Prueba renal simple predice muerte cardiaca

Nuevo estudio fortalece relación entre dos enfermedades de órganos

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

LUNES 11 de septiembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- Una nueva prueba de sangre podría ofrecer el más rápido y fácil marcador de la función renal que los cardiólogos necesitan para evaluar los pacientes tratados por ataques cardiacos u otros eventos coronarios graves, según informan investigadores suecos.

La prueba mide los niveles en la sangre de cistatina C, una molécula producida por la mayoría de las células y que es filtrada por los riñones. Al someterse a una prueba de cistatina C se ofrece una alta precisión de la tasa de supervivencia para pacientes que han sufrido ataques cardiacos, señala un informe que aparece en la edición del 12 de octubre de Circulation realizado por los médicos del Uppsala Research Center.

El estudio de 726 pacientes con un tipo de ataque cardiaco conocido como síndrome coronario agudo sin elevación del segmento ST encontró que el 55 por ciento de aquellos con los niveles más altos en la sangre de cistatina C murieron, en comparación con el 7 por ciento de aquellos con los menores niveles, indicó el informe.

"El presente estudio sugiere que medir la cistatina C en el plasma no es sólo más práctico a nivel de práctica al hacer que cálculos complicados sean innecesarios, sino también que mejorará sustancialmente la evaluación temprana de estos pacientes", apuntaron los investigadores.

Los cardiólogos verifican de manera rutinaria la función renal para tales pacientes debido a que "la enfermedad renal afecta los resultados de la enfermedad cardiaca", apuntó el Dr. L. Lee Hamm, profesor de medicina de la Universidad de Tulane y presidente del Consejo sobre enfermedades renales y cardiovasculares de la American Heart Association.

La prueba que se utiliza a menudo es la que mide los niveles en la sangre de una proteína conocida como creatinina, pero el análisis de esa prueba requiere de cálculos complejos tomando en cuenta la edad, género y peso del paciente.

La prueba de cistatina C "es mucho más práctica porque no requiere de cálculos adicionales", señaló el Dr. Tomas Jernberg, profesor asociado de medicina en Uppsala y autor del estudio. "Un incremento de su nivel está asociado con un aumento del riesgo independientemente de la edad, el género o el peso".

El informe sueco parece interesante, indicó Hamm, pero "este informe necesita la confirmación de otros estudios". La prueba de la cistatina C utilizada en el estudio no está disponible ampliamente en EE.UU., "y ahora mismo algunas personas piensan que otras pruebas de función renal pueden resultar tan buenas o mejores que ésta", apuntó.

Lo que está claro es que "en los últimos dos o tres años, las personas han estado pensando sobre cómo la función renal afecta el resultado de una enfermedad cardiaca", declaró Hamm.

Dos informes de estudios en el último mes reflejan ese interés. Uno encontró una relación directa entre una función renal reducida y la incidencia de problemas cardiovasculares como ataques cardiacos en más de 1.1 millón de personas registradas en el plan de salud del norte de California del Kaiser Permanente.

El segundo estudio, que incluyó a más de 14,000 personas que sobrevivieron a ataques cardiacos, encontró que el riesgo de padecer eventos cardiovasculares y de morir de todo tipo de causas aumentó en un 10 por ciento por cada caída de 10 puntos de la tasa de filtración glomerular, la medición de la habilidad renal para eliminar impurezas de la sangre.

La razón exacta de la relación entre la función renal y los problemas cardiacos no es del todo comprendida, explicó Hamm.

"Parte de ello se debe probablemente a que muchas personas con enfermedad renal tienen otros problemas, como alta presión arterial o arteriosclerosis acelerada [obstrucción de las arterias]", señaló. "La enfermedad renal funge como marcador de estos problemas".

Más Información

La relación entre la enfermedad renal y la cardiaca está explicada por la American Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Tomas Jernberg, M.D., Ph.D., professor, medicine, University of Uppsala, Sweden; L. Lee Hamm, M.D., professor, medicine, Tulane University, New Orleans: Oct. 12, 2004, Circulation

Last Updated: