómico y la población de inmigrantes".

Sin embargo, el estudio es teórico, anotó Stein. "Uno quisiera ver algún ensayo del mundo real que determine si esto funciona en realidad, si ofrecer medicamentos gratuitos sin copago haría la diferencia", comentó.

Ya ha comenzado un estudio así en la Harvard, anotó Choudhry. Su grupo está trabajando con una aseguradora en salud importante, no con Medicare, en un ensayo en el que asigna a algunas personas para que reciban medicamentos sin costo, mientras que otros deben pagar el copago estándar.

"Tomará varios años que obtengamos respuestas", señaló Choudhry. Sin embargo, otros aseguradores médicos y empresas están iniciando investigaciones similares, agregó.

La idea se puede aplicar potencialmente a otras afecciones crónicas, como insuficiencia cardiaca congestiva y diabetes, agregó Choudhry. Además, si el uso de medicamentos recomendados luego del ataque cardiaco se incrementa más de lo que predice el modelo", los ahorros serían fenomenales", sostuvo.

Más información

Para saber cómo continuar tomando estatinas, consulte el Instituto Nacional del Corazón, Pulmones y la Sangre.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTES: Niteesh K. Choudhry, M.D., Ph.D., pharmoeconomist, Brigham and Women's Hospital, Boston; Robert M. Hayes, president, Medicare Rights Center, New York City; Richard A. Stein, M.D., professor, medicine, New York University; Feb. 19, 2008, Circulation

Last Updated: