Una "habitación para fumar" en casa no protegerá a los niños asmáticos

Investigadores advierten que es mejor salir a fumar o simplemente dejar de hacerlo

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

JUEVES 16 de marzo (HealthDay News/HispaniCare) -- Un reciente estudio halla que simplemente irse a otra habitación para fumar en casa no logrará proteger a los niños asmáticos.

Investigadores informan que, de hecho, los niños asmáticos que viven con fumadores tienen 10 veces menos posibilidades de resultar protegidos por una prohibición del tabaquismo en casa y en el automóvil que aquéllos que viven en hogares de no fumadores.

Los hallazgos sugieren que algunos padres no aprecian totalmente la amenaza que constituye el humo de segunda mano para los niños, particularmente para los que tienen asma, según anotó la Dra. Jill Halterman del Centro médico de la Universidad de Rochester. Aseguró que fumar en otra habitación o abrir la ventana del automóvil no protege a los niños del humo de segunda mano.

"Naturalmente, lo ideal sería que los padres o tutores dejaran de fumar", aseguró Halterman en una declaración preparada. "Desafortunadamente, eso no siempre es posible inmediatamente. Otra opción es que los padres instituyan una regla de 'no fumar' en casa o en el automóvil sin excepciones. Es mejor si los fumadores siempre salen a fumar y esta estrategia también puede ayudar a que los padres con el tiempo dejen el vicio".

Para este estudio, los investigadores encuestaron a 231 padres de niños con asma persistente y severa de Rochester, Nueva York. Cerca de la mitad de los niños vivía en el hogar con un fumador. Entre todas las familias del estudio, el 64 por ciento tenía reglas estrictas contra el tabaquismo tanto en el automóvil como en casa. Entre las familias que tenían fumadores, apenas el 40 por ciento tenía dichas reglas. Los niños que tienen síntomas graves de asma no tenían menos posibilidades de vivir en una familia que tuviera una política estricta contra el tabaquismo que los niños que tenían síntomas de asma menos graves.

La mayoría de los padres del estudio aseguraron que sus proveedores de atención de la salud les preguntaron acerca de la exposición al humo en casa, pero apenas el 40 por ciento aseguró que se le había preguntado sobre la exposición al humo en el automóvil, en donde las concentraciones de humo son más altas que en casa. Pocos de los padres dijeron que los proveedores de atención médica les habían ofrecidos recursos para ayudarles a dejar de fumar.

Los hallazgos aparecen en la edición de marzo y abril de la publicación Ambulatory Pediatrics.

Más información

La American Lung Association tiene más información sobre el asma infantil.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTE: University of Rochester Medical Center, news release, March 16, 2006

--

Last Updated: