Las creencias religiosas de los padres podrían afectar el riesgo de suicidio de sus hijos, según un estudio

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

MIÉRCOLES, 8 de agosto de 2018 (HealthDay News) -- Los adolescentes, en particular las chicas, cuyos padres son religiosos podrían ser menos propensos a fallecer por suicidio, independientemente de sus propios sentimientos religiosos, sugiere una investigación reciente.

El riesgo más bajo de suicidio entre los que fueron criados en un hogar religioso es independiente de otros factores de riesgo comunes, incluyendo si los padres sufrían de depresión, mostraban conductas suicidas o estaban divorciados, señalaron los investigadores de la Universidad de Columbia.

Pero el estudio no probó que una crianza religiosa prevenga el suicidio, solo que hay una asociación entre ambas cosas.

"Sabemos que las creencias y las prácticas espirituales tienden a ayudar a las personas a tener una mayor sensación de conexión, de esperanza y de significado en sus vidas", afirmó Melinda Moore, presidenta de la división clínica de la Asociación Americana de Suicidología (American Association of Suicidology), y también profesora asistente de psicología en la Universidad de Kentucky Oriental en Richmond, Kentucky.

Además, las comunidades espirituales pueden ayudar a las personas en crisis al darles esperanzas y significado, afirmó. Y aunque los miembros del clero no son profesionales de salud mental entrenados, pueden remitir a las personas a una atención adecuada.

Moore, que no participó en el estudio, dijo que algunas religiones estigmatizan el suicidio, pero ayudar a las personas en riesgo debe formar parte de la atención que esas comunidades ofrecen. Cualquier comunidad que sea compasiva y empática será protectora, afirmó.

No se trata de que las personas religiosas no tengan pensamientos suicidas ni acaben con sus propias vidas; después de todo, incluso los ministros mueren por suicidio, dijo. En vez de eso, un grupo espiritual podría ofrecer una valiosa sensación de pertenencia y respaldo a los que sufren de pensamientos de autolesionarse.

"Sabemos lo que pone a las personas en riesgo de suicidio. Se trata de un sentimiento de no estar conectados a una comunidad, y sentirse como que uno es una carga y que su vida no es importante", indicó Moore, y anotó que las comunidades religiosas contrarrestan esto. "Proveen conexión, haciéndolas sentir como que pertenecen, que no son una carga y que sus vidas son importantes, y eso resulta muy protector".

Pero, añadió, "quizá necesiten más que oraciones y compañerismo. Tal vez necesiten atención de salud mental".

Alrededor de un 12 por ciento de los adolescentes estadounidenses afirman que han tenido pensamientos suicidas. Y el suicidio es la causa principal de muerte entre las chicas de 15 a 19 años de edad.

En el estudio, Priya Wickramaratne y sus colaboradores examinaron datos de un estudio de tres generaciones en el Instituto Psiquiátrico del Estado de Nueva York y la Universidad de Columbia. Los datos, que abarcaban 30 años, incluyeron a 214 niños y adolescentes de 112 familias.

La mayoría pertenecían a denominaciones cristianas y algunas familias vivían en áreas con unas opciones limitadas en cuanto a las iglesias. Todos eran blancos.

Entre los adolescentes que pensaban que la religión era importante, los investigadores encontraron un riesgo más bajo de suicidio entre las chicas, pero no entre los chicos. Los investigadores observaron la misma asociación con la asistencia a la iglesia.

Pero cuando se sopesaron en conjunto las opiniones de padres e hijos, los investigadores encontraron un riesgo más bajo de suicidio entre los jóvenes cuyos padres consideraban que la religión era importante.

Wickramaratne, profesora asociada de bioestadísticas y psiquiatría en la Universidad de Columbia, dijo que "nuestros hallazgos sugieren que podría haber formas alternativas y adicionales de ayudar a los niños y a los adolescentes que tienen el mayor riesgo de conductas suicidas".

Añadió que esas estrategias incluyen preguntar a los padres sobre su historial espiritual cuando lleven a su hijo a una evaluación psiquiátrica, y evaluar las creencias y prácticas religiosas del niño o adolescente mismo, sobre todo en las chicas.

El informe aparece en la edición en línea del 8 de agosto de la revista JAMA Psychiatry.

Más información

El Instituto Nacional de la Salud Mental de EE. UU. tiene más información sobre el suicidio.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Priya Wickramaratne, Ph.D., associate professor, clinical biostatistics in psychiatry, Columbia University, New York City; Melinda Moore, Ph.D., assistant professor, psychology, Eastern Kentucky University, Richmond, Ky., and clinical division chairwoman, American Association of Suicidology; Aug. 8, 2018, JAMA Psychiatry, online

Last Updated: