Los medicamentos antipsicóticos más antiguos no son más seguros que los más nuevos

Investigadores advierten acerca de reemplazar los medicamentos nuevos que llevan advertencias

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de HealthDay

MIÉRCOLES 30 de noviembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Los medicamentos antipsicóticos más antiguos parecen no ser más seguros que los más nuevos en las personas de edad avanzada y no deberían ser utilizados para reemplazar a los más nuevos sin considerarlo cuidadosamente.

Esa es la conclusión de un estudio que aparece en la edición del 1 de diciembre en el New England Journal of Medicine.

El asunto de reemplazar una generación de medicamentos por otra se ha convertido en una preocupación desde abril de 2005, cuando la U.S. Food and Drug Administration comenzó a exigir que los medicamentos antipsicóticos más nuevas llevaran una advertencia de "recuadro negro". La advertencia dice que esos medicamentos casi duplicaron el riesgo de muerte en pacientes de edad avanzada en comparación con un placebo.

Los medicamentos más antiguos no llevan esa advertencia, pero quizá sólo porque la FDA no contaba con la información necesaria, según señaló el investigador líder, r. Philip Wang, psiquiatra y epidemiólogo del Hospital Brigham and Women's y profesor asistente de psiquiatría, medicina y políticas de atención de la salud de la Facultad de Medicina de la Harvard, ambos en Boston.

algunos expertos les ha preocupado que los médicos estén interpretando la ausencia de datos como la ausencia de riesgo y estén prescribiendo medicamentos más antiguos porque creen que son más seguros.

"Si están cambiándolos porque creen que no hay riesgo porque la FDA no incluyó los medicamentos más antiguos en la advertencia, entonces no es un buen cambio", aseguró Wang. "Si van a cambiar, deben hacerlo con pleno conocimiento de causa".

"Los medicamentos más antiguos tienen por lo menos un riesgo comparable y quizá superior, pero no tienen el recuadro negro de advertencia", agregó.

En su estudio, Wang y sus colegas se dedicaron a definir el riesgo de muerte a corto plazo entre los pacientes de mayor edad que tomaban los medicamentos antipsicóticos tradicionales o más antiguos. Entre los medicamentos más antiguos se encuentran Thorazine y Haldol, mientras que entre los de segunda generación, los más nuevos, estaban Abilify y Clozaril.

Loas investigadores observaron a unos 23,000 pacientes a partir de los 65 años de edad que tenían beneficios de seguro de medicamentos en Pensilvania y que comenzaron a tomar medicamentos antipsicóticos entre 1994 y 2003.

Entre aquéllos a quienes se les recetaron los medicamentos más antiguos, el riesgo de muerte aumentó en un 37 por ciento, en comparación con aquéllos a los los que se les prescribieron los más nuevos.

Durante los primeros 180 días de uso, el 17.9 por ciento de los pacientes que tomaban antipsicóticos tradicionales murieron, en comparación con el 14.6 por ciento de los que tomaron los agentes más nuevos.

El mayor incremento en el riesgo de muerte para los usuarios de medicamentos antipsicóticos convencionales apareció durante los primeros cuarenta días después de haber iniciado la terapia. Aquí, el riesgo fue 56 por ciento superior.

Los medicamentos antipsicóticos son de amplio uso en la población de personas de mayor edad para diversas afecciones, como la demencia, el delirio, la psicosis y la agitación. Los investigadores anotaron que más de la cuarta parte de los beneficiarios de Medicare que viven en ancianatos cuentan con esas recetas.

Al mismo tiempo, muchos medicamentos que se usan ampliamente en pacientes de mayor edad no han sido bien estudiados en esa población.

"Muchas veces, la información acerca de los riesgos y los beneficios de los medicamentos para los más ancianos simplemente se toma de ensayos con adultos más jóvenes", señaló Wang. "Los adultos mayores simplemente son más vulnerables y claramente hay susceptibilidad a estos medicamentos que nunca se detectó en los ensayos".

El estudio no da ninguna pista sobre cuáles son los mejores medicamentos para recetar, sólo sobre que aspectos hay que tener en cuenta, sostuvo Wang.

"Los médicos están en un dilema", aseguró el experto de la Harvard. "Necesitan ser muy cuidadosos y pensarlo muy bien y sopesar muy bien los beneficios esperados comparados con los riesgos. Si su enfoque es que algunos medicamentos no conllevan riesgos, comenzamos a tener problemas".

Más información

Para mayor información sobre las recientes advertencias de recuadro negro sobre los antipsicóticos, visite la U.S. Food and Drug Administration.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Philip Wang, M.D., Dr.P.H., psychiatrist and epidemiologist, Brigham and Womens Hospital, and assistant professor, psychiatry, medicine and health-care policy, Harvard Medical School, Boston; Dec. 1, 2005, New England Journal of Medicine

Last Updated: