Mentes ocupadas podrían retrasar el desarrollo del Alzheimer

Se observan pocas señales de la enfermedad en cerebros de ratones mentalmente activos

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

JUEVES 10 de marzo (HealthDay News/HispaniCare) -- Mantener el cerebro ocupado puede ayudar a aplazar las señales de la enfermedad de Alzheimer, según informan investigadores.

El estudio de la Universidad de Chicago halló que los ratones que vivían en un "ambiente rico" con juguetes para morder, ruedas y túneles que ayudan a mantener sus cerebros y cuerpos activos tenían menores niveles de placas cerebrales y acumulación de proteínas asociadas con el Alzheimer que los ratones que vivían en ambientes menos estimulantes.

"Esto vuelve a poner de manifiesto la antigua creencia de lo que no se usa se pierde, es decir que si se usa el cerebro se mantiene más activo. Tiene más sentido común que cualquier otra cosa, pero lo que no apreciamos anteriormente es que puede afectar la patología característica de la enfermedad de Alzheimer", dijo en una declaración preparada el investigador Sangram Sisodia.

La investigación de su equipo se centró en ratones genéticamente manipulados para imitar la aparición precoz de la enfermedad del Alzheimer en humanos, incluyendo una agrupación similar a las proteínas amiloides alrededor de las células cerebrales. Algunos de los ratones retozaban en el ambiente "enriquecido", mientras que otros eran menos activos, menos comprometidos con su entorno.

Los niveles en el tejido cerebral de ovillos o plaquetas con amiloides-b tóxicos asociados con el Alzheimer fueron significativamente menores en ratones con un ambiente de desafíos más exigentes en materia intelectual, en comparación con la contraparte menos estimulada, declararon los investigadores.

El análisis del gen y la manifestación de la enzima en los ratones enriquecidos sugiere que pueden estar mejor equipados que los otros ratones para eliminar los péptidos de los amiloides-b de sus cerebros, explicó el equipo de Chicago en la edición del 11 de marzo de la publicación Cell.

Los hallazgos sugieren que un ambiente enriquecido actúa como factor de protección para los ratones, manteniendo los niveles de los péptidos amiloides-b lo suficientemente bajos como para prevenir su agrupación y que causen daños.

Además, los investigadores consideran que la actividad física puede ser otro factor. Mientras más activo era un ratón, mayores reducciones experimentaba en los péptidos amiloides-b y en los depósitos, anotaron. Pero agregaron que se necesita investigar más, con un mayor número de ratones, para determinar cómo beneficia exactamente un ambiente a los animales.

Por lo pronto, no es ninguna dificultad para los humanos envejecientes hacer más actividad física y mental. "Mantener la mente activa es muy importante y potencialmente puede ayudar a retrasar los efectos de la edad", indicó Sisodia.

Más información

El U.S. National Institute on Aging tiene más información sobre la enfermedad de Alzheimer.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTE: Cell Press, news release, March 10, 2005

--

Last Updated: