El humo de segunda mano perjudica a los bebés de bajo peso

Estudio halla que sufren más en sus primeros años de respiración sibilante e infecciones

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

MIÉRCOLES 16 de mayo (HealthDay News/HispaniCare) -- Un estudio holandés asegura que los bebés nacidos a término con bajo peso (5.5 libras ó 2.5 kg) están en riesgo significativamente mayor de desarrollar síntomas respiratorios como tos, respiración sibilante e infecciones pulmonares hasta los cinco años. El riesgo es aún mayor cuando esos niños están expuestos al humo de segunda mano.

La relación entre el peso al nacer y los síntomas respiratorios se redujo después de los cinco años y no fue significativa para los siete años.

Los investigadores analizaron datos sobre más de 3,600 bebés nacidos a término con bajo peso. Hallaron que durante los primeros siete años de vida, casi el 39 por ciento de ellos había tenido al menos un episodio de sibilancia, cerca del 52 por ciento tosía por la noche y más del 37 por ciento tenía una infección en el sistema respiratorio inferior.

"En general, el 70 por ciento de la cohorte había informado sobre al menos un síntoma respiratorio en algún momento de los primeros siete años de vida", aseguró en una declaración preparada el Dr. Johan C de Jongste, profesor del departamento de medicina pediátrica respiratoria del Hospital Infantil Erasmus MC/Sophia.

"El tamaño y la madurez son factores importantes del desarrollo del pulmón. Para los niños cuyo desarrollo prenatal está disminuido, y por consiguiente tiene bajo peso al nacer, se relaciona un desarrollo pulmonar perturbado con un calibre relativamente bajo de las vías aéreas. Esto puede causar una reducción en la función pulmonar y más síntomas respiratorios posteriormente en la vida", aseguró de Jongste.

Él y sus colegas también hallaron que un niño nacido a término con bajo peso tenía un riesgo adicional de 6 por ciento de tener síntomas respiratorios si estaba expuesto al humo de segunda mano después del nacimiento.

El estudio aparece en la segunda edición de mayo del American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine.

Más información

La American Association for Respiratory Care tiene más información sobre los niños y la salud pulmonar.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTE: American Thoracic Society, news release, May 15, 2007

--

Last Updated: