La moda de los selfis hace que los estadounidenses jóvenes consideren la cirugía plástica más favorablemente, según un estudio

In English

Por
Reportero de HealthDay

JUEVES, 27 de junio de 2019 (HealthDay News) -- Quizá sea más probable que quiera hacerse un estiramiento facial, una nueva nariz, un implante de pelo o un aumento de senos si es fanático de publicar selfis en los medios sociales, informa un nuevo estudio.

Los adultos que usan los medios sociales con regularidad son más propensos a pensar en hacerse cirugía plástica para mejorar su aspecto en internet, sobre todo si prefieren los sitios y aplicaciones muy orientados a las fotografías, encontraron los investigadores.

Además, la cantidad de uso de los medios sociales de una persona parece relacionarse directamente con su interés en la cirugía plástica.

La cirugía plástica se convierte en una opción cada vez más atractiva a medida que los adultos se implican más en los medios sociales u obtienen una mayor autoestima de su apariencia personal, según la autora del estudio, la Dra. Lisa Ishii, de la división de cirugía facial plástica y reconstructiva en la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore, y sus colaboradores.

Un cirujano cosmético, el Dr. Daria Hamrah, dijo que los hallazgos se hacen eco de lo que ha visto en su consultorio en los últimos años.

"Veo que cada vez más pacientes vienen a mi consultorio y me enseñan sus selfis digitalmente alterados y me piden que los iguale mediante cirugía", comentó Hamrah. Su clínica, NOVA SurgiCare, tiene su sede en McLean, Virginia. "A veces sus expectativas son realistas, pero la mayoría de las veces no lo son, lo que conduce a conversaciones muy difíciles y decepciones".

Cada día, se publica la increíble cantidad de 650 mil millones de selfis en varios tipos de medios sociales, dijo el Dr. Michael Reilly, profesor asociado de cirugía facial plástica y reconstructiva en el Hospital Universitario MedStar de Georgetown, en Washington, D.C.

Los selfis se han convertido en algo parecido a una "epidemia", advirtió Reilly, coautor de un editorial publicado con el estudio en la edición en línea del 27 de junio de la revista JAMA Facial Plastic Surgery.

Para ver si esa epidemia tenía alguna influencia en el deseo de una persona de alterar su aspecto, los investigadores de Johns Hopkins encuestaron a 252 adultos, de 18 a 55 años de edad, sobre su uso de los medios sociales, su autoestima y su interés en la cirugía plástica.

Encontraron que las personas que usaban medios sociales con muchas imágenes, como YouTube, Tinder y Snapchat, eran más propensas a pensar en la cirugía plástica como una opción positiva.

Las personas también eran más propensas a considerar a la cirugía plástica de forma positiva si usaban filtros regularmente para publicar selfis, si habían borrado selfis porque no estaban editados o mejorados según sus gustos, o si su autoestima se basaba más en su aspecto, reportaron los investigadores.

"Personalmente pienso que es muy alarmante", enfatizó Reilly. "No es una conducta sana".

Cree que los medios sociales pueden dañar la autoestima si las personas se comparan constantemente a sí mismas con los demás.

"Uno puede ir a Facebook y rápidamente compararse con 50 personas en cinco minutos, y todas publican lo mejor de sí mismas", comentó Reilly. "Eso puede conducir a mucha inseguridad y problemas de autoestima".

Hamrah se mostró de acuerdo.

"No se trata tanto de que el uso en sí de los medios sociales motive a las personas a buscar cirugía cosmética, sino más bien que su autoestima baja se exacerba con la comparación social ascendente, es decir, una comparación con aquellos que se percibe que tienen unas características superiores", planteó Hamrah.

Reilly anotó que algo interesante es que las personas que publican esas imágenes halagadoras de sí mismas en general no mejoran su autoestima al hacerlo.

"Los estudios han mostrado que cuando uno publica una foto de uno mismo, su autoestima se reduce, independientemente de si pudo o no alterar esa foto digital", dijo.

Eso no quiere decir que todo uso de los medios sociales sea malo. Las personas que usan los medios sociales para fomentar una sensación de pertenencia (compartir ideas con personas con quienes tienen cosas en común) o para documentar los eventos vitales (un evento deportivo exitoso o un logro personal) tienden a obtener una mejor autoestima, aseguró Reilly.

Al final, los usuarios regulares de los medios sociales deben realmente reflexionar de vez en cuando sobre cómo los sitios y aplicaciones hacen que se sientan, sugirió.

"Si encuentra que ver ciertos tipos de medios hace que se sienta peor consigo mismo, es una indicación de que debe eliminar la información que esos medios le proveen de su repertorio", añadió Reilly.

Más información

El Instituto de la Mente Infantil ofrece más información sobre los medios sociales y la autoestima.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Daria Hamrah, D.M.D., cosmetic surgeon, NOVA SurgiCare, McLean, Va.; Michael Reilly, M.D., associate professor of facial plastic and reconstructive surgery, MedStar Georgetown University Hospital, Washington, D.C.; June 27, 2019, JAMA Facial Plastic Surgery, online

Last Updated: