Los padres gais y sus hijos siguen sufriendo la humillación social

In English

Por
Reportero de HealthDay

LUNES, 14 de enero de 2019 (HealthDay News) -- Dos tercios de los padres gais han sentido el dolor del estigma social, y se han encontrado con ese estigma con la mayor frecuencia en los ambientes religiosos, muestra una encuesta reciente.

"No nos sorprendió que los padres gais sigan experimentando el estigma", señaló la autora del estudio, la Dra. Ellen Perrin. "Pero no anticipamos que experimentaran tanto estigma en los ambientes religiosos".

En una encuesta anónima de 732 padres gais estadounidenses en 47 estados, los investigadores encontraron que un 63.5 por ciento dijeron que los habían humillado, ofendido, excluido o que los habían hecho sentirse incómodos en el año anterior. Casi uno de cada cinco dijeron que en ocasiones sus hijos habían evitado socializar por la ansiedad de que también se encontrarían con un estigma social.

La encuesta también encontró que más de un tercio de los papás gais se encontraron con el estigma social en reuniones religiosas, haciendo que fuera el lugar más común donde los hicieron sentirse incómodos o rechazados como padres.

Perrin, profesora de pediatría del desarrollo y conductual en el Hospital Pediátrico Flotante y en la Facultad de Medicina de la Universidad de Tufts, en Boston, enfatizó que los hallazgos eran solo una instantánea de cómo el estigma ocurre entre los padres gais de hoy en día.

Tampoco se atrevió a adivinar si el grado de estigma que experimentan los papás gais actualmente también lo experimentan las mamás lesbianas.

"En general, algunas personas piensan que hay más estigma sobre los hombres gais como padres que sobre las mujeres lesbianas como madres", reconoció Perrin. "Pero eso no es parte de nuestro estudio".

Aun así, Perrin apuntó que el riesgo de estigma se mantuvo constante ante todos los tipos de barreras sociales. "No encontramos ninguna diferencia en términos de los ámbitos rurales o urbanos, la composición racial de la familia, ni el estatus socioeconómico de la familia", apuntó.

Pero los padres gais sí reportaron que era menos probable que experimentaran ese estigma relacionado con la paternidad si residían en estados donde había más protecciones legales para los homosexuales.

Los participantes del estudio eran hombres gais que encabezaban hogares que cuidaban en total a más de 1,300 niños (con una edad promedio de 13 años).

Casi un 40 por ciento de los niños nacieron de una relación heterosexual, mientras que poco más de un tercio se convirtieron en miembros de la familia mediante la adopción o el cuidado de acogida. La subrogación fue el método de nacimiento de alrededor de un 14 por ciento de los niños.

Más allá de los ámbitos religiosos, alrededor de una cuarta parte de los papás dijeron que el estigma provenía de miembros de su familia, de sus vecinos o incluso de sus amigos gais. Una cantidad igual reportaron que habían sido discriminados por personas que no conocían, como meseros, proveedores de servicio o dependientes.

Los investigadores concluyeron que "a pesar de unos cambios legales y sociales alentadores, los hombres gais y sus hijos siguen enfrentándose al estigma y a la discriminación".

Para el futuro, Perrin sugirió que lo más probable es que reducir el riesgo de ese estigma requiera hacer unos mayores esfuerzos por contrarrestar la discriminación, a través de la educación y más "oportunidades de interacción" entre las parejas heterosexuales y gais.

Perrin y sus colaboradores reportaron sus hallazgos en la edición en línea del 14 de enero de la revista Pediatrics.

Abbie Goldberg, directora del programa de estudios de las mujeres y de género en la Universidad de Clark en Worcester, Massachusetts, apuntó que el concepto de la paternidad gay todavía es "nuevo" para algunas personas.

"Muchas personas, en particular los adultos mayores, se criaron en una época en que la paternidad gay no era visible, y ni siquiera se consideraba como una posibilidad", comentó Goldberg. "Los papás gais todavía se enfrentan al estigma de que los hombres son padres inadecuados cuando se les compara con las madres, que se considera que son más 'cariñosas' de forma innata y cosas por el estilo", añadió.

"Además, a pesar de ser falso, el antiguo estereotipo de los hombres gais como pedófilos todavía llega a la mente de algunas personas cuando evalúan la viabilidad y la deseabilidad de los padres gais", anotó Goldberg.

Aun así, dijo que se debe reconocer que es muy probable que algunos papás gais, sobre todo los que son ricos y/o blancos, tengan menos dificultades que otros. ¿Por qué? Porque tienen una mayor capacidad de evitar el riesgo de estigma al mudarse a comunidades más progresivas, y/o enviando a sus hijos a escuelas más progresivas.

"Con frecuencia, el privilegio significa opciones", enfatizó Goldberg. "Y los papás gais blancos con dinero tienen una mayor movilidad. Tienen más opciones".

Más información

Prideangel ofrece más información sobre la paternidad gay.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Ellen Perrin, M.D., professor, developmental-behavioral pediatrics, Floating Hospital for Children, Tufts University School of Medicine and Tufts Medical Center, Boston; Abbie Goldberg, Ph.D., professor, psychology, and director, women's & gender studies program, department of psychology, Clark University, Worcester, Mass.; Jan. 14, 2019, Pediatrics, online

Last Updated: