La atención de emergencia de los pacientes nonagenarios es deficiente

Un estudio halla que los médicos no ofrecen los tratamientos recomendados para el ataque cardiaco

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

MARTES 24 de abril (HealthDay News/HispaniCare) -- Los pacientes de 90 años o más que sufren de angina o ataque cardiaco son menos propensos que los pacientes más jóvenes a recibir los tratamientos médicos recomendados en las salas de emergencia de los hospitales, a pesar de que estos pacientes mayores son más propensos a sobrevivir si reciben los tratamientos, según halla un estudio estadounidense.

"Tener síndrome coronario agudo, incluso a la edad de noventa años, no es tan terrible como en el pasado. Con una terapia médica óptima y atención invasiva, los resultados son casi tan buenos como los de los grupos de pacientes más jóvenes", dijo en una declaración preparada el Dr. David J. Cohen, autor del estudio y director de investigación cardiovascular del Instituto cardiaco Saint Luke del centro de EE.UU. de Kansas City, Misurí.

El estudio aparece en la edición del 1 de mayo del Journal of the American College of Cardiology.

El síndrome coronario agudo, que comprende un tipo de ataque cardiaco conocido como infarto de miocardio con elevación del segmento ST (NSTEMI) y angina inestable (dolor de pecho), es causado a menudo por un coágulo de sangre que obstruye parcial o temporalmente la arteria coronaria, de acuerdo con la información de fondo del artículo.

Las terapias recomendadas incluyen la aspirina para prevenir la formación de coágulos, un anticoagulante como la heparina que también previene la coagulación y bloqueadores beta que reducen el ritmo cardiaco, reducen la fuerza de contracción del corazón y previenen las arritmias. Las directrices también recomiendan que los pacientes de alto riesgo reciban un cateterismo cardiaco dentro de las 48 horas siguientes, junto con medicamentos conocidos como inhibidores de la glicoproteína IIb/IIIa, que evitan la formación de coágulos durante un cateterismo cardiaco.

En este estudio, los investigadores analizaron los datos de un estudio nacional de casi 52,000 pacientes de 75 años o más que tenían síndrome coronario agudo. Más de 5,500 tenían al menos 90 años y 112 tenían 100 años.

La edad era un factor importante en el uso de las terapias recomendadas. Por ejemplo, el cateterismo cardiaco era considerado como desaconsejable en casi el 60 por ciento de los pacientes de 90 años o más, en comparación con el 27 por ciento de los pacientes de 75 a 89 años.

Cohen anotó que el estudio nacional halló que el riesgo de una hemorragia de consideración aumenta con la mayoría de terapias usadas para tratar el síndrome coronario agudo, al pasar de un riesgo de 3.5 por ciento con un solo tratamiento a uno de 17.3 por ciento con cinco tratamientos.

Sin embargo, los pacientes que reciben más terapias, sobre todo aspirina, bloqueadores beta y cateterismo cardiaco, tienen una mejor probabilidad de supervivencia.

"Los datos nos dicen que el balance favorece la supervivencia y que debemos ser capaces de tolerar algún incremento en la hemorragia. No podemos simplemente basarnos en la edad para decir que una persona tiene un riesgo demasiado alto. Deberíamos discutir estas terapias con los pacientes y sus familias", señaló Cohen.

Cohen ha recibido subvenciones de investigación de Bristol-Myers Squibb, Sanofi-Aventis y Eli Lilly, todos fabricantes de anticoagulantes.

Más información

La American Heart Association tiene más información sobre el síndrome coronario agudo.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTE: American College of Cardiology, news release, April 24, 2007

--

Last Updated: