Los programas basados en el hogar benefician a los supervivientes de cáncer de mayor edad

Cuando se inscribieron en intervenciones personalizadas, mejoraron su capacidad de vivir y funcionar

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

MARTES, 18 de noviembre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Los programas basados en el hogar para lograr que los supervivientes de cáncer de edad avanzada coman mejor y hagan más ejercicio podrían ayudarles a mejorar su capacidad para vivir y funcionar, según un estudio reciente.

El estudio de Texas encontró que los supervivientes de cáncer de más de 65 años mejoraron su capacidad física, perdieron peso y masa corporal cuando fueron inscritos en un programa basado en el hogar que les enviaba materiales impresos personalizados sobre dieta y ejercicio, un podómetro y bandas de ejercicio, e incluía llamadas telefónicas periódicas de consejeros.

Se planifica presentar los hallazgos el martes en la conferencia anual sobre la investigación de la prevención del cáncer de la American Association for Cancer Research, en National Harbor, Maryland.

"Los pacientes de cáncer más jóvenes por lo general pueden recuperarse, pero los mayores tal vez necesiten un programa estructurado para detener el declive funcional y retener la independencia", afirmó en un comunicado de prensa emitido por los organizadores de la conferencia la investigadora Wendy Demark-Wahnefried, profesora de ciencias conductuales del Centro oncológico M.D. Anderson de la Universidad de Texas.

El estudio incluyó a 641 participantes mayores que sobrevivieron al cáncer durante al menos cinco años sin evidencia de recurrencia, que no tenían afecciones médicas que impidieran el ejercicio sin supervisión, y que tenían sobrepeso o eran obesos.

Los del grupo de intervención observaron un aumento en su capacidad de realizar actividad física de moderada a vigorosa de casi 45 minutos por semana, frente a casi 30 minutos por semana en el grupo de control. Los del programa basado en el hogar disminuyeron su índice de masa corporal (IMC, una proporción entre peso y estatura) en 0.8, frente a 0.3 en el grupo de control.

Tales hallazgos son importantes a medida que el número de supervivientes de cáncer aumenta y los efectos de salud a largo plazo de la enfermedad y su tratamiento salen a la luz, señaló Demark-Wahnefried.

"Tan sólo el año pasado, gastamos $219 mil millones en atención del cáncer, pero apenas 40 por ciento de eso se gastó en el tratamiento", enfatizó Demark-Wahnefried. "La mayoría de costos se debieron a la pérdida de productividad y a los problemas de salud que surgieron posteriormente".

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de los EE. UU. tiene más información sobre cáncer y obesidad.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTE: American Association for Cancer Research, news release, Nov. 18, 2008

--

Last Updated: