Los padres no están siguiendo algunas medidas efectivas para tratar el asma de sus hijos

Muchos de los que tratan de eliminar los alérgenos no hacen lo correcto

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

MARTES 17 de agosto (HealthDayNews/HispaniCare) -- Un estudio reciente señala que muchos padres de niños asmáticos puede que tengan las mejores intenciones, pero eligen las peores soluciones al tratar de proteger a sus hijos de los alérgenos.

Por ejemplo, en lugar de dejar de fumar o cerrar las ventanas para impedir la entrada del polen, los padres están adquiriendo costosos filtros de aire y aspiradoras, anota el informe que aparece en la edición de agosto del Journal of Allergy and Clinical Immunology.

"Los padres son muy entusiastas cuando tienen que hacer algo, pero muchas veces usan técnicas que no tienen sentido con respecto a lo que realmente provoca el asma en sus hijos", afirmó el Dr. Michael Cabana, pediatra de la Universidad de Michigan y autor del estudio.

Cabana y sus colegas entrevistaron a 896 padres de niños asmáticos y encontraron que apenas la mitad de las 1,788 medidas que tomaron son consideradas efectivas para prevenir los ataques en general.

Cerca del 10 por ciento de los niños tiene asma, que parece ser causada por sistemas inmunológicos que tienen reacciones exageradas contra los invasores.

La buena noticia del estudio es que cerca del 80 por ciento de los padres conocía al menos una de las sustancias que detonaba el ataque de asma en su hijo y que cuatro quintos de ellos tomó las medidas necesarias para ayudar a su hijo, sostuvo Cabana.

Pero los investigadores de Michigan también encontraron que un cuarto de los padres encuestados informó que al menos algún miembro de la familia fumaba pero que no se había hecho nada para reducir la exposición del niño al humo del tabaco. En muchos casos, los padres usaron aparatos como filtros de aire, que no son tan efectivos como otras medidas que hubieran podido tomar, comentó Cabana.

"Se puede encontrar padres que conocen la descripción de los agentes responsables del ataque como alérgenos que vienen de fuera de la casa, y luego reemplazan los colchones por otros especiales, cobertores para éstos, fundas de almohadas especiales, etc.", dijo. "Eso no ayuda con los alérgenos que vienen de fuera, aunque sí con los ácaros del polvo".

En muy pocos casos, los padres tomaron medidas que en realidad podrían ser perjudiciales, como utilizar un humidificador cerca de un niño alérgico a los ácaros del polvo. Según los autores, un deshumidificador es una mejor opción.

La Dra. Katharine Woessner, alergóloga de la Clínica Scripps de San Diego, estuvo de acuerdo con que los humidificadores pueden dar problemas. Los padres "piensan que puede resultar efectivo añadir más humedad al aire. Pero entre más humedad exista en el ambiente, más ácaros del polvo habrá y más posibilidades de contaminación por esporas de moho", dijo.

Por otro lado, los padres se mostraron reacios a dejar a sus mascotas. A pesar de que algunas personas pueden insistir, en que no existen perros ni gatos hipoalergénicos, apuntó. Estos padres tampoco se dan cuenta de que las plantas caseras ahogadas en agua y las alfombras son caldos de cultivo para los alérgenos.

"Para los niños, lo que sea que esté sucediendo en el ambiente tiene un gran impacto en su asma", señaló, especialmente porque parece que los niños pasan más tiempo en casa viendo televisión y jugando con sus consolas de video.

El Dr. Robert Zeiger, jefe de investigación sobre las alergias del plan de salud Kaiser Permanente de San Diego, advirtió que los médicos necesitan educar mejor a los padres sobre cómo proteger a sus hijos de los detonantes del asma.

Por ejemplo, es importante que los padres se den cuenta de que las infecciones virales, y no detonantes ambientales como el polen, contribuyen más a los problemas de asma para los niños menores de 5 años, dijo.

"Entre los 5 y los 20 años, probablemente el 90 por ciento de los niños que tiene asma de manera persistente, se lo debe en gran medida a los alérgenos", agregó.

Entonces, ¿qué debe hacer si su hijo tiene asma?

Para Cabana, la respuesta es muy sencilla: Haga una pequeña investigación.

"Antes de hacer cambios importantes en su casa, antes de arrancar la alfombra o hacer una inversión importante en un nuevo sistema de aire, es importante consultar a su médico", dijo.

Más Información

La American Academy of Allergy, Asthma & Immunology ofrece recursos para niños asmáticos.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Michael Cabana, M.D., M.P.H., pediatrician, University of Michigan, Ann Arbor; Katharine Woessner, M.D., allergist, Scripps Clinic, San Diego; Robert Zeiger, M.D., Ph.D., director, allergy research, Kaiser Permanente San Diego, and clinical professor, pediatrics, University of California at San Diego; August 2004 Journal of Allergy and Clinical Immunology

Last Updated: