Los estadounidenses son conscientes de la resistencia a los antibióticos, pero no siempre siguen las recetas, según una encuesta

In English

MIÉRCOLES, 26 de enero de 2019 (HealthDay News) -- La mayoría de los estadounidenses consideran que la resistencia a los antibióticos es una amenaza de salud pública, pero un 45 por ciento dijeron que han usado antibióticos de forma inadecuada, informa una nueva encuesta.

De ellos, un 39 por ciento no acabaron un tratamiento de antibióticos, y un 16 por ciento los tomaron sin hablar primero con un proveedor de atención de la salud, según una encuesta telefónica de más de 1,200 adultos de todo el país, llevada a cabo por la Henry J. Kaiser Family Foundation (KFF).

La resistencia a los antibióticos ocurre cuando las bacterias y otros gérmenes cambian, de forma que los medicamentos diseñados para acabar con ellos ya no funcionan.

Si bien un 75 por ciento de los encuestados eran conscientes de que los antibióticos pueden usualmente curar las infecciones bacterianas, muchos menos (un 45 por ciento) sabían que no pueden curar las infecciones virales.

El conocimiento sobre los antibióticos varió según el sexo, la edad, los ingresos y el nivel educativo.

La mayoría de los encuestados eran conscientes de las consecuencias potenciales del uso excesivo de los antibióticos, incluyendo unas infecciones bacterianas más prolongadas y peligrosas (un 63 por ciento), unos tratamientos con unos costos más altos (un 57 por ciento), y más enfermedades potencialmente letales en los bebés y las personas mayores (un 53 por ciento).

Pero respecto a cada consecuencia, al menos un tercio de los encuestados respondieron de forma incorrecta o dijeron que no sabían lo suficiente como para hacer un comentario.

La mayoría de los encuestados plantearon que las compañías farmacéuticas (un 59 por ciento) y los proveedores de atención de la salud (un 56 por ciento) tienen "una gran responsabilidad" respecto a abordar la resistencia los medicamentos, mientras que un 30 por ciento dijeron que los pacientes tienen esa responsabilidad.

Más o menos 1 de cada 4 dijo que un médico u otro proveedor de atención de la salud había recetado un antibiótico a alguien de su familia que pensaba que no era necesario. Y un 19 por ciento dijeron que un familiar había pedido un antibiótico, pero que se lo desaconsejaron.

Si bien los encuestados tenían una preocupación similar respecto a la resistencia a los antibióticos y los brotes de enfermedades prevenibles como el sarampión y la tos ferina, un mayor número describieron que estaban "muy preocupados" por la epidemia de opioides, según un comunicado de prensa de la KFF.

La mayoría de los encuestados señalaron que habían escuchado los distintos términos usados en referencia al uso excesivo de los antibióticos, como resistencia a los antibióticos y supergérmenes, y que sabían el significado de esos términos, encontró la encuesta.

El margen de error es de más o menos 3 puntos de porcentaje.

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) ofrece más información sobre los antibióticos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: KFF, news release, June 21, 2019

--

Last Updated: