Florida se enfrenta a las consecuencias de Irma

A medida que los residentes regresan a sus casas, las bacterias, el moho y las toxinas son una amenaza, afirman los expertos en la salud

Damage from Hurricane Irma in Marco Island, Fla. Photo: Florida National Guard

In English

Por Dennis Thompson
Reportero de HealthDay

MARTES, 12 de septiembre de 2017 (HealthDay News) -- Primero fue Texas y ahora Florida.

Por segunda vez en menos de un mes, los residentes del segundo y el tercer estado más poblados, respectivamente, se enfrentan a la tarea enorme de recuperarse de los huracanes devastadores que se cobraron un gran precio para la salud y la economía.

Florida está apenas empezando el proceso de evaluación y recuperación de los daños producidos por el huracán Irma. Y muchas partes de Houston y el sureste de Texas todavía se están secando de las históricas lluvias del huracán Harvey. Juntas, las dos tormentas provocaron un estimado de entre 150 mil millones y 200 mil millones de dólares en daños en Florida y Texas, reportó ABC News.

Desde Key West hasta Jacksonville, los residentes de florida se encuentran con las calles inundadas. Se estima que 9 millones de residentes se quedaron sin electricidad en algún momento de la tormenta, y uno de los mayores servicios del estado (Florida Power & Light) afirmó que el servicio tardaría semanas en recuperarse, según los reportes publicados.

Los residentes y los voluntarios deben permanecer en guardia contra los peligros para la salud que siguen existiendo durante las tareas de limpieza, advierten las autoridades de salud pública.

La contaminación por las inundaciones serán el primer problema al que se enfrentarán las personas cuando regresen a sus hogares y negocios, dijo el Dr. Frank Esper, experto en enfermedades infecciosas en la Clínica Cleveland. El agua que haya entrado en las casas podría contener bacterias de las aguas residuales.

Esper advirtió que "incluso después de que el agua de las inundaciones se haya retirado, las bacterias seguirán siendo un peligro para la salud. Tiene que asegurarse de que limpia todo lo que podría haberse contaminado con el agua de las inundaciones".

Se deberían usar productos basados en el alcohol, legía o agua y jabón para desinfectar todas las superficies y cualquier cosa que los miembros de su familia manejen con regularidad, dijo Esper. Esto incluye los utensilios de cocina y los juguetes de los niños.

Las casas que fueron inundadas también están en riesgo de moho. En particular, las personas con alergias, asma y el sistema inmunitario afectado pueden enfermar si aparece el moho en su casa después de una inundación, señaló Esper.

Oscar Alleyne, asesor principal de programas de salud pública de la Asociación Nacional de Autoridades de Salud de las Ciudades y los Condados (National Association of City and County Health Officials), dijo que las personas que limpien las casas inundadas deberían llevar mascarillas de protección respiratoria a fin de protegerse del moho.

Para enfrentarse al moho, las personas deben limpiar y secar sus hogares en un plazo de dos días después de la tormenta, si es posible, recomienda el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas, en Houston.

Airee la casa abriendo las puertas y las ventanas, y colocando ventiladores o deshumidificadores en distintas habitaciones, aconsejó el Centro de Ciencias de Salud. La alfombra y los acolchados que se hayan mojado deben ser retirados inmediatamente, y el cartón piedra y el aislamiento se deben cortar al menos tres pies (unos 90 cm) por encima del lugar donde llegó el agua.

Las personas también pueden acelerar el proceso de secado al retirar los tablones individuales del suelo de madera cada 3 o cuatro pies (cada 90 o 120 cm). Esto acelera el secado del suelo y de los fundamentos; después de unas pocas semanas, los tablones que ya estén secos se pueden volver a poner en su sitio.

Se debería usar legía mezclada con agua para limpiar cualquier moho que ya se haya formado, pero asegúrese de usar guantes de goma y de abrir las puertas y las ventanas primero. La misma solución puede aplicarse a las tablas rotas para evitar el moho.

Una casa que haya sido inundada previamente ya conlleva un peligro de sufrir lesiones, dijo Alleyne.

"Aunque pueda parecer que una casa está bien, solo por entrar en ella usted quizá se esté exponiendo a que las paredes se desmoronen o que la casa se derrumbe", dijo Alleyne. "Las personas a veces solo quieren ir a casa, pero debe ser consciente de cuáles son los peligros potenciales".

El Dr. Georges Benjamin, director ejecutivo de la Asociación Americana de Salud Pública (American Public Health Association), sugiere que lleven puestos un casco, gafas protectoras, guantes fuertes de trabajo y botas a prueba de agua con un refuerzo de acero en los dedos. Vigile por donde pone el pie para evitar pisar algún clavo suelto, y tenga cuidado cuando maneje equipos como las motosierras, dijo.

Las personas que regresen a una zona inundada con frecuencia traen consigo equipos que funcionan con gas, como hornos para acampadas o generadores que son un peligro de exposición al monóxido de carbono o de incendio, indicó Benjamin. Asegúrese de que cualquier equipo esté situado en una zona bien ventilada.

Si no hay electricidad, tenga cuidado con la comida que haya dejado en la nevera o el congelador, comentó Benjamin. Es fácil que la comida se estropee rápidamente con el calor del verano, y comerla puede hacer que usted enferme.

El Centro de Ciencias de la Salud de la UT afirma que se debería tirar la comida si:

  • Está en una lata que esté abierta, estropeada o hinchada.
  • Huele mal, tiene un mal aspecto o da una impresión extraña.
  • Requiere de refrigeración, pero ha estado a una temperatura mayor de 4.4 ºC (40 ºF) durante 2 o más horas.

Las latas de comida que entraran en contacto con el agua de la inundación pueden mantenerse, pero deben lavarse con una solución de legía y agua.

Esper dijo que las personas también deberían tirar cualquier medicamento que se haya expuesto al agua de la inundación, aunque estén todavía en el frasco de pastillas. "Si se han contaminado, no las trague", dijo.

Más información

Para más información sobre el huracán Irma, visite la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

FUENTES: Frank Esper, M.D., infectious disease expert, Cleveland Clinic, Ohio; Georges Benjamin, M.D., executive director, American Public Health Association; Oscar Alleyne, DrPH, MPH, senior adviser, public health programs, National Association of City and County Health Officials; ABC News

Last Updated: