Cómo volver a la intimidad tras el parto

In English

Por
Reportera de HealthDay

MIÉRCOLES, 1 de mayo de 2019 (HealthDay News) -- "Evitar el sexo durante seis semanas" era el consejo estándar tras el parto y, según muchos médicos, sigue siendo una buena práctica para permitir la curación. Pero no es una regla estricta.

Aunque una mujer tiene el mayor riesgo de infección durante las dos primeras semanas postparto (un periodo que puede ser más largo si tuvo desgarros vaginales o una cesárea), el método actual es permitir que la forma en que una mujer se siente la guíe.

Aun así, en muchas mujeres, el regreso a la intimidad no siempre sigue un calendario. Los problemas como la resequedad vaginal, el sexo doloroso y la falta de deseo pueden ser impedimentos, con frecuencia durante meses tras el parto.

Un estudio de 832 mujeres que se habían convertido recientemente en madres, publicado en la revista BMC Pregnancy & Childbirth, encontró que después de seis meses un 46 por ciento reportaban una falta de interés en el sexo, casi la misma cantidad experimentaban resequedad vaginal, y para un 37 por ciento el sexo resultaba doloroso.

Esos problemas no siempre estaban conectados con haber recibido una episiotomía o haber sufrido desgarros vaginales. Una falta de lubricación natural e incluso la lactancia materna, que se ha asociado con una imagen corporal negativa, eran otros motivos subyacentes.

Otro estudio de madres recientes, publicado en la revista Obstetrics & Gynecology, encontró que otros problemas, que no implicaban directamente a la función sexual sino que afectaban al deseo sexual, pueden comenzar incluso un mes después del parto y continuar durante seis o más meses. Éstos incluían unos niveles altos de fatiga y estrés, junto con un dolor perineal continuo.

Los investigadores también encontraron otro motivo de la conexión entre la lactancia y una falta de deseo sexual: para una mujer, considerarse un ser sexual mientras amamanta a un recién nacido puede resultar difícil.

Un motivo por el cual los problemas de intimidad pueden persistir es que muchas mujeres se sienten avergonzadas de preguntar a su médico al respecto, y pocos médicos plantean el tema. Entonces, aunque esos problemas sexuales son extremadamente comunes, raras veces se discuten de forma oportuna, o simplemente no se discuten.

¿Cuál es la respuesta? A veces, regresar a la intimidad requiere una planificación práctica, por ejemplo encontrar el tiempo para dormir más y así tener más energía, programar el sexo durante la siesta del bebé, y ser honesto con la pareja sobre qué tipo de contacto es agradable y qué tipo no lo es. Pruebe una nueva postura, y use un lubricante para la resequedad. Pero si experimenta dolor, depresión u otro problema subyacente grave, hable con el médico para encontrar soluciones.

Más información

March of Dimes ofrece más información sobre las primeras seis semanas después del parto.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

Last Updated: