Los jóvenes transgénero se enfrentan a un mayor riesgo de problemas de salud mental

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de HealthDay

LUNES, 16 de abril de 2018 (HealthDay News) -- Los niños y adolescentes que se identifican como transgénero o de género no conforme son más propensos a ser diagnosticados con problemas de salud mental, sugiere una nueva investigación.

Las personas que son transgénero o de género no conforme tienen una identidad de género distinta que la que tenían al nacer. Para algunos, esto podría significar una identidad de género que es opuesta al sexo que tenían al nacer. Para otros, esto podría significar que no se identifican con ningún género en lo absoluto.

"Hay jóvenes que se enfrentan a situaciones difíciles relacionadas con la identidad de género. Es la presión de encajar, de cumplir las expectativas de los padres o los compañeros, o sus propias expectativas sobre quiénes piensan que deberían ser, lo que podría estar aumentando el estrés de estos jóvenes", explicó la autora del estudio, Tracy Becerra-Culqui, investigadora postdoctoral en el departamento de investigación y evaluación de Kaiser Permanente del Sur de California.

El Dr. Hansel Arroyo, director del Centro de Medicina y Cirugía Transgénero en el Centro Médico Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York comentó que "estos datos no son necesariamente nuevos. Los jóvenes y adultos transgénero tienen unas tasas más altas de trastornos del estado de ánimo, como la depresión y la ansiedad".

Añadió que las personas transgénero también tienen una tasa de suicidio mucho más alta.

Arroyo se mostró de acuerdo en que la forma en que las personas transgénero son tratadas tiene un impacto importante en su salud mental.

"Si uno se declara y no lo aceptan, eso puede ser muy dañino. Y entonces, en la comunidad, lo bombardean con discriminación de forma constante. Es cuestión de cuántos golpes puede uno recibir antes de desarrollar depresión o un trastorno de ansiedad", apuntó.

En el estudio, la tasa general de afecciones de salud mental entre los jóvenes transgénero y de género no conforme era entre 3 y 13 veces más alta que entre aquellos cuyo género se correspondía con el que tenían al nacer.

Los autores del estudio encontraron que las tasas de depresión eran de un 49 por ciento entre las jóvenes trans femeninas y de un 62 por ciento en los jóvenes trans masculinos. Las personas trans femeninas tenían un género masculino al nacer. Las personas trans masculinas son aquellas cuyo género de nacimiento era femenino.

Esas tasas de depresión eran entre 4 y 7 veces mayores que las de los jóvenes típicos, dijeron los investigadores.

Las tasas de trastorno por déficit de atención eran un 15 por ciento entre las jóvenes trans femeninas y un 16 por ciento entre los trans masculinos. Esas cifras eran entre 3 y 7 veces mayores que en un grupo emparejado de niños y adolescentes típicos, mostraron los hallazgos.

Los investigadores utilizaron expedientes médicos electrónicos para identificar a casi 600 niñas y adolescentes trans femeninas y a casi 750 niños y adolescentes trans masculinos que habían sido atendidos en centros de Kaiser Permanente en California o en Georgia. También hubo un grupo de jóvenes típicos emparejados según la edad, con fines de comparación.

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 16 de abril de la revista Pediatrics.

Un segundo estudio en la misma edición de la revista observó a casi 82,000 estudiantes de secundaria en Minnesota en 2016. Los investigadores buscaban las experiencias de adversidad en la niñez. Entonces, la información se clasificó según la identidad sexual y de género.

El estudio encontró que, en comparación con los adolescentes heterosexuales, los que eran lesbianas, gais, bisexuales, transgénero o se cuestionaban su sexualidad (LGBTQ) o de género no conforme eran mucho más propensos a experimentar abuso físico o a ser testigos de violencia doméstica.

Laura Baams, autora del estudio de la Universidad de Groninga en los Países Bajos, dijo que "el estudio plantea la hipótesis de que los padres de los jóvenes LGBTQ y de género no conforme podrían responder a la orientación sexual y a la identidad de género de sus hijos de una forma negativa".

Arroyo dijo que los hallazgos de ambos estudios muestran la importancia de "crear ambientes médicos que no generen estigmas" de manera que las personas tengan un espacio seguro donde buscar ayuda.

Becerra-Culqui planteó que es importante que los jóvenes transgénero sepan que no están solos. Es buena idea intentar encontrar grupos de apoyo para los jóvenes transgénero y de género no conforme para que puedan ver "a otras personas justo como ellos que experimentan los mismos sentimientos y dudas", añadió.

Más información

Aprenda más sobe la identidad y la expresión transgénero, y el hecho de ser transgénero, en la Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Tracy Becerra-Culqui, Ph.D., M.P.H., post-doctoral research fellow, Kaiser Permanente Southern California Department of Research and Evaluation, Pasadena, Calif.; Hansel Arroyo, M.D., psychiatrist and director, Center for Transgender Medicine and Surgery, Mount Sinai Medical Center, New York City; Laura Baams, Ph.D., assistant professor, pedagogy and educational sciences department, University of Groningen, the Netherlands; April 16, 2018, Pediatrics, online

Last Updated: