Promover la vacuna contra el VPH no fomenta una conducta sexual riesgosa en los adolescentes, según un estudio

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

LUNES, 13 de agosto de 2018 (HealthDay News) -- Unas controversiales leyes estatales que promueven la vacunación de los niños contra el virus del papiloma humano (VPH) no aumentan las probabilidades de que los adolescentes participen en conductas sexuales riesgosas, plantea un estudio reciente.

"Los padres y los cuidadores, además de los legisladores, no deben temer a las políticas ni a la legislación relacionadas con la educación sobre el VPH o el acceso [a la vacuna], dado que nuestro estudio no muestra ningún efecto negativo de la legislación en las conductas sexuales de los adolescentes", aseguró la autora principal del estudio, Erin Cook.

El hallazgo no es sorprendente, añadió Cook, que dirigió el estudio mientras era candidata doctoral en la Facultad de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard, en Boston. Anotó que otras investigaciones también han mostrado que la vacunación contra el VPH no conduce a unas tasas más altas de enfermedades de transmisión sexual (ETS) en los adolescentes.

Los nuevos hallazgos provienen de un análisis de 15 años de encuestas con adolescentes. Las encuestas exploraron los historiales sexuales de casi 887,000 estudiantes de secundaria de EE. UU. en un momento en que muchos estados promulgaban layes que instaban a los padres a inmunizar a sus hijos contra el VPH. El virus, que puede provocar cánceres como el cáncer de cuello uterino, se propaga mediante el contacto sexual.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. recomiendan que todos los niños se vacunen entre los 11 y los 12 años de edad. Pero el equipo de Cook anotó que las tasas de vacunación contra el VPH siguen siendo relativamente bajas: de menos de un 50 por ciento entre las chicas, y de menos de un 38 por ciento entre los chicos.

¿Por qué? En algunas familias, el costo es una barrera; otras carecen de acceso. La dificultad de completar una serie de varias dosis de vacuna, y las preocupaciones sobre la seguridad también son barreras. Pero el principal motivo de que los niños no reciban la vacuna, según los expertos, es el temor de los padres de que hacerlo podría dar a sus hijos adolescentes una licencia para participar en actividades sexuales de riesgo.

Esa renuencia llevó a 24 estados a promulgar leyes para animar a los padres y a los cuidadores a vacunar los niños. Algunos de esos estados ahora requieren pruebas de la inmunización para inscribirse en la escuela.

La Dra. Diane Harper es directora médica de alcance e implicación en la comunidad del Centro Oncológico Integral de la Universidad de Michigan. Dijo que "este estudio debería tranquilizar a esos pocos padres que se preocupan sobre el tema de la desinhibición sexual".

El equipo de Cook observó datos recabados entre 2001 y 2015 de una encuesta en todos los estados de estudiantes de noveno a duodécimo cursos. En ese periodo, 16 estados aprobaron leyes sobre la vacuna contra el VPH.

Las encuestas encontraron que 224,000 de los adolescentes (un 25 por ciento) reportaron haber tenido relaciones sexuales en los tres meses anteriores. Más o menos un 97 por ciento de ellos dijeron que habían utilizado preservativos en su último encuentro sexual.

Pero los investigadores no encontraron evidencias de que la aprobación en el estado de una ley sobre el VPH afectara las probabilidades de los adolescentes de tener relaciones sexuales.

Cook, la autora principal, enfatizó que la investigación se enfocó en el impacto de las leyes sobre el VPH en las relaciones sexuales de los adolescentes, y no en los patrones de vacunación en sí.

Ella y sus colaboradores publicaron sus hallazgos en la edición en línea del 13 de agosto de la revista Pediatrics.

Gregory Zimet, codirector del Centro IUPUI de Investigación sobre el VPH de la Universidad de Indiana, revisó los hallazgos del estudio.

Aseguró que la vacuna es una forma segura y efectiva de prevenir enfermedades graves. El VPH es una causa de una variedad de tipos de cáncer, entre ellos los cánceres del cuello uterino, vaginales, de vulva, anales, de pene, y de cabeza y cuello.

"El VPH se transmite fácilmente mediante el contacto íntimo, y no requiere coito", apuntó Zimet. Y eso significa que "la infección con el VPH es increíblemente común, afectando a la inmensa mayoría de los individuos en algún momento de sus vidas".

Por otra parte, la vacuna es "extraordinariamente efectiva" contra los tipos de VPH que está diseñada para prevenir, aseguró, y la protección dura al menos de 10 a 12 años, y es probable que mucho más.

"La vacunación contra el VPH es, simplemente, prevención del cáncer", enfatizó Zimet.

Harper añadió que el estudio actual subraya lo que otras investigaciones han confirmado una y otra vez. "Tener unas opciones saludables disponibles no conduce a una mayor promiscuidad".

Comparó los hallazgos con investigaciones anteriores que demostraron que "recetar pastillas anticonceptivas no aumenta la actividad sexual, tener la píldora 'del día después' disponible sin receta no aumenta la actividad sexual, (y) proveer preservativos en máquinas expendedoras no aumenta la actividad sexual".

Más información

Para más información sobre la vacuna contra el VPH, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Erin E. Cook, M.P.H., Sc.D., associate, Analysis Group Inc., Boston, and former doctoral student, department of epidemiology, Harvard T.H. Chan School of Public Health, Boston; Diane Harper, M.D., M.P.H., physician director of community outreach and engagement, University of Michigan Comprehensive Cancer Center, Ann Arbor, Mich.; Gregory D. Zimet, Ph.D., professor of pediatrics and clinical psychology, and co-director, IUPUI Center for HPV Research, Indiana University, Indianapolis; Aug. 13, 2018, Pediatrics, online

Last Updated: