Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

¿La marihuana medicinal ayuda o hace daño a los niños con cáncer?

In English

Por
Reportera de HealthDay

LUNES, 13 de julio de 2020 (HealthDay News) -- Los padres están cada vez más interesados por saber si la marihuana medicinal puede ayudar a sus hijos con problemas como las náuseas y el dolor relacionados con el cáncer. Sin embargo, existen preocupaciones sobre interacciones con sus medicamentos y una falta general de investigación.

Esa es una de las principales conclusiones de un nuevo informe, publicado en la revista Pediatrics, que detalla la forma en que un hospital aborda a la marihuana medicinal.

Los médicos del Hospital Pediátrico de Colorado no recetan marihuana medicinal. Pero cuando los niños son admitidos, algunos ya usan alguna forma de la droga. En otros casos, los padres desean saber si podría ayudar con problemas persistentes, como las náuseas o el dolor.

Hace varios años, el hospital decidió que necesitaba una política formal sobre el tema. Y no solo se trataba de decidir si los niños podían usar los productos en el hospital, según el Dr. David Brumbaugh, director médico asociado.

También se trataba de proveer información precisa a los padres y de "tener una conversación honesta", comentó.

"No queremos decir simplemente que no se puede hacer en el hospital, porque no es correcto", dijo Brumbaugh. "Pero también porque las familias podrían seguir usándola sin decírnoslo".

Y, comentó, es importante que los médicos sepan todos los medicamentos o complementos que un niño toma. Un motivo importante es el potencial de que esas sustancias interactúen, lo que podría crear efectos secundarios o reducir la efectividad de un medicamento esencial.

Como parte de la política, el hospital creó un servicio de consultas para ofrecer información a las familias. También era necesario para respaldar al personal del hospital, dado que no se podía prever que contara con todas las respuestas sobre la marihuana medicinal.

En la edición de agosto de la revista Pediatrics, el equipo de Brumbaugh describe la experiencia del hospital con los primeros 50 niños atendidos por el servicio.

Un 80 por ciento tenían cáncer, y sus padres ya habían comenzado a suministrarles marihuana medicinal o querían información sobre la droga. (En Colorado, los menores de 18 años pueden usarla si dos médicos distintos certifican una necesidad médica y los padres dan su consentimiento).

Lo más frecuente fue que los padres buscaran ayuda para las náuseas y vómitos, la pérdida del apetito o el dolor de sus hijos.

"Esto apunta a que hay una verdadera necesidad", señaló Brumbaugh. "Todavía no tenemos suficientes tratamientos para mejorar la calidad de vida".

Pero todavía no se sabe si la marihuana es adecuada para ese fin.

"En realidad hay una ausencia de datos sobre los niños, y también sobre los adultos", lamentó Brumbaugh. Es difícil de estudiar, porque la ley federal considera a la marihuana una droga de clasificación 1, lo que significa que no tiene ningún uso médico aceptado y un potencial alto de abuso.

La planta del cannabis no es una sola cosa, sino que la marihuana es una variedad, al igual que el cáñamo, lo que complica las cosas. Y contienen muchos compuestos, de los cuales el THC (famoso por ser el ingrediente psicoactivo de la marihuana) es solo uno.

Otro compuesto, el cannabidiol (CBD) se ha hecho muy popular, y se incluye en aceites, cápsulas y artículos comestibles comercialmente disponibles. No produce la sensación de estar drogado.

Una mayoría de los 50 niños del informe tomaban productos que solo contenían CBD. Brumbaugh dijo que esto provee cierta tranquilidad, pero que tampoco significa que los productos sean seguros.

De hecho, de los 50 niños, las consultas consideraron que la marihuana medicinal era potencialmente insegura en un 64 por ciento. Casi siempre se debió a interacciones posibles con los medicamentos, dijo Brumbaugh.

Con frecuencia, se aconsejó a los padres que cambiaran el momento en que se administraba la marihuana, para reducir las probabilidades de interacciones. En una cuarta parte de los casos, el consejo fue evitar los productos del todo.

Esa situación le pareció familiar al Dr. Anup Patel, neurólogo pediátrico del Hospital Pediátrico Nacional, en Columbus, Ohio.

"Las interacciones farmacológicas son una de mis mayores preocupaciones", dijo Patel.

Como muchos medicamentos, los compuestos del cannabis (entre ellos el THC y el CBD) son metabolizados por el hígado, explicó. Cuando el cannabis y otros fármacos son metabolizados por las mismas enzimas hepáticas, en esencia están compitiendo. Entonces, los niveles de los medicamentos en la sangre podrían ser demasiado altos (y provocar efectos secundarios) o demasiado bajos (lo que afecta a su efectividad).

Además de la seguridad, la efectividad es otro tema. Hay medicamentos aprobados que contienen THC producido por los humanos, que se usan para las náuseas relacionadas con la terapia para el cáncer. Y un fármaco, una forma purificada del CBD conocida como Epidiolex, está aprobado para tratar ciertas formas de epilepsia.

Pero otras afirmaciones de salud respecto al CBD carecen de pruebas, apuntó Patel. Además, añadió, los muchos productos que hay en el mercado no están regulados, en gran medida, y los consumidores no pueden estar seguros de qué están adquiriendo.

Como Brumbaugh, Patel anima a los padres a hablar con el médico de su hijo antes de usar cualquier producto de cannabis.

"Si su hijo necesita alivio de los síntomas", recomendó, "tenga una conversación con el médico. Necesitamos tener un diálogo abierto".

Más información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) ofrece más información sobre la marihuana y el cáncer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTES: David Brumbaugh, MD, associate chief medical officer, Children's Hospital Colorado, Aurora; Anup Patel, MD, section chief, pediatric neurology, Nationwide Children's Hospital, and associate professor, clinical pediatrics and neurology, Ohio State University, Columbus; Pediatrics, July 13, 2020, online

Last Updated: