Las convulsiones, y no la epilepsia misma, podrían aumentar los riesgos del nacimiento

Según un estudio, son los ataques durante el embarazo los que causan problemas

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

LUNES, 10 de agosto (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un estudio reciente asegura que las convulsiones epilépticas durante el embarazo incrementan las probabilidades de bebés prematuros o pequeños.

Investigadores taiwaneses compararon a los niños de 1,016 mujeres que tenían epilepsia con los de 8,128 mujeres que no tenían la enfermedad. Durante el embarazo, 503 de las mujeres que tenían epilepsia sufrieron convulsiones, mientras que 513, no.

Las que tuvieron convulsiones durante el embarazo tenían 36 por ciento más probabilidades que las mujeres que no tenían epilepsia de haber tenido un bebé que pesaba menos de 5.5 libras, o sea 2.5 kilos (lo que se considera bajo peso), 63 por ciento más probabilidades de parto prematuro (antes de las 37 semanas), y 37 por ciento más propensas a tener un bebé pequeño para su edad de gestación.

En otra comparación, las mujeres que tenían epilepsia y sufrieron convulsiones durante el embarazo tenían 34 por ciento más probabilidades de tener un bebé pequeño para su edad de gestación que las mujeres que tenían epilepsia que no tuvieron convulsiones durante el embarazo.

El estudio aparece en la edición de agosto de Archives of Neurology.

Algunos estudios anteriores sugirieron una relación entre la epilepsia y los resultados adversos del embarazo, aunque otros no hallaron relación.

Los hallazgos del nuevo estudio "sugieren que se trata de las convulsiones mismas lo que parece contribuir en gran medida al aumento en el riesgo para los bebés de nacer antes de tiempo y de tener bajo peso al nacer para su edad de gestación", escribieron Yi-Hua Chen y sus colegas de la Universidad Médica de Taipéi (Taiwán). "Para las mujeres que permanecieron libres de convulsiones durante el embarazo, se identificó un riesgo nulo o leve, en comparación con las mujeres que no resultaron afectadas".

Las convulsiones epilépticas pueden afectar los resultados del embarazo de diversas maneras. Las convulsiones pueden causar traumas que rasgan las membranas fetales, lo que aumenta el riesgo de infección y parto prematuro. Las convulsiones también pueden causar contracciones en el útero que provocan tensión y lesión aguda.

Los investigadores enfatizaron la necesidad de estrategias de intervención, como ayudar a las mujeres a controlar las convulsiones durante algún tiempo antes del embarazo, ayudarlas a dormir mejor, suministrar educación sobre los riesgos de las convulsiones durante el embarazo y enseñarles a enfrentar el estrés.

Más información

La Epilepsy Foundation tiene más información sobre las mujeres y la epilepsia.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTE: JAMA/Archives journals, news release, Aug. 10, 2009

--

Last Updated: