Más miembros de la generación de la postguerra adoptan a la marihuana

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

JUEVES, 6 de septiembre de 2018 (HealthDay News) -- ¿Esos hippies amantes de la marihuana han traído su hábito al nuevo milenio?

Tal vez: una nueva investigación muestra que la marihuana ya no es la droga favorita solo de los jóvenes. Más personas de mediana edad, e incluso las de edad avanzada, la están fumando hoy en día, afirman unos investigadores.

De hecho, los datos de encuestas federales muestran que un 9 por ciento de los adultos de 50 a 64 años de edad y casi un 3 por ciento de los que tienen a partir de 65 años han usado marihuana en el año anterior.

"Eso es casi 1 de cada 10. Sigue siendo una cantidad mucho más baja que la de otros grupos de edad, pero está aumentando de forma constante", apuntó el investigador sénior, Joseph Palamar, profesor asociado en el departamento de salud de la población en Langone Health de la NYU, en la ciudad de Nueva York.

Es el doble respecto al porcentaje de las personas de 50 a 64 años que reportaron un uso de marihuana hace una década (un 4.5 por ciento), y más de siete veces más que el porcentaje de adultos de a partir de 65 años que reportaron el uso en ese entonces (un 0.4 por ciento), anotaron los investigadores.

La mayoría de esas personas consumían marihuana en la década de los 60 o los 70, y están volviendo al consumo de la droga a medida que se hace más socialmente aceptable, explicó Palamar.

Casi todos los usuarios de marihuana de 50 a 64 años y más de la mitad de los de a partir de 65 años probaron la marihuana por primera vez a los 21 años de edad o antes, encontró el estudio.

"Leer que vuelven a la marihuana en la adultez avanzada no me sorprende demasiado", dijo el Dr. Tim Brennan, director del Instituto sobre la Adicción de los Hospitales Mount Sinai West y Mount Sinai St. Luke's, ambos en la ciudad de Nueva York.

Unas estrictas leyes sobre la marihuana y las responsabilidades de la adultez podrían haber hecho que esas personas dejaran de consumir marihuana a partir de los años 80, explicó.

"Ahora que los estados la están legalizando, quizá se sientan empoderados para reanudar su consumo", señaló Brennan, que no participó en la investigación.

En el estudio, los investigadores analizaron las respuestas de 17,608 adultos que tenían a partir de 50 años de edad, de la Encuesta nacional sobre el uso de drogas y la salud de 2015-2016. Se preguntó a los participantes sobre el consumo de marihuana, incluyendo cuándo la habían usado por primera vez y si la habían usado en el año anterior.

Brennan encontró preocupante que algunas de esas personas mayores utilizaron la marihuana bajo la recomendación de un médico.

Más o menos un 15 por ciento de los consumidores de 50 a 64 años y un 23 por ciento de los de a partir de 65 años dijeron que un médico se lo había recomendado.

Pero no hay muchas evidencias científicas de que la marihuana tenga algún beneficio medicinal, comentó Brennan. Sin más investigaciones para establecer su efectividad, los médicos no deberían estar recetando marihuana.

"Me parece que al decir a un paciente que use cannabis nos estamos saltando todos los pasos científicos por los que usualmente pasamos para comenzar a recetar un nuevo agente terapéutico", apuntó Brennan.

Las respuestas de la encuesta también vinculan el consumo de marihuana con el uso malsano de otras sustancias. Las personas de más edad que usaban marihuana también fueron más propensas a reportar alcoholismo, dependencia de la nicotina, uso de cocaína y abuso de analgésicos recetados.

Algo importante es que las personas mayores que sacan sus viejas pipas del baúl podrían responder de forma distinta a la marihuana que lo que recuerdan de su juventud, advirtió Palamar.

La marihuana actual es mucho más potente, y la edad puede alterar la forma en que el cuerpo reacciona a una droga, explicó.

"Quizá hayan podido manejarla antes, pero eso no significa que puedan manejarla ahora", dijo Palamar. "Tal vez no les afecte de la misma forma en la sesentena, si no la han usado en décadas".

Las personas que envejecen también toman más fármacos recetados, lo que aumenta el riesgo de una interacción farmacológica no deseada que implique a la marihuana, dijeron Palamar y Brennan.

"Si usted es mayor y toma medicamentos recetados, debe ser consciente sobre cómo la marihuana podría reaccionar con esos fármacos. Evite las malas reacciones", aconsejó Palamar.

Linda Richter, directora de Análisis e Investigación de Políticas en el Centro sobre la Adicción, en la ciudad de Nueva York, se mostró de acuerdo en que la marihuana puede plantear unos problemas singulares a los usuarios de más edad. Richter no participó en la investigación.

"La industria de la marihuana ha promovido que la droga es inocua, e incluso beneficiosa para una creciente lista de afecciones médicas comunes entre los adultos que envejecen", dijo.

"Quizá no se den cuenta de que su vulnerabilidad a los efectos fisiológicos y cognitivos adversos del alcohol y de las drogas, como la marihuana, se intensifica con la edad, sobre todo en términos de los efectos cardiovasculares, respiratorios, en el equilibrio, en el tiempo de reacción y en la memoria, así como su riesgo de interacciones entre sustancias entre los que también beben alcohol o utilizan medicamentos recetados", advirtió Richter.

Por último, dijo Brennan, las personas de mediana edad y mayores deben tener en cuenta la reacción que sus nietos podrían tener a que abuelito o abuelita se fumen un cigarrillo de marihuana.

"No creo que sea un buen mensaje para ellos, indudablemente", planteó Brennan. "Los niños son impresionables, y muchos niños admiran a los mayores, algo que es apropiado".

Richter se mostró de acuerdo. "A medida que más padres y abuelos consuman marihuana, se hará cada vez más difícil transmitir a los jóvenes que no deberían usar la droga", apuntó.

El estudio aparece en la edición del 6 de septiembre de la revista Drug and Alcohol Dependence.

Más información

La Universidad de Washington ofrece más información sobre las personas mayores y el consumo de marihuana.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Joseph Palamar, Ph.D., M.P.H., associate professor, department of population health, NYU Langone Health, New York City; Tim Brennan, M.D., director, Addiction Institute, Mount Sinai West and Mount Sinai St. Luke's Hospitals, New York City; Linda Richter, director, policy analysis and research, Center on Addiction, New York City; Sept. 6, 2018, Drug and Alcohol Dependence

Last Updated: