Aumento en el costo de los medicamentos relacionado con nuevos beneficios de Medicare

AARP sugiere que los precios subieron luego de que se firmara la ley federal

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de HealthDay

MIÉRCOLES 30 de junio (HealthDayNews/HispaniCare) -- El nuevo beneficio en los medicamentos de Medicare puede haber suscitado el más reciente aumento en los costos de las medicinas recetadas para los estadounidenses de edad avanzada, según sugiere un nuevo reporte.

Los precios de los fabricantes para los medicamentos de marca aumentaron en un 3.4 por ciento, casi tres veces más que la tasa general de inflación, durante el primer trimestre de 2004.

Según el reporte, publicado el miércoles por AARP, estos aumentos se dieron luego de que el Presidente Bush firmara la ley del nuevo beneficio en medicamentos de Medicare el 8 de diciembre de 2003. La tarjeta de descuento para medicamentos se hizo disponible en junio para los ciudadanos mayores.

"No podemos estar seguros sobre por qué está sucediendo, pero ciertamente parece haber una relación", afirmó David Gross, primer autor del reporte y principal asesor de política del AARP Public Policy Institute de Washington, D.C. "No lo prueba, pero tampoco lo desmiente".

Sin embargo, la Pharmaceutical Research and Manufacturers of America (PhRMA), una agremiación, disputó los hallazgos y denunció lo "político" del nuevo informe.

"Los hechos están claros. Los datos del gobierno, no los datos de PhRMA, muestran que los precios de las medicinas han incrementado a una tasa equivalente a la de los demás servicios de atención de la salud desde que el proyecto de ley de Medicare fuera aprobado al final de 2003", afirmó en una declaración preparada Richard I. Smith, vicepresidente de políticas, investigación y planeación estratégica de PhRMA.

"Urgimos a AARP a poner la política de lado por el momento y dedicar sus esfuerzos a que tantas personas de la tercera edad como sea posible firmen las tarjetas de descuento financiadas por Medicare, las cuales ofrecen grandes descuentos y, para las parejas de bajos ingresos, hasta $2,400 de ayuda adicional", continuó Smith. "Sería contraproducente si la campaña actual de la AARP condujera a las personas mayores a abandonar esos grandes descuentos y asistencia en efectivo".

Luego de muestrear medicamentos de marca que se encuentran entre los 200 más vendidos, los autores del reporte también encontraron un aumento anual en el costo de la terapia debido a aumentos de precios de los fabricantes de 191 de los medicamentos de marca más usados para tratar condiciones crónicas, de $63.70 en comparación con $60.38 para el año anterior.

PhRMA rebatió afirmando que en 2003 los precios de los medicamentos recetados habían aumentado en una tasa más baja que los demás servicios de salud, incluyendo los costos hospitalarios, que crecieron en un 8 por ciento. También afirmaron que la inflación de las recetas creció en 2.3 por ciento, alrededor de lo mismo que las atenciones médicas en general.

Según la AARP, el estadounidense mayor típico que toma tres medicamentos recetados probablemente experimentó un aumento anual promedio de $191.10 durante los 12 últimos meses, comparados con $181.14 en los 12 meses anteriores, si los medicamentos no eran genéricos y si todo el aumento en los precios se pasó al consumidor.

Sin embargo, no todos los medicamentos aumentaron igual. "Casi la mitad de los medicamentos no tuvieron aumento, pero eso quiere decir que los que sí tuvieron, subieron más", afirmó Gross.

En el periodo de diciembre a marzo, 58 medicamentos aumentaron más de 5 por ciento en el precio, incluyendo 21 medicamentos que aumentaron más de 7.5 por ciento.

Entre los 25 medicamentos de marca con las mayores ventas en 2003, el cambio de porcentaje más alto durante el primer trimestre de 2004 fue en el Plavix, un anticoagulante, (7.9 por ciento).

En el grupo de los 25 medicamentos con mayores aumentos, había ocho medicamentos de Pfizer y todos mostraban aumentos de precio, entre un 2.9 por ciento para el medicamento contra el colesterol Lipitor y el 6.4 por ciento para Neurontin, un medicamento contra las convulsiones.

Todos los cuatros medicamentos de la Bristol-Myers Squibb se encontraron entre los 25 con mayores aumentos también, entre un 7 por ciento para su estatina, Pravachol, hasta un 7.9 por ciento para el Plavix.

Sólo uno de los tres medicamentos de Merck en esa categoría (Fosamax, un medicamento contra la osteoporosis) tuvo un aumento de precio (4.9 por ciento) durante el primer trimestre de 2004. El analgésico Vioxx y el medicamento para bajar el colesterol Zocor no aumentaron.

En general, más de la mitad de los medicamentos revisados, 106 de 197, tuvieron aumentos de precio durante los primeros tres meses de 2004. Todos estos aumentos fueron de por lo menos dos veces la tasa de inflación general para ese periodo.

¿Qué significa esto para los consumidores y sus bolsillos?

"Significa que están más estresados", afirmó Gross.

Más Información

Para ver el reporte, visite la AARP.

FUENTES: David Gross, Ph.D., senior policy advisor, AARP Public Policy Institute, Washington, D.C.; Pharmaceutical Research and Manufacturers of America statement; June 30, 2004, AARP issue brief

Last Updated: