Estudio encuentra fallas en un popular medicamento para tratar la hipertensión

Investigadores suecos aseguran que el atenolol no previene las muertes cardíacas

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

VIERNES 5 de noviembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- Un reciente estudio indica que el atenolol, un medicamento que se prescribe comúnmente para tratar la hipertensión, no previene los ataques al corazón o la muerte cardiovascular, además de ser menos eficaz que una gran cantidad de medicamentos para controlar la presión arterial.

El atenolol no debería utilizarse para tratar la presión alta ni tampoco como medicamento de control para evaluar otros medicamentos para la presión sanguínea, como se ha hecho hasta ahora, según advirtieron los investigadores.

"Analizamos todos aquellos estudios en los que el atenolol era un medicamento de primera línea", aseguró el investigador principal, Bo Carlberg, del Umea University Hospital de Suecia.

El equipo de Carlberg revisó cuatro estudios que comparaban el atenolol, que pertenece a un tipo de medicamentos llamados bloqueadores beta, con un placebo. En estos estudios, hubo un total de 6,825 pacientes, a los que se les hizo un seguimiento por un promedio de cuatro a seis años. Durante ese tiempo, los investigadores observaron las muertes por cualquier tipo de causa, muerte cardiovascular, ataques cardiacos o apoplejía.

El atenolol resultó eficaz para reducir la presión arterial. Sin embargo, "comparado con un placebo, el atenolol no redujo el riesgo de muerte de ningún tipo, no redujo el riesgo de muerte cardiovascular, no redujo el riesgo de ataque cardiaco, aunque sí mostró una tendencia clara, pero no significativa, para reducir la frecuencia de apoplejías", aseguró Carlberg.

Los investigadores también revisaron cinco estudios que comparaban el atenolol con otros medicamentos para la presión, como diuréticos, bloqueadores de los canales de calcio, inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA) y losartan, el antagonista de la angiotensina II.

En estos estudios el atenolol pareció no ser igualmente bueno que los otros medicamentos para prevenir la muerte, declaró Carlberg.

El estudio aparece publicado en la edición del 6 de noviembre de The Lancet.

Lo que no se sabe es si otros bloqueadores beta son tan ineficaces como el atenolol, anotó Carlberg. "Nuestra hipótesis es que el atenolol es diferente de otros bloqueadores beta", aseguró. Carlberg no considera que otros bloqueadores beta tengan el mismo problema que el atenolol.

"El atenolol es un medicamento ampliamente utilizado", explicó Carlberg. "Pero la literatura disponible acerca de sus efectos sobre enfermedades cardiovasculares es muy escasa. Nuestra sugerencia es que no debería ser un medicamento de primera línea. Hay muchos otros medicamentos para la hipertensión más efectivos que están mejor documentados".

Carlberg agregó que el atenolol no debería ser utilizado como medicamento de referencia en pruebas clínicas porque el medicamento examinado puede parecer más efectivo de lo que realmente es.

"No estamos promoviendo el atenolol", declaró Gary Burell, vocero de AstraZeneca Pharmaceuticals, fabricante del atenolol, vendido bajo el nombre de Tenormin. "El atenolol ha estado disponible por varios años, pero ya hay moléculas nuevas y mejoradas como la Toprol-XL, que muestran ventajas sobre medicamentos más antiguos".

La Toprol-XL es un nuevo bloqueador beta que está siendo promovido por AstraZeneca para tratar la alta presión sanguínea.

Burell anotó que debido a que el atenolol está disponible como medicamento genérico, AstraZeneca ya no lo promueve activamente, aunque lo sigue fabricando. "No hay problema con el atenolol", aseguró. "Pero no existe ninguna prueba que muestre los beneficios que se observan en bloqueadores beta más nuevos, como el Toprol-XL".

La revisión "es un recordatorio de que el cuidado médico nunca puede ser complaciente", comentó el Dr. David L. Katz, director del Centro de Investigación para la Prevención de la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale. "El atenolol es un medicamento que ha sido utilizado por mucho tiempo para tratar la hipertensión. Pero desde su lanzamiento, han salido muchos otros medicamentos y se han evaluado los más antiguos de nuevas maneras".

Katz anotó que es muy raro que un solo artículo pueda garantizar un cambio súbito en la práctica clínica. "Pero tanto médicos como investigadores deben mantener su práctica en línea con la evidencia más actualizada", agregó. "Según este estándar, es verdaderamente probable que se esté exagerando el uso del atenolol y que una selección confeccionada de la terapia para la hipertensión pueda, y deba, ser mejorada".

Más información

La American Heart Association le puede dar más información acerca de la presión arterial alta.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Bo Carlberg, M.D., Ph.D., Umea University Hospital, Umea, Sweden; Gary Burell, spokesman, AstraZeneca Pharmaceuticals, Wilmington, Del.; David L. Katz, M.D., M.P.H., director, Prevention Research Center, Yale University School of Medicine, New Haven, Conn.; Nov. 6, 2004, The Lancet

Last Updated: