La vacuna contra el VPH reduce las tasas de precáncer de cuello uterino

In English

Por
Reportero de HealthDay

JUEVES, 18 de abril de 2019 (HealthDay News) -- La vacuna contra el virus del papiloma humana (VPH) es en gran parte responsable de un declive en las lesiones precancerosas de cuello uterino entre las mujeres de Estados Unidos, muestra un nuevo informe del gobierno.

La cantidad de esas lesiones precancerosas detectadas durante las pruebas se redujo de un estimado de 216,000 casos en 2008 a 196,000 casos en 2016, encontraron investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Esta reducción ocurrió exclusivamente en las mujeres menores de 30 años, el grupo de edad para el cual la vacuna contra el VPH ha estado disponible.

En 2008, se encontró un 55 por ciento de los precánceres de cuello uterino en mujeres menores de 30 años. En 2016, ese porcentaje se había reducido a un 36 por ciento.

Al mismo tiempo, la detección de las lesiones precancerosas aumentó entre las mujeres de 30 a 64 años.

"A medida que esas [lesiones] se reduzcan entre las mujeres vacunadas, también veremos unas tasas más bajas de cáncer de cuello uterino a medida que esa población envejezca", comentó la Dra. Jennifer Wu, obstetra y ginecóloga en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. "La esperanza es que con la vacuna contra el VPH, en los próximos 10 años se verán reducciones incluso más significativas en los precánceres y los cánceres".

La vacuna contra el VPH estuvo disponible por primera vez en 2006, e inicialmente se recomendó para las chicas de 11 o 12 años, con una vacunación de recuperación disponible hasta los 26 años. Desde ese entonces, también se ha añadido a la programación de vacunas estándar de los chicos.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. también aprobó la vacuna para adultos de 27 a 45 años a partir de octubre de 2018, anotó Wu.

"Esta cobertura ampliada debería conducir a que los cánceres y precánceres de cuello uterino se conviertan en una rareza", afirmó Wu.

La primera vacuna se dirigía a las cepas del VPH responsables de alrededor de un 70 por ciento de todos los cánceres de cuello uterino, explicó Debbie Saslow, directora sénior de cánceres de las mujeres de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).

Una vacuna actualizada que se introdujo en 2016 previene ahora las cepas del VPH responsables de más de un 90 por ciento de los cánceres de cuello uterino, añadió Saslow.

En este nuevo estudio, los investigadores de los CDC monitorizaron las pruebas de detección del cáncer de cuello uterino en cinco ubicaciones de una red de vigilancia de Estados Unidos, y realizaron estimados para todo el país basándose en esos datos.

Parte de la reducción observada podría deberse a cambios en la detección, dijeron los expertos.

En 2008, se instaba a las chicas a someterse a un frotis de Papanicolaou en un plazo de tres años tras el inicio de la actividad sexual o antes de los 21 años de edad, y a realizar pruebas anuales a partir de ese momento.

Las directrices han evolucionado, y ahora las pruebas de detección comienzan a los 21 años y se realizan cada tres años.

"Parte de la reducción podría reflejar el hecho de que las observaciones son menos frecuentes, en particular en ese grupo de edad más joven", comentó la Dra. Lois Ramondetta, profesora de oncología ginecológica en el Centro Oncológico MD Anderson de la Universidad de Texas.

Pero las reducciones en las lesiones precancerosas entre las mujeres más jóvenes apuntan al éxito de la vacunación contra el VPH, agregó.

"El hecho de que se pueda vincular la reducción con el VPH tipo 16 y 18, que eran los subtipos cubiertos por la vacuna inicial, indica que se relaciona con la vacunación", dijo Ramondetta. "Ya sabemos que la capacidad de encontrar esos tipos de VPH en el grupo de edad vacunado, chicas y chicos, se ha reducido en hasta un 70 por ciento".

Las tasas de vacunación contra el VPH aumentan en un 5 por ciento al año, en promedio, añadió Saslow.

Más o menos la mitad de los adolescentes estaban al día con la vacuna contra el VPH en 2017, y dos tercios habían recibido la primera dosis de la serie de dos dosis, según los CDC.

"Hay más padres que vacunan a sus hijos que padres que no lo hacen, pero todavía no tantos como con otras vacunas", dijo Saslow.

Los médicos y otros expertos todavía tienen que defender que la vacuna es segura y efectiva, y que busca prevenir el cáncer de cuello uterino en lugar de fomentar la actividad sexual.

"Es increíble que algunas personas todavía intenten afirmar que esta vacuna no funciona, porque casi cada semana vemos más evidencias de que funciona mucho mejor de lo que soñamos", señaló Saslow. "Tenemos cada vez más evidencias de que esta vacuna reduce drástica y dramáticamente la cantidad de precánceres de cáncer de cuello uterino".

"Esas cifras mejorarán incluso más", concluyó Saslow. "Se están vacunando más niños de la edad correcta con una mejor vacuna".

El nuevo estudio aparece en la edición del 19 de abril de la revista de los CDC, Morbidity and Mortality Weekly Report.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre la cobertura de la vacuna contra el VPH.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Jennifer Wu, M.D., ob-gyn, Lenox Hill Hospital, New York City; Debbie Saslow, Ph.D., senior director, women's cancers, American Cancer Society; Lois Ramondetta, M.D., professor, gynecologic oncology, University of Texas MD Anderson Cancer Center; April 18, 2019, Morbidity and Mortality Weekly Report

Last Updated: