Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Muévase un poquito y viva más

Los expertos señalan que para ser saludable no hay que correr maratones

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de Healthday

DOMINGO 15 de julio (HealthDay News/Dr. Tango) -- Esta es la última noticia para los que no hacen ejercicio porque piensan que no tienen tiempo o energía. Esas excusas ya no funcionan.

Eso es porque "cualquier movimiento ayuda", según Gregory Florez, vocero del American Council on Exercise y director ejecutivo de www.fitadvisor.com, un sitio web de entrenamiento en salud.

De hecho, hacer ejercicio a una intensidad moderada, incluso por periodos cortos de 10 minutos varias veces al día, o las actividades diarias como hacer recados, puede mejorar la salud y probablemente alargar la vida, según sugieren investigaciones recientes.

"Los periodos cortos de actividad, incluso de 10 minutos cada vez, tendrán el mismo impacto que alrededor de 30 minutos de ejercicio continuo", apuntó Florez, si tales periodos se repiten tres veces al día.

Dos estudios recientes prueban que uno no tiene que entrenar para una maratón para obtener los beneficios de salud del ejercicio, ni siquiera para ponerse ligeramente en mejor forma.

En un estudio, publicado el año pasado en el Journal of the American Medical Association, las cantidades relativamente modestas de actividad en los adultos mayores entre los 70 y 82 años tuvieron beneficios para su longevidad.

El equipo de investigación, liderado por Todd Manini del U.S. National Institute on Aging, dio seguimiento a 302 adultos mayores durante seis años. Los investigadores encontraron que los índices de mortalidad se reducían a medida que aumentaba el gasto energético diario, a veces por hacer cosas tan sencillas como pasar la aspiradora o hacer recados.

Las personas que estaban en el tercio más alto de gasto energético tuvieron un riesgo de muerte 69 por ciento menor durante el seguimiento que los que se encontraban en el tercio más bajo, según encontraron los investigadores. Los que estaban en el tercio más alto también quemaban 600 calorías más al día que los del tercio más bajo. Incluso los periodos cortos de actividad física representaban una diferencia en el grupo que quemaba calorías, porque, por ejemplo, era más probable que subieran dos pisos de escaleras al día.

Esa reducción adicional de 600 calorías por día se traduce, según los autores del estudio, en unas dos horas de actividad. Pero podría tratarse de cualquier actividad, como ejercicios tradicionales, lavar los platos, pasar la aspiradora o hacer recados.

En un estudio publicado en la edición del 16 de mayo de 2007 del Journal of the American Medical Association, los investigadores encontraron que hasta 72 minutos de ejercicio moderado por semana pueden mejorar la buena forma aeróbica. Los investigadores estudiaron a 464 mujeres sedentarias que tenían sobrepeso, de edad promedio de 57 años.

Un grupo hizo ejercicio en bicicletas estacionarias o caminadoras a intensidad moderada durante un promedio de 72 minutos por semana. Otro grupo hizo en promedio 136 minutos por semana y un tercer grupo, 192 minutos por semana. Un cuarto grupo no hizo ejercicio y sirvió como grupo de control.

Una prueba de estado físico al final del estudio de seis meses encontró que las mujeres que hicieron ejercicio durante 72 minutos mejoraron su estado físico en 4 por ciento. El grupo de 136 minutos mejoró la forma física en 6 por ciento, mientras que el grupo de 192 minutos la mejoró en 8 por ciento.

Nadie dice que usted se convertirá en todo un atleta haciendo 72 minutos de ejercicio a la semana o haciendo recados sin parar. "Pero a menos que tenga una meta tan ambiciosa como correr la maratón, dividir el ejercicio en pequeños segmentos está bien", afirmó Florez. Tendrá beneficios sobre la longevidad, la salud general (incluso la salud cardiovascular) y la densidad ósea, señaló.

"Cualquier actividad es buena", coincidió Tyson Bain, fisiólogo del ejercicio y gerontólogo del Instituto Cooper de Dallas.

Insta a las personas a encontrar una actividad que disfruten. Así, tendrán más probabilidades de seguirla haciendo.

Cuando ayuda a la gente a comenzar un programa de actividades, sobre todo a la gente mayor, comienza con una evaluación de qué tan bien pueden moverse y hacer ejercicio, y les pregunta a qué hora del día prefieren estar activos y qué tipo de actividad les interesa. También les pide pensar en qué actividades o deportes son buenos.

Según la salud de la persona, Bain recomienda que tengan como meta al menos 30 minutos de actividad la mayoría de los días, aunque investigaciones recientes sugieren que aún menos puede lograr beneficios. "Divídalo en sesiones de 15 minutos", aconseja a los renuentes. "Obtendrá los mismos beneficios".

Encaje la actividad con su estilo de vida, dice Florez a la gente. "Haga entrenamiento de fuerza con cintas de resistencia o pesas pequeñas mientras mira Mujeres Desesperadas", aconsejó. "Salga a caminar con un amigo".

Combinará interacción social con la actividad y se ha demostrado que ambas alargan la vida, aseguró.

Más información

Para más información sobre cómo comenzar un programa de actividad, visite el American Council on Exercise.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTES: Tyson Bain, exercise physiologist and gerontologist, Cooper Institute, Dallas; Gregory Florez, spokesman, American Council on Exercise, San Diego; May 16, 2007, and July 12, 2006, Journal of the American Medical Association

Last Updated: