La bomba cardiaca de la pareja puede suponer un problema para el cuidador

In English

MIÉRCOLES, 7 de marzo de 2018 (HealthDay News) -- Una bomba cardiaca para alguien con insuficiencia cardiaca podría conllevar un intercambio: beneficios para el paciente, pero más estrés para el cuidador.

Los investigadores observaron a 50 pacientes con insuficiencia cardiaca y a sus cuidadores después de que los pacientes recibieran una bomba cardiaca, que se conoce como dispositivo de asistencia ventricular izquierda (DAVI).

En el primer mes después de recibir el dispositivo, los pacientes experimentaron mejoras significativas en la calidad de vida. Pero sus cuidadores reportaron unos niveles más altos de estrés, señalaron Julie Bidwell, de la Facultad de Enfermería de la Universidad de Emory, en Atlanta, y sus colaboradores.

Pero aunque los niveles de estrés de los cuidadores aumentaron de inmediato después de que los pacientes recibieran sus implantes, volvieron a los niveles previos al implante en un plazo de seis meses.

Además, los investigadores encontraron que la calidad de la relación entre el paciente y el cuidador afectaba a la satisfacción de ambos tras el implante.

Inicialmente, los cuidadores se quejaban de una falta de tiempo para sí mismos, de una reducción en sus vidas sociales y de una presión física, apuntó el equipo de Bidwell.

Cuando alguien tiene insuficiencia cardiaca, su corazón no bombea de forma tan efectiva como debería. Las actividades cotidianas (como caminar, subir las escaleras o llevar la compra) pueden volverse muy difíciles, según la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).

El estudio aparece en la edición en línea del 7 de marzo de la revista Journal of the American Heart Association.

"Como cardiólogos que usamos bombas cardiacas para ayudar a este grupo de pacientes extremadamente enfermos con insuficiencia cardiaca, a veces descuidamos el impacto de nuestras terapias en los cuidadores y las familias", comentó en un comunicado de prensa de la revista su editor en jefe, el Dr. Barry London.

"Esto muestra con claridad cómo esas terapias avanzadas afectan a los cuidadores, y que la relación de los pacientes con sus cuidadores puede alterar los resultados", añadió.

London es director de medicina cardiovascular en el Colegio de Medicina de la Universidad de Iowa.

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU. tiene más información sobre las bombas cardiacas.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTE: Journal of the American Heart Association, news release, March 7, 2018

--

Last Updated: