How Masks Help Stop COVID-19: HD Live! This Friday at 2:30 PM ET

Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Los cerebros envejecientes se desfasan

Un estudio sugiere que los 'despistes' de los ancianos son típicos en la edad avanzada

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de Healthday

MIÉRCOLES 5 de noviembre (HealthDay News/Dr. Tango) -- En un hallazgo que descubre el armazón biológico de los "despistes" de las personas mayores, una investigación reciente muestra que la comunicación entre las distintas partes del cerebro comienza a fallar a medida que la persona envejece.

"Queríamos ver cómo cambia el cerebro en la cognición en el envejecimiento normal", afirmó el investigador principal Randy Buckner, profesor de psicología de la Universidad de Harvard. "Nos interesaba el envejecimiento normal, el que no está acompañado ni por las señales más precoces de la enfermedad de Alzheimer".

Buckner anotó que a veces es difícil incluso para los neurólogos comprender la diferencia entre el envejecimiento normal y el Alzheimer. "Hay cambios sutiles en la manera en que las áreas del cerebro se comunican y coordinan entre sí", dijo. "A medida que envejecemos, observamos que la comunicación entre esas áreas cambia".

El informe aparece en la edición del 6 de diciembre de Neuron.

En el estudio, Buckner usó una tecnología de imágenes cerebrales llamada imágenes por resonancia magnética funcional (IRMf) para estudiar los cerebros de 55 adultos a partir de los sesenta años y de 38 adultos de 35 años o menores. Para garantizar que ninguno de los sujetos mayores se encontraba en las primeras etapas del Alzheimer, los investigadores evaluaron la presencia de amiloidea en los cerebros de esos voluntarios. Si se detectaba la señal característica, la persona era excluida del estudio.

Entre los adultos que observaron, encontraron que en las personas más jóvenes, las regiones del cerebro se comunicaban con facilidad entre sí. Sin embargo, no era el mismo caso con los adultos mayores.

En los adultos mayores, la materia blanca del cerebro que conecta varias áreas cerebrales se había comenzado a deteriorar, un hecho químico que podría dar cuenta de la falta de comunicación que afecta la función cognitiva, señaló Buckner.

No está claro en qué momento comienzan esos cambios, dijo Buckner. "Parecen comenzar poco a poco en la séptima y octava décadas de la vida", apuntó. "Tampoco sabemos qué factores hacen que estos cambios se aceleren".

Los cambios cognitivos causados por el deterioro de la materia blanca son sutiles, afirmó Buckner. "Los cambios en la comunicación entre las regiones del cerebro se correlacionan con cambios cognitivos leves", dijo. "Las personas que experimentan estos cambios envejecen con elegancia".

Esos cambios afectan a la gente de distintas maneras y no todos los adultos mayores mostraron las alteraciones, añadió Buckner. Algo interesante es que algunas redes, como el sistema visual, permanecieron intactas.

Tal vez sea posible retrasar incluso este proceso normal de envejecimiento, especuló Buckner. "Tal vez podamos encontrar maneras para envejecer con aún más elegancia", agregó.

Buckner considera que vivir en la forma correcta podría ayudar. "Hay indicaciones de que conservar una buena forma cardiovascular y permanecer sanos ayuda a que nuestros cerebros envejezcan bien", señaló. "Ahora tenemos una manera de estudiar el envejecimiento y comprender los factores que nos podrían ayudar a todos a envejecer de manera óptima".

El estudio apunta a las diferencias entre el cerebro envejeciente sano y el que padece Alzheimer, dijo un experto.

"Es interesante que el proceso normal de envejecimiento cerebral es distinto a lo que vemos en el Alzheimer preclínico", declaró Paul Sanberg, director del Centro de excelencia del envejecimiento y reparación cerebral de la Universidad del sur de Florida. "Se puede separar qué está relacionado al envejecimiento y qué a la enfermedad".

Sanberg señaló que diferenciar entre el envejecimiento normal y la enfermedad es importante en el desarrollo de terapias para el Alzheimer porque "nos ayuda a asegurarnos que estamos afectando los problemas indicados".

Además, saber cómo envejece el cerebro normalmente podría posibilitar la creación de mejoras cognitivas, dijo Sanberg.

Otro experto anotó que el grupo de Buckner buscó señales de Alzheimer en menos del veinte por ciento de los adultos mayores del estudio.

"Debido a que se puede esperar que entre el veinte y el treinta por ciento de las personas a partir de los ochenta desarrollen Alzheimer y, como el Alzheimer tarda décadas en desarrollarse, es probable que entre el veinte y el treinta por ciento de los sujetos 'normales' estuvieran en realidad de camino al Alzheimer", afirmó Greg M. Cole, director asociado de investigación del Centro de educación en investigación geriátrica y clínico del Centro médico de la Administración de veteranos del área metropolitana de Los Ángeles.

Sin embargo, el estudio es un avance significativo y los autores están en lo correcto en afirmar que observan cambios relacionados con el envejecimiento que no son causados por el Alzheimer en sí, dijo Cole, quien también es director asociado del Centro de investigación de la enfermedad de Alzheimer de la UCLA.

"Muchos de estos sujetos mayores retienen medidas de conectividad equivalentes a las del grupo más joven, de manera que estos cambios no son necesariamente un resultado inevitable del envejecimiento", añadió Cole. "Cualquiera que sea la causa de los declives, nos gustaría conocer los secretos del grupo que sigue en el rango de rendimiento de los más jóvenes".

Más información

Para más información sobre la enfermedad de Alzheimer, visite la Alzheimer's Association.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTES: Randy Buckner, Ph.D., professor, psychology, Harvard University, Boston; Paul Sanberg, Ph.D., D.Sc., distinguished professor of neurosurgery, and director, University of South Florida Center of Excellence for Aging and Brain Repair, Tampa; Greg M. Cole, Ph.D., associate director, research, Geriatric Research Education and Clinical Center, Greater Los Angeles Veterans Administration Medical Center, and associate director, Alzheimer's Disease Research Center; University of California, Los Angeles; Dec. 6, 2007, Neuron

Last Updated: