Es menos probable que los niños negros de vecindarios pobres reciban RCP, según un estudio

In English

JUEVES, 11 de julio de 2019 (HealthDay News) -- El paro cardiaco es poco común en los niños. Pero un nuevo estudio encuentra que si sucede, es menos probable que los niños reciban reanimación cardiopulmonar (RCP), un procedimiento que salva vidas, si son negros y viven en un vecindario pobre.

De hecho, es mucho menos probable que esos niños reciban RCP de parte de un transeúnte que los niños blancos que viven en cualquier tipo de vecindario, mostró la investigación.

Los niños de otros grupos raciales también eran menos propensos a recibir RCP de un transeúnte que los niños blancos, señalaron los autores del estudio.

Aunque el paro cardiaco en los niños es mucho menos común que en los adultos, cada año en Estados Unidos unos 7,000 niños experimentan un paro cardiaco fuera del hospital, según la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association). El paro cardiaco ocurre cuando el sistema eléctrico del corazón funciona mal, y el corazón deja de latir de forma adecuada.

Con frecuencia, los transeúntes que conocen las técnicas de la RCP pueden salir al rescate. Estudios anteriores han monitorizado las tasas de RCP en los adultos, pero los investigadores dijeron que creen que este es el primer estudio que se ha enfocado en cómo la raza y la clase social podrían afectar a las tasas de RCP en los niños.

El equipo del Hospital Pediátrico de Filadelfia analizó datos de casi 7,100 paros cardiacos fuera del hospital que ocurrieron en niños entre 2013 y 2017. De ellos, un 61 por ciento fueron en bebés, un 60 por ciento en chicos, un 31 por ciento en niños blancos, un 31 por ciento en niños negros, un 10.5 por ciento en niños hispanos, y un 3 por ciento en otras razas/etnias. En alrededor de una cuarta parte de los casos se desconocía la etnia.

En general, un 48 por ciento de los niños recibieron RCP de un transeúnte. Pero en comparación con los blancos, hubo un 41 por ciento menos de probabilidades de que los transeúntes realizaran RCP en los niños negros, un 22 por ciento menos de probabilidades en los niños hispanos, y un 6 por ciento menos de probabilidades en los demás grupos étnicos.

Y en comparación con los niños blancos, los niños negros en los vecindarios mayoritariamente negros con una tasa alta de desempleo, un nivel educativo bajo y unos ingresos promedio bajos tenían casi la mitad de probabilidades de recibir RCP de parte de un transeúnte (casi un 60 frente a un 32 por ciento, respectivamente), encontraron los investigadores.

El estudio se publicó en la edición en línea del 10 de julio de la revista Journal of the American Heart Association.

Los hallazgos sugieren que hay una necesidad crucial de programas de entrenamiento de RCP en vecindarios pobres, que no son blancos y con un nivel más bajo de educación, planteó la investigadora principal, la Dra. Maryam Naim, médica de cuidados intensivos cardiacos pediátricos en el hospital.

"Como la mayor parte de la RCP realizada por transeúntes la proveen los familiares, unas tasas más bajas de respuesta probablemente se deban a una falta de entrenamiento en RCP y de reconocimiento de los paros cardiacos", añadió en un comunicado de prensa de la revista.

Enseñar RCP a los padres antes de dar de alta al recién nacido del hospital, o durante las visitas al pediatra, serían buenas oportunidades para ese tipo de entrenamiento, sugirió Naim.

Más información

La Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard ofrece más información sobre la RCP durante un paro cardiaco.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: Journal of the American Heart Association, news release, July 10, 2019

--

Last Updated: