Emitidas nuevas directrices para accidente cerebrovascular infantil

Los expertos anotan que los síntomas y el tratamiento de estos pacientes más jóvenes no son iguales a los de los adultos

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

JUEVES, 17 de julio (HealthDay News/Dr. Tango) -- En la primera guía sobre el accidente cerebrovascular de los niños, la American Heart Association y la American Stroke Association establecieron que el accidente cerebrovascular en esta población tan joven no es tan poco común como se creyó alguna vez y que los síntomas tienden a ser distintos a los de los adultos.

Los factores de riesgo y el tratamiento también son distintos entre los niños y los adultos.

"Los niños y los adolescentes que sufren un accidente cerebrovascular tienen diferencias notables en la presentación, en comparación con los adultos", señaló en un comunicado de prensa de la American Heart Association el Dr. E. Steve Roach, presidente del grupo que escribió la declaración y profesor de neurología pediátrica del Colegio de medicina de la Universidad Estatal de Ohio. "En los recién nacidos, los primeros síntomas de accidente cerebrovascular con frecuencia son convulsiones en un brazo o una pierna. Ese síntoma es tan común que se piensa que el accidente cerebrovascular explica cerca del 10 por ciento de las convulsiones de los recién nacidos a término. Los convulsiones son un síntoma mucho menos común de accidente cerebrovascular en los adultos".

Tanto en los niños como en los adultos, sin embargo, diagnosticar y tratar tan rápidamente como sea posible es crítico para la recuperación.

Según la declaración en Management of Stroke in Children, publicada en la edición actual de Stroke, el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular antes de los 18 es de 10.7 por 100,000 niños al año. El riesgo es mayor durante el primer año de vida.

Entre los factores de riesgo más comunes para el accidente cerebrovascular de los niños se encuentran anemia de células falciformes y enfermedad cardiaca congénita o adquirida. Entre otros riesgos se encuentran infecciones de la cabeza y el cuello, problemas sistémicos como enfermedad inflamatoria del colon y trastornos autoinmunes, traumas en la cabeza y deshidratación.

Entre los factores de riesgo de la madre que contribuyen a un accidente cerebrovascular en un bebé se encuentran antecedentes de infertilidad, ruptura prematura de membranas y preeclampsia.

El uso de un activador del plasminógeno tisular (APT), que es estándar en los adultos, generalmente no se recomienda en los niños, al menos por ahora. Se deben abordar factores de riesgo subyacentes.

La declaración también agregó que varios casos de parálisis cerebral podrían ser causados por accidentes cerebrovasculares antes o después del nacimiento.

Más información

Visite la American Heart Association para más información sobre el accidente cerebrovascular pediátrico.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTE: American Heart Association, news release, July 17, 2008

--

Last Updated: