La vacuna contra el VPH ayuda incluso a las mujeres que no se la han puesto, según un estudio

In English

Por
Reportera de HealthDay

MARTES, 22 de enero de 2019 (HealthDay News) -- La vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) es altamente efectiva en las mujeres jóvenes, y podría ofrecer cierta protección incluso a las que no se la ponen, sugiere un estudio reciente.

Los investigadores dijeron que los hallazgos amplían las evidencias de que la vacuna, que en última instancia reduce el riesgo de varios tipos de cáncer, es una bendición para la salud pública.

El VPH es una infección de transmisión sexual que puede provocar verrugas genitales. En algunas personas, las infecciones con el VPH se hacen persistentes, y eso puede en última instancia conducir al cáncer de cuello uterino, o tumores en la vagina, el pene, el ano y la garganta.

Hace más de una década que existen las vacunas contra el VPH, y ahora los expertos recomiendan que todas las chicas y los chicos se vacunen a partir de los 11 o 12 años de edad. También se aconseja para los adultos jóvenes que no la recibieron en la niñez.

En el nuevo estudio, la Dra. Jessica Kahn y sus colaboradores de la Universidad de Cincinnati siguieron a casi 1,600 chicas adolescentes y mujeres jóvenes que eran pacientes en las clínicas de su centro.

Los investigadores registraron los cambios en las tasas de cuatro tipos de VPH vinculados con el cáncer a los que la vacuna se dirige.

Encontraron que entre 2006 y 2017, la tasa de vacunación contra el VPH en el grupo del estudio aumentó de cero a más de un 84 por ciento.

Entre las mujeres vacunadas, la prevalencia del VPH se redujo en un 81 por ciento, al pasar de un 35 a un 6.7 por ciento.

Los ensayos clínicos ya han probado que la vacuna contra el VPH funciona. Pero es importante contar con estudios como este, que documentan sus beneficios en el "mundo real", señalaron los expertos.

"Esto muestra que la vacuna cumple su promesa", dijo la Dra. Amanda Dempsey, profesora asociada de pediatría en la Universidad de Colorado. Dempsey es autora de un editorial publicado junto con el estudio en la edición del 22 de enero de la revista Pediatrics.

Dempsey apuntó que se consideró que todas las pacientes del estudio tenían un riesgo alto de infección con el VPH. La mayoría habían tenido múltiples parejas sexuales, por ejemplo, y más de la mitad tenían antecedentes de otras infecciones de transmisión sexual.

"El mensaje principal es que la vacuna funciona excelentemente en el 'mundo real'", dijo Dempsey. "Y eso es verdad incluso cuando ya se es sexualmente activo y se han tenido infecciones de transmisión sexual".

La Dra. Ina Park, asesora de la Asociación Americana de Salud Sexual (American Sexual Health Association), se mostró de acuerdo.

"Es bueno ver estudios como este, que respaldan lo que los ensayos clínicos muestran", dijo Park, que también es profesora asociada de medicina familiar y comunitaria en la Universidad de California, en San Francisco.

Otros hallazgos del estudio mostraron que la prevalencia de cuatro tipos de VPH también se redujo entre pacientes que no se vacunaron. Al inicio, alrededor de un tercio tuvieron resultados positivos de esas cepas virales, y esa cifra se redujo a un 19.4 por ciento con el tiempo.

Según el equipo de Kahn, esto apunta a la llamada "protección grupal", en que todo el mundo se beneficia de que una parte importante de la población se vacune contra una enfermedad en particular.

Park apuntó que el hallazgo no resulta sorprendente. A medida que la prevalencia de una infección se reduce, el riesgo general de contraerla se reduce.

Pero enfatizó que los padres y los adultos jóvenes no deben creer que eso signifique que no vacunarse es seguro.

"No se fíe de la inmunidad grupal", advirtió Park. "La mejor forma de garantizar la protección es vacunarse".

Dempsey enfatizó lo mismo. La protección grupal solo existe cuando una parte importante de la población está vacunada. Y dijo que mientras más personas se vacunen, más cerca puede llegar la población a erradicar los tipos del VPH vinculados con el cáncer.

Casi todas las pacientes del estudio recibieron la vacuna original contra el VPH, Gardasil, que protegía contra cuatro tipos de virus. La vacuna actual en Estados Unidos, Gardasil 9, protege contra cinco tipos adicionales, apuntó Park.

Se necesita más investigación para observar el impacto de esa vacuna, según el equipo de Kahn.

Un segundo estudio en la misma edición de la revista encontró que lo que los padres más deseaban discutir con los médicos cuando estaban decidiendo si administrar o no la vacuna contra el VPH a sus hijos era la seguridad y los efectos secundarios.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. tienen más información sobre el VPH y el cáncer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Amanda Dempsey, M.D., Ph.D., M.P.H., associate professor, pediatrics, University of Colorado School of Medicine, Aurora; Ina Park, M.D., M.S., associate professor, family and community medicine, University of California San Francisco School of Medicine, and adviser, American Sexual Health Association, Research Triangle Park, N.C.; Jan. 22, 2019, Pediatrics, online

Last Updated: