Se duplican los casos de abuso sexual de adolescentes que son atendidos en las salas de emergencias de EE. UU.

In English

LUNES, 4 de noviembre de 2019 (HealthDay News) -- Los jóvenes que han sufrido abuso sexual acuden con una mayor frecuencia a los departamento de emergencias de EE. UU. en búsqueda de ayuda, encuentra un estudio reciente.

Entre los jóvenes de 12 a 17 años, las admisiones al departamento de emergencias por abuso sexual se multiplicaron por más de dos entre 2010 y 2016, al mismo tiempo que las tasas de abuso sexual mostraron un declive, encontraron los investigadores.

Las tasas en los niños de otros grupos de edad permanecieron iguales, según el estudio de la Universidad de San Luis.

"Me sorprendió", señaló el autor principal del estudio, Jesse Helton, profesor asistente de trabajo social en el Colegio de Salud Pública y Justicia Social de la universidad.

"Lo que hay que saber es que las tasas de abuso sexual han estado reduciéndose, en general, durante los últimos 20 años. Lo que vemos aquí es que se están atendiendo más casos en los departamentos de emergencias", comentó Helton en un comunicado de prensa de la universidad.

El análisis de los datos nacionales mostró que un 85 por ciento de las admisiones al departamento de emergencias por casos de abuso sexual confirmado en este grupo de edad implicaban a chicas, y que un 15 por ciento de los casos implicaban a chicos.

Los datos del estudio no pudieron explicar el aumento marcado en las tasas de admisiones al departamento de emergencias, pero los autores sugirieron varios motivos.

Incluyen una mayor concienciación y disposición a reportar el abuso, y una mejor coordinación entre los equipos policiales y forenses.

"Aunque los datos no pueden decirnos el motivo, sabemos que ha habido un aumento en la coordinación entre la profesión médica, las cortes y los equipos forenses. Ha habido mayores esfuerzos por garantizar que los exámenes de violación se gestionen de la forma adecuada. Hay una concienciación en el sistema judicial de que si se presentan evidencias, los casos se pueden manejar con una mayor rapidez", señaló Helton.

"Los cambios en las políticas de atención de la salud y del bienestar infantil también podrían tener un papel, si se están atendiendo más adolescentes en emergencias que antes", añadió.

Los centros de defensoría infantil cuentan con profesionales que están entrenados para entrevistar a los niños y a los cuidadores, pero esos centros no están disponibles en todas las áreas del país, de forma que las víctimas adolescentes de abuso sexual quizá tengan que utilizar la sala de emergencias para recibir atención.

A medida que el uso del departamento de emergencias para esos casos aumenta, la pregunta es si los departamentos de emergencias están preparados para gestionarlos y si son la mejor opción para la atención, anotaron los investigadores.

"Los médicos de emergencias están en primera línea del tráfico de personas. ¿Están entrenados suficientemente bien para identificar a las víctimas potenciales? ¿Administran el tipo correcto de servicios médicos, como pruebas de las ITS y la atención de la salud mental? Este estudio, aunque no puede sacar conclusiones sobre esas preguntas, sugiere que es importante plantearlas", enfatizó Helton.

Los resultados aparecen en la edición del 4 de noviembre de la revista JAMA Pediatrics.

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) describe las señales del abuso sexual en la niñez.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: Saint Louis University, news release, Nov. 4, 2019

--

Last Updated: