Las caídas son cada vez más letales para los estadounidenses mayores

In English

Por
Reportero de HealthDay

MARTES, 4 de junio de 2019 (HealthDay News) -- Las muertes por caídas están aumentando marcadamente entre los estadounidenses mayores, encuentra un estudio reciente.

Casi 25,000 personas de a partir de 75 años murieron como resultado de caídas en 2016, casi el triple que en 2000. Y los expertos advierten que es probable que ese número aumente a medida que la población cambia.

"A medida que la población de Estados Unidos siga envejeciendo, podemos prever más muertes por las caídas", señaló Robin Lee, epidemióloga en el Centro de Lesiones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. "También podemos prever más hospitalizaciones y admisiones a hogares de ancianos como resultado de las caídas".

Se estima que en 2015 se gastaron 50 mil millones de dólares en la atención médica relacionada con las caídas, apuntó Lee.

Tanto en los hombres como en las mujeres, la tasa de mortalidad debida a las caídas por cada 100,000 personas se duplicó, aproximadamente, entre 2000 y 2016, según el estudio.

Entre los hombres, la tasa aumentó de unas 61 por cada 100,000 a 116. Entre las mujeres, la tasad de mortalidad se disparó de 46 a 106 por cada 100,000.

El equipo de Lee confirmó que el peligro aumentaba a medida que las personas envejecían, lo que no resultó sorprendente.

Por ejemplo, en 2016, la tasa de muertes debidas a las caídas en las personas de 75 a 79 años fue de 42 por cada 100,000. Entre las que tenían a partir de 95 años, la tasa fue de 591 por cada 100,000.

No está claro exactamente por qué esas tasas están aumentando, apuntaron los investigadores. Lo que está claro, enfatizaron, es que las caídas no tienen que ocurrir en primer lugar.

"Los cuidadores deben saber que las caídas son prevenibles, y pueden animar a sus seres queridos a hablar con el médico sobre su riesgo de caídas", planteó Lee.

El informe aparece en la edición del 4 de junio de la revista Journal of the American Medical Association.

Otro estudio en la misma edición evaluó un programa de ejercicio basado en el hogar que busca ayudar a los adultos mayores a prevenir las caídas.

Ese estudio fue dirigido por Teresa Liu-Ambrose, de la Universidad de Columbia Británica en Vancouver, Canadá. Su equipo encontró que el programa, en que un fisioterapeuta visita el hogar y provee ejercicios de reentrenamiento de la fuerza y el equilibrio, redujo las caídas en un 36 por ciento a lo largo de 12 meses.

"Al reducir la tasa de caídas, podríamos estar prolongando la capacidad de esos adultos mayores de vivir de forma independiente y ser funcionales", aseguró Liu-Ambrose.

El Dr. Marco Pahor, director del Instituto del Envejecimiento de la Universidad de Florida, en Gainesville, escribió un editorial que se publicó con los estudios. Aunque atribuyó la tasa creciente de caídas letales al aumento en la edad de la población nacional, enfatizó que la edad es solo uno de los factores que aumentan el riesgo de caídas de las personas mayores.

Otros factores incluyen un estilo de vida sedentario, las enfermedades crónicas, los problemas neurológicos y la incontinencia, así como un mayor uso de medicamentos recetados. Todos pueden provocar problemas con el paso y el equilibrio que pueden resultar en caídas potencialmente catastróficas y letales, apuntó Pahor.

"Las personas pueden fallecer después de una caída por varios motivos, que pueden incluir traumatismos en la cabeza, hemorragias internas y complicaciones de una fractura ósea", indicó. "Las fracturas pueden conducir a la hospitalización, la inmovilidad en la cama y a infecciones respiratorias o de otro tipo, que pueden ser letales".

Se pueden tomar varias medidas para reducir el riesgo, aseguró Pahor. Éstas incluyen el ejercicio de soporte de peso, como caminar, el entrenamiento en equilibrio y los ejercicios de resistencia para fortalecer los músculos. Prevenir y tratar la osteoporosis también es importante.

Dijo que los cuidadores deberían revisar los medicamentos que pueden provocar una presión arterial baja o una pérdida del equilibrio, hacer que se corrijan los problemas de la vista de las personas mayores, asegurarse de que usen un calzado seguro y tomar medidas para hacer que sus viviendas sean más seguras.

Las visitas a domicilio de un fisioterapeuta podría ser el método más práctico para las personas que tengan problemas de movilidad o transporte, añadió Pahor.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre los adultos mayores y las caídas.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Robin Lee, Ph.D., M.P.H., epidemiologist, Injury Center, U.S. Centers for Disease Control and Prevention; Teresa Liu-Ambrose, P.T., Ph.D., director, Aging, Mobility and Cognitive Neuroscience Laboratory, University of British Columbia, Vancouver, Canada; Marco Pahor, M.D., director, Institute on Aging, and professor and founding chair, Department of Aging and Geriatric Research, University of Florida College of Medicine, Gainesville; Journal of the American Medical Association, June 4, 2019

Last Updated: