La mitad de las mujeres mayores sufren de incontinencia, pero muchas no se lo dicen al médico

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

JUEVES, 1 de noviembre de 2018 (HealthDay News) -- Casi la mitad de las mujeres mayores estadounidenses tienen incontinencia urinaria, pero muchas no han hablado sobre el tema con el médico, muestra una nueva encuesta nacional.

Se hicieron preguntas sobre el control de la vejiga a más de 1,000 mujeres de 50 a 80 años de edad. La encuesta encontró que un 43 por ciento de las que tenían de 50 a 69 años sufrían de incontinencia urinaria. Ese porcentaje aumentó a un 51 por ciento entre las que tenían a partir de 65 años.

Pero dos tercios de esas mujeres no habían hablado sobre el problema con un médico, y apenas un 38 por ciento dijeron que realizaban ejercicios para fortalecer los músculos que pueden ayudar a evitar las pérdidas de orina.

"La incontinencia urinaria es una afección común que quizá no se evalúe de forma rutinaria en la atención primaria, pero que puede tener un impacto en la calidad de vida y la salud de una mujer, y que usualmente es tratable", señaló la Dra. Carolyn Swenson, uroginecóloga en la Universidad de Michigan. Swenson ayudó a desarrollar las preguntas de la encuesta y a analizar los hallazgos.

De las mujeres que dijeron que habían experimentado pérdidas de orina, un 41 por ciento comentaron que era un problema importante o algo problemático. Un tercio de las que tenían pérdidas dijeron que les ocurría casi todos los días.

La mayoría encontraron formas de afrontarlo por sí mismas, según la encuesta, desde el uso de compresas y ropa interior especial hasta usar ropa oscura y limitar la ingesta de fluidos.

Pero a casi la mitad les preocupaba que empeorara al envejecer.

"No se trata de una parte inevitable del envejecimiento y no se debe pasar por alto", anotó Swenson en un comunicado de prensa de la universidad.

Los desencadenantes más comunes de la pérdida de orina fueron toser o estornudar (un 79 por ciento), tratar de llegar al baño a tiempo (un 64 por ciento), reírse (un 49 por ciento) y hacer ejercicio (un 37 por ciento).

La encuesta, que se publicó el 1 de noviembre, fue realizada por el Instituto de Políticas e Innovación en la Atención de la Salud de la Universidad de Michigan, y patrocinada por la AARP y Michigan Medicine, el centro médico de la universidad.

"Lo último que las mujeres mayores deben hacer es evitar el ejercicio o no poder disfrutar de otras actividades que hacen que la vida valga la pena", comentó la directora de la encuesta, la Dra. Preeti Malani, una profesora de medicina interna en la Michigan que tiene un entrenamiento especial en medicina geriátrica.

"Esperamos que estos hallazgos ayuden a fomentar conversaciones entre las mujeres y sus proveedores de atención de la salud, de forma que sus actividades no se vean limitadas", añadió Malani.

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) ofrece más información sobre la incontinencia urinaria.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTE: University of Michigan, news release, Nov. 1, 2018

--

Last Updated: