Los huracanes, como el Dorian, se cobran un alto precio en la salud mental

In English

JUEVES, 5 de septiembre de 2019 (HealthDay News) -- Cuando las tormentas fuertes o los huracanes como el Dorian pasan por las comunidades, con vientos fuertes e inundaciones, su estela puede dejar más que el daño físico.

Una nueva investigación sugiere que afrontar las secuelas, que pueden incluir daños en la vivienda y la propiedad, pone a las personas en un alto riesgo de depresión, ansiedad y otros problemas de salud mental.

"Este estudio muestra que la exposición a los eventos climáticos extremos, e incluso a los moderados, podría resultar en 'víctimas psicológicas', con impactos significativos en la salud mental", señaló la autora del estudio, Hilary Graham, profesora en el Departamento de Ciencias de la Salud de la Universidad de York, en Inglaterra.

"Esto refleja el inmenso impacto que las tormentas y las inundaciones pueden tener en las vidas de las personas, ya que junto con el daño físico en las viviendas y los negocios, hay un daño emocional en el sentido de seguridad que muchas personas encuentran en sus hogares", explicó Graham en un comunicado de prensa de la universidad.

"Los eventos climáticos extremos están en aumento debido al cambio climático, y hay que acercar mucho más a las políticas ambientales y de la salud. Esto significa reconocer que las políticas de protección contra las inundaciones también son políticas de protección de la salud", enfatizó Graham.

El nivel de riesgo para la salud mental es similar al asociado con vivir en un vecindario malo, e incluso las personas cuyos hogares sufren daños relativamente menores tienen un riesgo de problemas de la salud mental, anotaron los investigadores.

En el estudio, analizaron datos de una gran encuesta de salud mental de personas de Inglaterra, realizada en 2014. Un ítem de la encuesta preguntaba a los encuestados si su hogar había sufrido daños por el viento, la lluvia, la nieve o las inundaciones en los seis últimos meses.

Esto cubría de diciembre de 2013 a marzo de 2014, cuando hubo fuertes tormentas invernales e inundaciones importantes en Reino Unido. Se emitieron más de 4.2 millones de alertas de inundación y más de 10,000 propiedades residenciales se inundaron.

Tras tomar en cuenta otros factores que se sabe que son nocivos para la salud mental (como la pobreza, las deudas y la mala salud física) los investigadores concluyeron que las personas cuyos hogares habían sufrido daño por las tormentas y las inundaciones presentaban un aumento de alrededor de un 50 por ciento en el riesgo de problemas de salud mental.

Los hallazgos se publicaron en una edición reciente de la revista International Journal of Environmental Research and Public Health.

"El impacto de las inundaciones es devastador para las personas, y puede durar mucho después de que la inundación ha pasado", señaló Julie Foley, directora de Estrategias y Adaptación Nacional ante el Riesgo de Inundaciones de la Agencia Ambiental de Reino Unido.

"Las personas pueden estar fuera de sus hogares durante meses, e incluso años, y los impactos son incluso más amplios si los negocios, las escuelas y las rutas de transporte se ven afectadas. Esta investigación resalta cómo las consecuencias de las inundaciones pueden tener un impacto significativo en el bienestar de la salud mental", añadió Foley en el comunicado de prensa.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. tienen más información sobre los desastres naturales y las inclemencias climáticas.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: University of York, news release, Sept. 5, 2019

--

Last Updated: