Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Demasiado Facebook e Instagram podría ser duro para las chicas

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

MARTES, 20 de marzo de 2018 (HealthDay News) -- ¿Podría haber llegado el momento de que las chicas jóvenes reduzcan el uso que hacen de los medios sociales?

Quizá sí, sugiere un estudio reciente que afirma que las chicas preadolescentes y jóvenes adolescentes que pasan demasiado tiempo en Facebook, Instagram y otros medios sociales podrían terminar sintiéndose peor con respecto a sí mismas.

Las chicas son mucho más activas en los medios sociales a una edad temprana en la adolescencia, y el tiempo que pasan allí parece afectar negativamente a su felicidad y reducir su sensación de bienestar, afirmaron los investigadores.

"Descubrimos que las chicas que interactuaban más en los medios sociales a los 10 años de edad tenían unas dificultades sociales y emocionales peores a los 15 años de edad", dijo Cara Booker, investigadora en la Universidad de Essex, en Reino Unido. "No hubo unos hallazgos parecidos en los chicos".

En este estudio, Booker y sus colaboradores estudiaron a casi 9,900 chicas y chicos británicos que participaron en un estudio a largo plazo de las familias británicas. Se evaluó el uso que hicieron de los medios sociales a través de cuestionarios, y se usaron dos escalas separadas para valorar su felicidad y sus problemas emocionales o conductuales.

A los 13 años de edad, aproximadamente la mitad de las chicas interactuaban en los medios sociales durante más de una hora al día, en contraste con apenas un tercio de los chicos, encontraron los investigadores.

Las chicas siguieron siendo las principales usuarias de los medios sociales a medida que se hicieron mayores. A los 15 años de edad, el 59 por ciento de las chicas y el 46 por ciento de los chicos interactuaron en los medios sociales durante al menos una hora al día.

Este uso elevado de los medios sociales pareció cobrarse un precio en su salud emocional, encontraron los investigadores.

Las puntuaciones en la felicidad de las chicas se redujeron de forma asociada a su uso de los medios sociales entre los 10 y los 15 años de edad, mostró el estudio. Al mismo tiempo, las puntuaciones de las chicas relacionadas con los problemas emocionales aumentaron. Pero el estudio no probó que el uso elevado de los medios sociales provocara los problemas emocionales.

"Aunque los chicos sufrieron menos dificultades sociales y emocionales a medida que cumplieron años, las chicas experimentaron más dificultades", dijo Booker. "Tanto los chicos como las chicas experimentaron reducciones en su nivel de felicidad entre los 10 y los 15 años de edad, y las reducciones fueron más pronunciadas en las chicas que en los chicos".

Las chicas jóvenes que empiezan a usar los medios sociales quizá no estén completamente preparadas para afrontar el contenido que encuentran allí, y también podrían interactuar en los medios sociales de forma distinta a los chicos, señaló Booker.

"A medida que las chicas crecen, les preocupa más que a los chicos el hecho de crear y mantener una presencia en línea y los perfiles de los medios sociales, y por tanto cuando no reciben tantos "me gusta" o comentarios por ciertas publicaciones quizá se angustien más y experimenten más dificultades", dijo Booker.

"Además, las chicas quizá se comparen más con lo que ven en los medios sociales que los chicos", continuó. "Ver y comentar las imágenes filtradas y las publicaciones positivas de otros podría llevar a sentimientos de inadecuación".

Pero también es posible que los medios sociales sean solo un indicador de todas las distintas situaciones estresantes y problemas a los que se enfrentan los adolescentes, y esos factores de su vida cotidiana son los que les hacen sentirse infelices, dijo Pamela Rutledge, directora del Centro de Investigación de Psicología de los Medios en Newport Beach, California.

"Preferiría ver que esto fomentara más estudios sobre la dinámica de la vida de los adolescentes de hoy en día en lugar de sugerir que todo depende del uso de los medios sociales, lo que denigra a los medios sociales y a los riesgos, y resta importancia a otros estresores y factores que podrían abordarse", dijo Rutledge. "Tal y como dijo la hija de un amigo mío: 'Claro que estamos deprimidas. Somos adolescentes'".

También es posible que la conexión podría fluir en la otra dirección, y que las chicas con una sensación baja de bienestar podrían acudir más a los medios sociales, añadió Rutledge.

Sin embargo, los padres deberían pensar en evaluar el uso que hacen sus hijos de los medios sociales, dijo Booker.

"Deberían intentar limitar la cantidad de tiempo que pasan sus hijos interactuando en los medios sociales", dijo Booker. "La moderación es la clave aquí".

Los padres también deberían dedicar un tiempo para hablar con sus hijos sobre cómo se puede usar mal y cambiar el contenido de los medios sociales, y servir de modelos de una interacción en los medios sociales buena para sus hijos al mostrarles cómo hacer publicaciones y reaccionar de forma positiva, dijo Booker.

Los hallazgos fueron publicados en la edición del 19 de marzo de la revista BMC Public Health.

Más información

El Instituto de la Mente Infantil tiene más información sobre los medios sociales y los adolescentes.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Cara Booker, Ph.D., research fellow, University of Essex, United Kingdom; Pamela Rutledge, Ph.D., director, Media Psychology Research Center, Newport Beach, Calif.; March 19, 2019, BMC Public Health

Last Updated: