La mayoría de los estadounidenses no saben nada sobre el VPH que causa cáncer, encuentra una encuesta

In English

LUNES, 16 de septiembre de 2019 (HealthDay News) -- Entre los estadounidenses de 18 a 26 años, dos tercios de los hombres y un tercio de las mujeres todavía no saben que el virus del papiloma humano (VPH) es la causa principal de cáncer del cuello uterino, encuentra una nueva encuesta.

Los hallazgos de la encuesta también mostraron que más de un 70 por ciento de los adultos estadounidenses no saben que la infección común de transmisión sexual puede provocar cánceres de ano, pene y orales.

Los hallazgos provienen de la Encuesta de tendencias nacionales en la información de la salud, en que participaron más de 2,500 hombres y casi 3,700 mujeres.

La infección con el VPH se previene fácilmente mediante la vacunación, pero "la falta de conocimiento podría haber contribuido a las bajas tasas de vacunación contra el VPH en Estados Unidos", lamentó en un comunicado de prensa de la Universidad de Texas Ashish Deshmukh, profesor asistente en la Facultad de Salud Pública de la universidad, en Houston.

Se necesitan una mayor implicación de los médicos, anotó su equipo. Al observar los datos de la encuesta, los investigadores encontraron que entre las personas elegibles para la vacuna, el médico había aconsejado la vacuna a apenas un 19 por ciento de los hombres y un 31.5 por ciento de las mujeres.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU recomiendan que los chicos y las chicas de 9 a 14 años reciban dos dosis de la vacuna contra el VPH. Ese grupo de edad es el preferido porque es mejor inmunizar contra el VPH, que se transmite por vía sexual, antes del inicio de la actividad sexual. Típicamente se necesitan tres dosis si la primera dosis se administra después de los 15 años.

Ahora, los CDC también recomiendan que los adultos de 27 a 45 años consulten al médico sobre si se deben vacunar.

Como los cánceres vinculados con el VPH también pueden afectar a los varones, es importante que los chicos también se vacunen.

"Las campañas de vacunación contra el VPH se han enfocado mucho en la prevención del cáncer de cuello uterino en las mujeres, [pero] nuestros hallazgos demuestran una necesidad de educar a ambos sexos sobre el VPH y la vacuna contra el VPH", señaló Deshmukh.

"Las tasas de cáncer de cuello uterino se han reducido en los últimos 15 a 20 años debido a las pruebas de detección", continuó, pero "por otro lado, hubo un aumento de más de un 200 por ciento en las tasas de cáncer orofaríngeo en los hombres y un aumento de casi un 150 por ciento en las tasas de cáncer anal en las mujeres".

Aumentar las tasas de vacunación contra el VPH es esencial para reducir las crecientes tasas de esos tipos de cáncer, dijo Deshmukh.

Dos expertos se mostraron de acuerdo en que se debe hacer más por educar a los estadounidenses sobre el VPH.

"Las investigaciones anteriores han mostrado que la mayoría de los padres que no permiten que sus hijos reciban la vacuna contra el VPH lo hacen debido a una falta de información", anotó el Dr. David Fagan, vicepresidente de pediatría en el Centro Médico Pediátrico Cohen, en New Hyde Park, Nueva York.

"El mensaje de los proveedores puede ser muy sencillo, por ejemplo: 'Creo firmemente en la importancia de esta vacuna para la prevención del cáncer para [nombre del niño]'", aseguró. "Encuentro que enfatizar el rol de los padres en la prevención de los cánceres relacionados con el VPH en sus hijos es efectivo".

La Dra. Jill Rabin ayuda a dirigir la educación y el desarrollo en obstetricia y ginecología en Northwell Health, también en New Hyde Park. Dijo que, dada la importancia del VPH como causa del cáncer de cuello uterino, no es sorprendente que la concienciación sea mucho mayor entre las mujeres que entre los hombres.

"Las mujeres también tienden a ser el eje de la familia, y por esa vía, los cónyuges, parejas y niños pueden incorporarse en el sistema médico", aseguró Rabin. "Sin embargo, es hora de que hombres y mujeres se den cuenta de que ha llegado el momento y de que tenemos una oportunidad real de pararles los pies a estos cánceres".

Rabin añadió que "intentar convencer a los pacientes de que los virus en realidad no son curables y de que la vacuna podría prevenir esos cánceres es una tarea bastante ardua". Entonces, los médicos y otros profesionales de la atención de la salud deben "hacer todo lo posible por ayudar a educar a nuestros pacientes y convertirlos en parte del diálogo" sobre el VPH y la vacuna.

El nuevo informe se publicó en la edición del 16 de septiembre de la revista JAMA Pediatrics.

Más información

Para más información sobre el VPH, visite los CDC.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: David Fagan, M.D., vice chair, pediatrics, Cohen Children's Medical Center, New Hyde Park, N.Y.; Jill Rabin, M.D., vice chair, education and development, obstetrics and gynecology, Northwell Health, New Hyde Park, N.Y.; University of Texas Health Science Center, news release, Sept. 16, 2019

--

Last Updated: