La falta de aliento es una señal potencial de problemas cardiacos

Un estudio encontró que fue un mejor indicador del riesgo cardiovascular que la angina

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

MIÉRCOLES 2 de noviembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Agréguele la disnea, o dificultad para respirar, a la creciente lista de factores de riesgo que podrían indicar que hay problemas cardiacos.

Un estudio de cerca de 18,000 personas que se sometieron a pruebas de esfuerzo estándar halló que los que tenían disnea, aunque no tuvieran otras señales de problemas cardiacos, tenían más del doble del riesgo de muerte por causa cardiaca (o cualquier otra razón) que los que tenían angina, ese dolor en el pecho que los médicos consideran generalmente una señal significativa de riesgo.

La lección para la gente, cuando acuda al médico, es asegurarse de mencionar la falta de aliento, recomendó el investigador principal, el Dr. Daniel S. Berman, director de imagenología cardiaca del Centro Médico Cedars Sinai de Los Ángeles.

"Muchas veces, el paciente no considera que sea un síntoma", anotó Berman. Pero cuando las señales de problemas cardiacos se descubren "y les preguntamos si han tenido falta de aliento, dicen que sí", anotó.

Los hallazgos aparecen en la edición del 3 de noviembre del New England Journal of Medicine.

La disnea tiene muchas causas, por lo que los médicos preguntan rutinariamente a sus pacientes si tienen dificultades para respirar, aseguró el Dr. Alan Rozanski, director de cardiología nuclear del Hospital St. Luke's-Roosevelt de la ciudad de Nueva York, otro de los miembros del equipo de investigación. Aseguró que la dificultad respiratoria suele ser una indicación clara para el médico de que el paciente tiene alguna enfermedad pulmonar subyacente, quizá hasta insuficiencia cardiaca.

Sin embargo, hasta ahora, pocos estudios, la mayoría con una cantidad limitada de pacientes, han observado si la disnea es un pronosticador de eventos cardiacos o no, continuó Rozanski.

El equipo de Nueva York dividió a sus 17,991 pacientes en cinco grupos según la cantidad y el tipo de síntomas, ningún síntoma, dos formas distintas de angina, dolor en el pecho no causado por angina y disnea sola.

Luego de un seguimiento promedio de casi tres años, la tasa de mortalidad entre los pacientes de disnea fue significativamente superior que para aquellos que tenían cualquier otro síntoma o ningún síntoma, incluso los pacientes que no tenían una historia conocida de enfermedad de la arteria coronaria.

Los investigadores anotaron que el riesgo de muerte súbita también fue cuatro veces superior para los paciente de disnea y enfermedad de la arteria coronaria que para los pacientes que no tenían síntomas.

El punto a destacar es que "Las personas que han desarrollado falta de aliento sin ningún problema obvio en los pulmones deberían pensar si quizá sea de origen cardiaco", recomendó Berman.

El hecho de que la disnea sea un mayor indicador de riesgo cardiaco que la angina, que tradicionalmente se ha considerado el peor síntoma de la enfermedad cardiaca, resalta la importancia de informarle a los médicos si hay falta de aliento, aseguró Berman.

Los hallazgos podrían influir sobre las decisiones de los cardiólogos de enviar a los pacientes a pruebas de esfuerzo cardiaco, aseguró Rozanski.

"Durante años, los cardiólogos se han enfocado en el dolor en el pecho como el síntoma principal", relató. "También tienen en cuenta varios otros factores, como la depresión, la falta de sueño y la fatiga. El estudio aumenta el interés en observar otros factores".

"Debemos pensar en la falta de aliento no sólo en términos de enfermedad pulmonar", agregó Rozanski. "Quizá necesitemos evaluar más profundamente para detectar enfermedad coronaria del corazón. Un paciente de disnea podría tener una mayor necesidad de someterse a una prueba de esfuerzo o a otro tipo de evaluación".

Rozanski aseguró que el estudio ya está afectando las decisiones sobre las pruebas de esfuerzo en su consultorio. Ahora, cuando evaluamos la necesidad de que alguien se someta a la prueba, se incluyen factores como la edad, el dolor en el pecho y el sexo (es más posible que se remita a los hombres a la prueba). "Si alguien está en riesgo intermedio, que haya falta de aliento me podría indicar algo muy claro", dijo.

Sin embargo, Rozanski advirtió que "hay una salvedad importante".

"El estudio se realizó en individuos de raza blanca de clase media y alta", anotó. "Sabemos que el riesgo cardiaco puede variar según el sexo, la etnia y otros factores. Determinar si la disnea también pronostica igual de bien para los estadounidenses de origen africano o para los hispanos, hace falta hacer otro estudio de población".

Más información

La National Library of Medicine tiene una descripción general de la disnea.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Alan Rozanski, M.D., director, nuclear cardiology, St. Luke's-Roosevelt Hospital, New York; Daniel S. Berman, director, cardiac imaging, Cedars-Sinai Medical Center, Los Angeles; Nov. 3, 2005 New England Journal of Medicine

Last Updated: