Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Muchos casos de 'alergia a la penicilina' podrían ser incorrectos

In English

MIÉRCOLES, 8 de julio de 2020 (HealthDay News) -- Con frecuencia, la alergia a la penicilina no se ha confirmado en los pacientes hospitalizados, lo que significa que muchos quizá reciban de forma innecesaria otros antibióticos que podrían ser menos efectivos, e incluso nocivos, encuentra un estudio reciente.

Los investigadores analizaron los expedientes de casi 11,000 pacientes de 106 hospitales de EE. UU., y encontraron que un 16 por ciento de los que tenían una alergia a la penicilina que habían reportado ellos mismos tenían el doble de probabilidades de que les recetaran antibióticos alternativos.

Pero es probable que las sustituciones fueran innecesarias, según un estudio que se publicó en una edición reciente de la revista JAMA Internal Medicine, dado que más de nueve de cada 10 alergias a la penicilina reportadas no se han confirmado.

"Con demasiada frecuencia, los profesionales clínicos toman decisiones inferiores sobre los antibióticos basándose en antecedentes no verificados de alergia a la penicilina, que podrían originarse en la niñez de un paciente y que ya no son válidos", señaló la autora principal, la Dra. Kimberly Blumenthal, de la división de reumatología, alergias e inmunología del Hospital General de Massachusetts, en Boston.

"Como resultado, con frecuencia a los pacientes se les recetan antibióticos que no son penicilina ni cefalosporinas (que son algunas de nuestras principales armas contra las infecciones), que podrían aumentar el riesgo de efectos secundarios adversos y resistencia a los antibióticos", explicó.

Este patrón se podría cambiar si los médicos hicieran "algunas pruebas más" o dedicaran tiempo a preguntar a los pacientes sobre una alergia a la penicilina reportada, en lugar de tomarse la etiqueta de la alergia a la penicilina al pie de la letra, planteó.

Más o menos la mitad de los pacientes hospitalizados reciben antibióticos para tratar o prevenir infecciones bacterianas, y más de un 10 por ciento tienen una alergia a la penicilina documentada en sus expedientes médicos.

Los hospitales deben detectar mejor los riesgos, dijo Blumenthal. Pero anotó que aunque hay una prueba diagnóstica para detectar la alergia a la penicilina, menos de la mitad de los hospitales tienen acceso a ella.

"Está claro que los hospitales deben tratar a los pacientes con el antibiótico más dirigido y efectivo para su infección, en lugar de ser influidos por una reacción a la penicilina de hace años que tal vez no haya sido nada más que una picazón o un dolor de cabeza", añadió en un comunicado de prensa del hospital. "Esto requerirá que los hospitales se vuelvan mucho más atentos y proactivos en la evaluación de las alergias a la penicilina como parte de sus programas de administración de antibióticos a los pacientes internos".

Más información

Aprenda más sobre la alergia a la penicilina en la Academia Americana de Alergias, Asma e Inmunología (American Academy of Allergy, Asthma and Immunology).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTE: Massachusetts General Hospital, news release, June 30, 2020

--

Last Updated: