Muchos adolescentes lesbianas y gais siguen siendo rechazados por sus padres

In English

MIÉRCOLES, 19 de junio de 2019 (HealthDay News) -- Muchos padres de hijos lesbianas, gais o bisexuales (LGB) tardan años en ajustarse tras enterarse de su orientación sexual, encuentra un estudio reciente.

El estudio incluyó a más de 1,200 padres de jóvenes LGB de 10 a 25 años. Los padres visitaron un sitio web con recursos para los LGB, y se les pidió que completaran un cuestionario.

De esos padres, un 26 por ciento se habían enterado de que sus hijos se identificaban como LGB en el mes anterior.

Se preguntó a los padres: "¿Qué tan difícil es para usted saber que su hijo o hija es gay, lesbiana o bisexual?". Respondieron en una escala de cinco puntos, que abarcaba desde "nada difícil" hasta "extremadamente difícil".

La encuesta reveló que ajustarse conlleva tiempo. Los padres que se habían enterado de la orientación sexual de sus hijos hacía dos años tuvieron tantas dificultades como aquellos que se habían enterado recientemente.

Los padres negros e hispanos reportaron un ajuste más difícil que los padres blancos, y los padres de jóvenes de más edad tuvieron una mayor dificultad que los padres de niños más pequeños, mostraron los hallazgos.

Los papás y las mamás tuvieron niveles similares de dificultad, al igual que los padres de chicos y de chicas, según el estudio, publicado en la edición del 18 de junio de la revista Archives of Sexual Behavior.

Los padres que habían sabido que sus hijos eran LGB durante cinco o más años reportaron el nivel más bajo de dificultad.

"Sorprendentemente, encontramos que los padres que conocían la orientación sexual de sus hijos hacía dos años tenían tantas dificultades como los que se habían enterado hacía poco tiempo", señaló David Huebner, profesor asociado de prevención y salud comunitaria en la Universidad de George Washington, en Washington, D.C. "Dos años es un periodo muy largo en la vida de un joven que se enfrenta al estrés de un padre que no le da aprobación o lo rechaza".

Investigaciones anteriores sugieren que los padres que tienen problemas para ajustarse son más propensos a no dar aprobación o a comportarse de forma negativa, lo que puede poner a los jóvenes LGB en riesgo de graves problemas de salud.

Un motivo por el que los padres tienen problemas para aceptar que su hijo es LGB es la preocupación de que pudiera enfrentarse al acoso, y a una vida más dura en general, sugirió Huebner.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen recursos para los jóvenes LGBT.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: George Washington University, news release, June 18, 2019

--

Last Updated: