Follow Our Live Coverage of Covid-19 Developments

Unos estudios confirman que la vacuna contra el VPH es segura

In English

Por
Reportera de HealthDay

LUNES, 18 de noviembre de 2019 (HealthDay News) -- La vacuna contra el VPH ofrece a los padres la oportunidad de evitar que sus hijos desarrollen ciertos tipos de cáncer, y dos estudios nuevos reafirman lo que investigaciones anteriores han encontrado: que la vacuna es segura.

Los dos estudios incluyeron a millones de dosis de la vacuna Gardasil 9, la única vacuna que se usa actualmente en Estados Unidos para la prevención de los cánceres relacionados con el VPH.

"Los datos de nuestro estudio fueron muy tranquilizadores. No vimos nada inesperado ni sorprendente. Con la Gardasil 9, ahora podemos prevenir una gran parte de los cánceres de cuello uterino, orofaríngeos [de la boca, la lengua y la garganta] y otros", señaló el autor principal de uno de los estudios, el Dr. James Donahue, epidemiólogo en el Instituto de Investigación Clínica Marshfield, en Wisconsin.

Los estudios y un editorial sobre ellos se publicaron en la edición del 18 de noviembre de la revista Pediatrics.

El virus del papiloma humano (VPH) es un virus de transmisión sexual. Se estima que 79 millones de personas de Estados Unidos ya están infectadas con el VPH. Cada año, ocurren unos 14 millones de infecciones nuevas con el VPH. Más o menos la mitad de ellas son en adolescentes y adultos jóvenes, según el editorial. A veces, esas infecciones mejoran solas, pero muchas no lo hacen.

El VPH es responsable de más de 33,000 cánceres al año: 20,000 en mujeres y 13,000 en hombres. El uso de rutina de la vacuna Gardasil 9 podría prevenir un 90 por ciento de esos cánceres, señalaba el editorial.

Pero el autor del editorial, el Dr. H. Cody Meissner, del Centro Médico de la Universidad de Tufts, en Boston, anotó que las tasas de inmunización con la vacuna contra el VPH siguen siendo bajas.

Dijo que hay varios motivos de que las personas duden ante las vacunas en general, y que esos motivos se complican porque esta vacuna previene una infección de transmisión sexual.

"La sexualidad es un tema difícil para los pediatras y muchos padres, y esta vacuna se designó como una forma de prevenir una infección de transmisión sexual. Pero lo que es mucho más importante es que previene un cáncer letal y común", enfatizó Meissner.

A algunas personas les preocupa que vacunar a un niño contra una infección de transmisión sexual pudiera animar al niño a ser más promiscuo, pero Meissner apuntó que los estudios han mostrado que no es así.

Además, dijo, "las personas quizá estén mal informadas o comprendan mal los problemas de seguridad de las vacunas. Ninguna vacuna es segura del todo, pero la aspirina no es segura, y las personas se la toman. Las probabilidades de complicaciones son muy bajas, y la vacuna ofrece enormes ventajas".

El Dr. David Fagan, vicepresidente de pediatría del Centro Médico Pediátrico Cohen en New Hyde Park, Nueva York, no participó en los estudios, pero revisó los hallazgos.

"Lo que el público quizá no sepa y que claramente debe saber es que hay sistemas para monitorizar la seguridad de las vacunas. Ambos estudios confirman lo que los médicos ya sabemos, que las vacunas son seguras, y, específicamente, que la vacuna contra el VPH es segura", enfatizó Fagan.

El estudio de Donahue implicó una vigilancia casi en tiempo real de datos de seguridad de las vacunas de 2015 a 2017. Durante el periodo del estudio, se administraron casi 839,000 dosis de la vacuna. Los investigadores no encontraron ningún problema de seguridad nuevo.

El segundo estudio, dirigido por el Dr. Tom Shimabukuro, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., observó un periodo de tres años e incluyó a casi 28 millones de dosis de vacunas administradas. En ese gran grupo, unas 7,200 personas tuvieron una reacción adversa.

Más del 97 por ciento de las reacciones adversas no fueron graves, encontró el estudio. Esos eventos incluyeron dolores de cabeza, mareos, desmayos e irritación en el lugar de la inyección.

Fagan apunta con frecuencia a los padres que la vacuna contra el VPH previene el cáncer.

"Si tuviera la opción de prevenir que su hijo desarrolle un cáncer al inmunizarlo con una vacuna, ¿no lo haría por su hijo?", planteó.

Los CDC recomiendan la vacuna contra el VPH para las personas de ambos sexos entre los 9 y 26 años. Se recomiendan dos dosis entre los 11 y los 12 años, pero se pueden administrar incluso a los 9 años. Si alguien no ha recibido la vacuna contra el VPH a los 15 años, necesitará tres dosis de la vacuna.

Más información

Para más información sobre la vacuna contra el VPH, visite el Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: James Donahue, D.V.M., Ph.D., epidemiologist, Marshfield Clinic Research Institute, Marshfield, Wisc.; H. Cody Meissner, M.D., Chief of Pediatric Infectious Diseases at Floating Hospital for Children at Tufts Medical Center, Boston; David Fagan, M.D., vice chair, pediatrics, Cohen Children's Medical Center, New Hyde Park, N.Y.; Nov. 18, 2019, Pediatrics

Last Updated: