Hay más padres en EE. UU. que fuman marihuana cerca de sus hijos

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

LUNES, 14 de mayo de 2018 (HealthDay News) -- El progreso conseguido en la limitación de la exposición de los niños al humo de segunda mano podría verse perjudicado por la creciente popularidad de la marihuana, según un estudio reciente.

"A medida que retiramos el humo de cigarrillo, y esto es un logro importante de las políticas públicas, ese éxito quedará atenuado por el aumento en la exposición al humo de segunda mano de la marihuana", dijo la investigadora principal, Renee Goodwin.

Las cifras confirman la tendencia.

Hay menos padres que fuman cigarrillos que tienen hijos en casa estos días: aproximadamente un 20 por ciento en 2015 en comparación con más de un 27 por ciento en 2002.

Pero el consumo de marihuana entre los padres que fuman cigarrillos aumentó de forma dramática durante el mismo periodo, lo que indica que los niños de esas familias podrían exponerse a más humo de segunda mano que nunca.

Entre los padres que fuman cigarrillos, el consumo de marihuana aumentó de un 11 por ciento en 2002 a más de un 17 por ciento en 2015, encontraron los investigadores.

"Los niños que ya se exponen a una cosa, tienen más probabilidades de exponerse a ambas", dijo Goodwin, profesora en la Universidad de la Ciudad de Nueva York. "Es incluso peor para ellos".

Los niños que se exponen a una combinación de humo de segunda mano de la marihuana y del tabaco tienen más probabilidades de terminar en una sala de emergencias o de sufrir una infección del oído, según otro estudio presentado a principios de este mes en la reunión anual de las Sociedades Académicas de Pediatría (Pediatric Academic Societies), en Toronto.

En este último estudio, Goodwin y sus colaboradores también encontraron que ha habido un repunte en el consumo de marihuana entre los padres que no fuman tabaco, desde un 2 hasta un 4 por ciento durante el mismo periodo.

Pero el consumo de marihuana fue casi 4 veces más habitual entre los que fumaban cigarrillos que entre los que no los fumaban, mostraron los hallazgos.

"En general, el consumo de cannabis es mucho más habitual entre los padres que fuman cigarrillos frente a los no fumadores, pero está aumentando en ambos grupos", dijo Goodwin.

La tendencia hacia la legalización de la marihuana animó al equipo de investigación a observar si los padres fuman marihuana con más frecuencia cerca de sus hijos.

Goodwin explicó que tiene un amigo que trabaja en una agencia gubernamental de Colorado que a menudo encuentra el consumo casual de marihuana en las casas de otras personas.

"Llama a la puerta de las personas, alguien viene a la puerta, y viene una nube de humo de cannabis y no hay nada malo en ello. No es ilegal", dijo Goodwin. "Está bien. Pero es humo de segunda mano".

Para averiguarlo, los investigadores evaluaron los datos de la Encuesta nacional de uso de medicamentos y drogas y salud del gobierno federal, una encuesta anual y representativa a nivel nacional.

No hay muchas evidencias a mano sobre los efectos para la salud del humo de segunda mano de marihuana, indicó Goodwin.

Pero lo que está disponible sugiere que es probable que sea dañino, dijo la Dra. Karen Wilson, jefa de la división de pediatría general en la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

Wilson indicó que un estudio reciente en Colorado encontró que más o menos un 16 por ciento de los niños hospitalizados por una infección de pulmón llamada bronquiolitis tenían unos marcadores en la sangre que mostraban que se habían expuesto al humo de marihuana.

Aún peor, alrededor del 46 por ciento de los niños se han expuesto al humo de tabaco y al de marihuana, dijo Wilson.

"Se trata de un problema significativo, y uno del que estamos escuchando cada vez más incluso en lugares como la ciudad de Nueva York, donde fumar marihuana sigue siendo ilegal", añadió.

Nueve estados más el Distrito de Columbia han legalizado la marihuana para su uso recreativo (la nueva ley de Vermont entrará en vigencia el 1 de julio), y 30 estados más el Distrito de Columbia han aprobado la marihuana medicinal. Goodwin indicó que esto podría llevar a una cultura en que los padres creen que está bien fumar marihuana delante de sus hijos.

"La gente bebe cerveza delante de sus hijos", dijo Goodwin. "Si la marihuana es legal en su estado, ¿es más probable que la gente la consuma delante de sus hijos?".

Los estudios han mostrado que el consumo temprano de marihuana podría alterar el desarrollo cerebral de un niño y hacer que sea más susceptible al abuso de sustancias.

A los investigadores les preocupa que el humo de segunda mano de la marihuana pudiera tener un efecto parecido, dijo Goodwin y Wilson.

"Sospechamos que en los niños que se exponen al humo de tabaco de segunda mano, los receptores de nicotina se vuelven más susceptibles al humo de cigarrillo", dijo Wilson. "Es demasiado pronto para saber si esto también es cierto para la marihuana, pero no debemos ignorar que eso es una posibilidad y que luego sea así. Queremos proteger a los niños ahora".

Goodwin sugirió que los mensajes públicos sobre los peligros del humo de segunda mano se amplíen e incluyan al humo de la marihuana.

"Hay asesoría y consejos para que las personas logren que sus hijos eviten el humo de los cigarrillos, pero no se aconseja a nadie sobre qué hacer con el humo de la marihuana", señaló Goodwin.

El estudio fue publicado en línea el 14 de mayo en la revista Pediatrics.

Más información

La American Nonsmokers' Rights Foundation tiene más información sobre el humo de segunda mano de la marihuana.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Renee Goodwin, Ph.D., psychologist and professor, City University of New York, New York City; Karen Wilson, M.D., division chief, general pediatrics, Icahn School of Medicine at Mount Sinai, New York City; May 14, 2018, Pediatrics, online

Last Updated: