Muchos ex hombres de línea de la NFL están en riesgo de enfermedad cardiaca

Estudios hallan que son más propensos a tener agrandamiento cardiaco y síndrome metabólico que los jubilados que no eran hombres de línea

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

LUNES 5 de junio (HealthDay News/HispaniCare) -- Dos estudios recientes señalan que el 50 por ciento de los hombres de línea jubilados de la National Football League tienen síndrome metabólico y son 50 por ciento más propensos al agrandamiento cardiaco que los jubilados que no eran hombres de línea.

Esta combinación poco saludable pone a los hombres de línea en mayor riesgo de enfermedad cardiaca, según sostienen investigadores del Centro Médico Mount Sinai de la ciudad de Nueva York. Presentaron sus hallazgos el lunes en las sesiones científicas anuales de la American Society of Echocardiography en Baltimore.

Los hombres de línea de la NFL con frecuencia pesan más de 300 libras (136 kg).

"Cuando estos jugadores se jubilan, no piensan en su tamaño ni en sus hábitos de alimentación", explicó la Dra. Lori Croft, directora asociada del laboratorio de ecocardiografía del Centro del Corazón Mount Sinai y profesora asistente de la Escuela de Medicina Mount Sinai. "Esto los pone en mayor riesgo de síndrome metabólico".

En su primer estudio, los investigadores se valieron de ultrasonido cardiaco (ecocardiografía) para examinar los corazones de 303 ex jugadores de la NFL. Hallaron que muchos de los hombres de línea tenían corazón agrandado, mientras que los jugadores de otras posiciones, no.

Un corazón agrandado con frecuencia es una indicación de enfermedad cardiaca, que puede convertirse en insuficiencia cardiaca.

"Hallamos que 50 por ciento más hombres de línea eran propensos al agrandamiento cardiaco, en comparación con sus contrapartes que no eran hombres de línea", aseguró Croft.

La razón por la que los hombres de línea son particularmente susceptibles al agrandamiento cardiaco no está clara. "Hay algo respecto a los hombres de línea, sobre la manera como entrenan o si tienen IMC (índice de masa corporal, una proporción entre el peso y el tamaño) mayores, que les da una posibilidad 50 por ciento superior de tener un corazón agrandado", explicó Croft.

En el otro estudio, los mismos investigadores observaron la presencia de síndrome metabólico en 382 jugadores jubilados de la NFL. El síndrome metabólico es un conjunto de factores de riesgo para enfermedad cardiaca, como hipertensión arterial, obesidad, colesterol alto y azúcar en la sangre alto.

"En la población general, hay cerca de 20 por ciento de incidencia de síndrome metabólico", aseguró Croft. "En nuestra cohorte de jugadores de la NFL jubilados, cerca del 51 por ciento de los hombres de línea tenía síndrome metabólico, en comparación con los que no eran hombres de línea".

Entre los que no eran hombres de línea, la prevalencia de síndrome metabólico fue inferior a la observada en la población general, anotó Croft.

Croft considera que estos problemas son el resultado de que los hombres de línea no cambian de estilo de vida luego de la jubilación. Estos jugadores continúan manteniendo su peso aunque no estén mantenimiento su nivel anterior de actividad física, aseguró.

Un experto considera que aumentar de peso para practicar un deporte puede conducir a problemas de salud en el futuro.

"Estos estudios subrayan el hecho de que esforzarse para alcanzar el éxito en el campo de juego a veces conduce, irónicamente a una peor salud general", aseguró el Dr. Byron K. Lee, profesor asistente de cardiología de la Universidad de California en San Francisco. "También se ha observado un fenómeno similar en los luchadores de sumo".

Lee advirtió que estos estudios no deberían ser interpretados como que ser un hombre de línea de la NFL cause enfermedad cardiovascular. "El hecho es que muchos ex hombres de línea de la NFL tiene exceso de peso. Eso no sorprende después de varios años en los que se les insistió en comer más, dado que un gran volumen, aún por grasa, puede ser una ventaja para estos jugadores", explicó.

"Ya sabemos que la obesidad está relacionada con la mayoría, si no con todos, los resultados de este estudio. El punto, independientemente de que usted sea hombre de línea de la NFL o no, es permanecer delgado", recalcó Lee.

Otro experto considera que también hay un mensaje para los que no son atletas.

"El mensaje no es que el ejercicio en sí mismo sea perjudicial", advirtió el Dr. David L. Katz, profesor asociado de salud pública y director del Centro de Investigación Preventiva de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale. "En vez de esto, los extremos tienden a afectar negativamente el organismo".

Se espera de los hombres de línea adquieran grandes volúmenes, y esto cada vez más es una combinación de músculo y grasa, explicó Katz. "Una gran masa de músculos corporales tiende a aumentar la masa del músculo cardiaco también. Por mucho tiempo, se ha reconocido que un corazón grueso es un factor de riesgo importante para la enfermedad cardiaca", señaló.

"Al igual que el resto de nosotros, los jugadores de fútbol americano cada vez están más sujetos a la obesidad", agregó Katz. "El exceso de desarrollo muscular podría aumentar el tamaño del corazón, mientras que el exceso de grasa aumenta la propensión a la resistencia a la insulina y a la diabetes cuando se interrumpe el atletismo profesional. Esta combinación es una amenaza mortal".

Claramente, hay implicaciones para el acondicionamiento y entrenamiento de atletas profesionales, reconoció Katz. "Uno esperaría que las exigencias del juego y las de la salud puedan ser mejor equilibradas. Para el resto de nosotros, el mensaje es que la moderación tiende a definir el camino hacia una salud óptima".

Más información

La American Heart Association puede darle más información sobre el síndrome metabólico.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Lori Croft, M.D., associate director, echocardiography lab, Mount Sinai Heart, and assistant professor, medicine, Mount Sinai School of Medicine, New York City; Byron K. Lee, M.D., assistant professor, cardiology, University of California, San Francisco; David L. Katz, M.D., M.P.H., associate professor, public health, and director, Prevention Research Center, Yale University School of Medicine, New Haven, Conn.; June 5, 2006, presentation, American Society of Echocardiography annual scientific sessions, Baltimore

Last Updated: