Los adultos mayores están mejor con una tiroides menos activa

Sorprendente estudio cuestiona la necesidad de tratamientos agresivos

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de HealthDay

MARTES 30 de noviembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- Investigadores holandeses sostienen que muchas personas mayores edad con glándulas tiroides poco activas no experimentan efectos adversos y podrían incluso vivir más tiempo que otras personas de la misma edad con tiroides que funcionan normalmente.

Estos sorprendentes resultados, que aparecen en la edición del 1 de diciembre del Journal of the American Medical Association, intensifican el permanente debate sobre si se debe evaluar y tratar a los más ancianos con enfermedad moderada de la tiroides.

"Contrario a lo que todo el mundo esperaba, las implicaciones clínicas de la disfunción tiroidea subclínica no son tan graves", aseguró el Dr. Jacobijn Gussekloo, profesor asociado de gerontología y geriatría del Centro Médico de la Universidad de Leiden, y autor del estudio. "Esto definitivamente reduce la 'necesidad' de evaluación y tratamiento".

El hipotiroidismo subclínico, una glándula tiroides poco activa que no produce síntomas, es extremadamente común. Posiblemente afecte hasta al 20 por ciento de las mujeres mayores de 60.

"Bien sea que se trate apenas de una anormalidad presente en las pruebas de sangre que no tenga implicaciones para las personas o que se trate de algo que deba ser diagnosticado y tratado agresivamente, se trata de uno de los asuntos más polémicos de la endocrinología por lo común que resulta", aseguró el Dr. David S. Cooper, autor de un editorial acompañante, director de la división de endocrinología del Hospital Sinai de Baltimore y profesor de medicina de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins.

Aunque algunos expertos, entre ellos los del Institute of Medicine, han recomendado no hacer las evaluaciones, los grupos profesionales las han recomendado, agregó Cooper.

El dilema llega hasta el nivel médico-paciente. Por un lado, según Cooper, "¿con qué objeto se debe encontrar algo si tratándolo le va peor a uno?" Por otro lado, agregó, "como médico que ve pacientes todos los días, es difícil para mí resistirse a tratar pacientes así, especialmente si tienen grados más severos de la enfermedad".

Los estudios, hasta ahora, han arrojado evidencia contradictoria, pero ninguno ha observado los puntos extremos "duros", como la muerte.

Para este estudio, los investigadores le hicieron seguimiento a 599 personas desde el momento en que cumplieron 85 hasta que cumplieron 89. Esto es, la mayoría de las personas que viven en la ciudad holandesa de Leiden que nacieron entre 1912 y 1914. Cada participante se hizo medir la condición de su tiroides al principio del estudio. Ha medida que el estudio avanzó, los autores observaron la discapacidad en la vida diaria, la depresión, la función cognitiva y la mortalidad.

La mayoría de los participantes del estudio que tenía función tiroidea anormal presentaba tiroides poco activa, aunque algunos tenían una tiroides moderadamente hiperactiva. A ninguno se le hizo tratamiento.

Resultó que el cohorte hiperactivo presentaba una mortalidad ligeramente mayor que en las personas normales, aunque esto ya se había observado anteriormente. Quienes tenían hormonas poco activas presentaban una supervivencia aún mayor, cosa que constituyó un nuevo hallazgo.

"Parecía, al menos en el estudio, que no tratar a alguien era beneficioso para esa persona. Eso es realmente extraño", aseguró Cooper.

Estudios anteriores habían hallado lo mismo en animales.

"Es algo un poco inesperado para nosotros los médicos, pero es coherente con los modelos experimentales con ratones", aseguró Gussekloo.

Nadie sabe con seguridad por qué sucede esto, pero es posible que los efectos estén relacionados con un ritmo metabólico lento, especuló Cooper. Los animales más viejos también respondieron de manera distinta a la hormona de la tiroides que los más jóvenes.

El dilema de tratar o no tratar quizá se pueda resolver sólo con un ensayo clínico aleatorio doble ciego, pero éstos son muy costosos.

Ciertamente, estos hallazgos dan algo en qué pensar. "Vamos a replantear todo el asunto de evaluar el hipotiroidismo subclínico en las personas de edad avanzada, pues parece que los beneficios son muy pocos", aseguró Gussekloo. "Volvamos a plantear las estrategias terapéuticas. ¿Deberían ser menos intensas o incluso desaparecer?"

"Yo digo que sigue siendo razonable tratar, pero no ser más agresivos en el tratamiento", opinó Cooper. "Tiene sentido no ser tan agresivo".

Más información

Para más información sobre la enfermedad de la tiroides, visite la American Thyroid Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Jacobijn Gussekloo, M.D., Ph.D., associate professor, gerontology and geriatrics, Leiden University Medical Center, Leiden, The Netherlands; David S. Cooper, M.D., director, division of endocrinology, Sinai Hospital of Baltimore, and professor, medicine, Johns Hopkins University School of Medicine, Baltimore; Dec. 1, 2004, Journal of the American Medical Association

Last Updated: