¿La contaminación atmosférica deprime?

In English

LUNES, 21 de enero de 2019 (HealthDay News) -- La contaminación atmosférica quizá no solo dificulte su respiración, sino que podría hacerlo infeliz, sugiere un estudio reciente.

En China, la contaminación atmosférica provoca en promedio un millón de muertes prematuras cada año, y le cuesta 38 mil millones de dólares a la economía, según los informes.

Pero también afecta a la felicidad de las personas, según investigadores dirigidos por Siqi Zheng, profesora asociada en el departamento de estudios y planificación urbanos y en el centro de bienes raíces del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT).

"La contaminación también tiene un costo emocional", señaló Zheng en un comunicado de prensa del MIT. "Las personas son infelices, y eso significa que podrían tomar decisiones irracionales".

Aunque la economía china ha aumentado un 8 por ciento al año, la felicidad en las ciudades de China no ha aumentado como se esperaba, reportó el equipo de Zheng.

Problemas como unos servicios públicos inadecuados, los crecientes precios de la vivienda, y las preocupaciones por la seguridad alimentaria y la contaminación atmosférica han tenido un efecto significativo en la calidad de la vida en las ciudades, encontró el estudio.

Para evitar unos niveles altos de contaminación atmosférica, las personas se mudan a ciudades más limpias o a edificios ecológicos, compran equipamientos de protección (por ejemplo, mascarillas faciales y purificadores de aire) y pasan menos tiempo al aire libre, dijeron los autores del estudio.

Investigaciones anteriores han mostrado que la contaminación atmosférica daña la salud, la capacidad mental, la productividad laboral y el logro educativo.

Pero la contaminación atmosférica tiene un efecto mucho más amplio en las vidas sociales y en la conducta, según Zheng.

En los días con unos niveles altos de contaminación, las personas son más propensas a implicarse en conductas impulsivas y riesgosas de las cuales podrían arrepentirse después, posiblemente debido a una depresión y una ansiedad a corto plazo, indicó.

En el estudio, el equipo de Zheng usó datos de medios sociales en tiempo real para registrar cómo los cambiantes niveles diarios de contaminación afectaban a la felicidad de las personas en 144 ciudades chinas.

Los investigadores también utilizaron datos sobre los niveles de materia particulada ultrafina (PM 2.5) de las mediciones de calidad del aire publicadas por el Ministerio de Protección Ambiental de China. La materia particulada son contaminantes microscópicos que pueden llegar a la profundidad de los pulmones.

Cuando el equipo de Zheng combinó los datos sobre la contaminación con los datos sobre la felicidad, encontraron que las personas en las ciudades más limpias y en las ciudades más sucias eran las que se veían más fuertemente afectadas por los niveles de contaminación.

Esto podría deberse a que las personas que están particularmente preocupadas por su salud y la calidad del aire tienden a mudarse a las ciudades limpias, mientras que las personas en la ciudades sucias son más conscientes del daño que la exposición a la contaminación plantea para su salud, explicó Zheng. Pero el estudio no probó que la contaminación atmosférica en realidad cause infelicidad.

Zheng espera seguir investigando cómo los políticos de China responderán a la creciente demanda de un aire más limpio del público.

El informe aparece en la edición del 21 de enero de la revista Nature Human Behaviour.

Más información

Los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. ofrecen más información sobre la contaminación atmosférica.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: Massachusetts Institute of Technology, news release, Jan. 21, 2019

--

Last Updated: