Click Here for HealthDay's Coronavirus Liveblog

Hallan mayores índices de mortalidad durante la temporada de fiesta

Estudio encuentra un aumento brusco para Navidad y Año Nuevo

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

LUNES 13 de diciembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- Los investigadores tienen algunas noticias serias durante esta temporada festiva: Los estadounidenses son más propensos a morir el día de navidad, el día después de navidad y el día de año nuevo que cualquier otro día del año.

En un completo estudio de 53 millones de certificados de defunciones en los EE.UU. del periodo 1973-2001, investigadores descubrieron un repunte significativo tanto en muertes cardiacas como no cardiacas durante la temporada festiva.

Además, advirtieron que esta tendencia está en alza.

"Desde el punto de vista de un problema de salud pública, se trata de algo que empeora con el tiempo en vez de mejorar", afirmó David Phillips, investigador principal y profesor de sociología de la Universidad de California en San Diego.

Phillips considera que el fenómeno se debe a la tendencia de los pacientes a posponer su cuidado médico durante la temporada de fiestas, así como a los patrones de dotación de personal específicos para estos días en todos los hospitales a nivel nacional.

Los hallazgos aparecen en la edición del 14 de diciembre de Circulation.

En 1999, un estudio conducido por el Dr. Robert A. Kloner de la University of Southern California en Los Ángeles encontró que los índices de mortalidad se disparaban alrededor de un tercio en diciembre y enero en comparación con aquellos observados en los meses de verano.

Sin embargo, el estudio solamente analizó las muertes ocurridas en un periodo de 12 años y en el área de Los Ángeles. El estudio de Phillips es mucho más amplio.

"Fuimos los primeros en observar este fenómeno utilizando certificados de defunciones en todo el país" durante un lapso de tiempo mucho más amplio, explicó Phillips. Esta enorme potencia estadística hizo posible que los investigadores identificaran patrones en la mortalidad para cada día del año.

Encontraron que tres días (el 25 y 26 de diciembre y el 1 de enero) eran los más peligrosos en términos de mortalidad tanto por causas cardiacas como no cardiacas.

"En el caso de muertes cardiacas, existe un exceso de 11.9 por ciento [de muertes] en esos días" más allá de lo normalmente esperado durante esa temporada, apuntó Phillips.

"En el caso de muertes no cardiacas para esos tres días, lo que se encuentra es un 12.2 por ciento extra de muertes", agregó.

Los picos observados en los índices de mortalidad fueron especialmente acentuados entre los individuos que murieron poco tiempo después del comienzo de sus síntomas, pacientes que estaban muertos al llegar (DOA, por sus siglas en inglés) para el momento en que recibieron el cuidado de emergencia. Durante la temporada de fiestas, los índices de DOA alcanzaron cerca de un 5 por ciento por encima de lo normal, hallaron los investigadores.

¿A qué se debe el aumento brusco de las muertes durante la temporada de fiestas? De acuerdo con Phillips, un examen detallado de los datos determinaron posibles causas como el frío o los cambios en la dieta y patrones de ejercicios. Por ejemplo, indicó que el aumento de las muertes durante las fiestas fue observado incluso entre los pacientes de residencias para ancianos, cuyas dietas y actividades tienden a estar estrictamente controladas.

Kloner sugirió que el estrés emocional asociado con la temporada de fiestas podría ser el responsable, situaciones tales como "tratar con familiares que sean o no de su agrado, el estrés financiero, y el viajar durante estos días".

Aunque Phillips no está de acuerdo. Phillips considera que los picos en la mortalidad durante navidad y año nuevo también fueron vistos entre individuos afectados por la enfermedad de Alzheimer en estado avanzado. "Muchas de estas personas ni siquiera entiende que se trata de la temporada de fiestas", señaló. Basándonos en ese hallazgo, "no creemos que la evidencia apunta claramente hacia la idea de que el estrés emocional tiene algo que ver", sostuvo Phillips.

En cambio, dos factores (las actitudes del paciente hacia los síntomas y los cambios en el personal hospitalario) aparentan ser los posibles responsables, insistió.

De acuerdo con Phillips, demasiados pacientes adoptan una actitud de que "me encargaré de eso más tarde" cuando se les presentan síntomas inquietantes durante estos días festivos.

"Además, utilizan pobremente las instalaciones de cuidados de emergencia. Esto se ha comprobado en estudios anteriores", manifestó. También existe la complicación añadida de viajar durante las fiestas. De acuerdo con Phillips, los individuos que se encuentran lejos de sus médicos pueden optar por posponer el cuidado necesario hasta su regreso.

Asimismo, los patrones de dotación de personal en los hospitales pueden jugar un rol importante. "Podría deberse a los niveles reducidos de personal de cuidado, o a miembros del personal que no están familiarizados con pacientes individuales", declaró Kloner.

De acuerdo con Phillips, se necesitan más estudios para determinar si una mejor práctica del personal hospitalario puede reducir el aumento de la mortalidad en la temporada.

Estos hallazgos son algo más que un simple repunte estadístico, destacó. Según el estudio, el "efecto de la temporada de fiestas" podría significar unas 42,039 muertes adicionales en EE.UU. durante el periodo del estudio.

Y se trata de una tendencia que ha ido creciendo de manera significativa año por año, agregaron los investigadores. De acuerdo con el estudio, en los primeros tres años de los datos (1973-1975) se vio un aumento de mortalidad durante las fiestas de 0.95 por ciento por encima de lo esperado para los meses de invierno. Pero hacia el final del estudio, 1999-2001, esa cifra se había casi quintuplicado a 4.4 por ciento por encima de lo normal para la temporada.

"Este efecto se está haciendo cada vez más grande con el tiempo", sostuvo Phillips. "Es algo demasiado riesgoso como para ignorarlo".

Más información

Para obtener más información sobre las señales de advertencias de un ataque cardiaco o apoplejía, visite la American Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: David Phillips, Ph.D., professor, sociology, University of California, San Diego, La Jolla, Calif.; Robert A. Kloner, Ph.D., M.D., director, research, Heart Institute, Good Samaritan Hospital, Los Angeles, and professor, medicine, cardiovascular division, Keck School of Medicine, University of Southern California, Los Angeles; Dec. 14, 2004, Circulation

Last Updated: