Fumar favorece roncar

Un estudio señala que incluso el humo de segunda mano puede hacerle un ruidoso nocturno

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de HealthDay

VIERNES 1 de octubre (HealthDayNews/HispaniCare) -- Sus posibilidades de pasar una noche tranquila aumenta si no fuma ni pasa mucho tiempo con alguien que lo hace.

Eso se debe a que fumar, tanto activa como pasivamente, hace que sea más posible que se pase la noche roncando, según un estudio que aparece en la edición de octubre del American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine.

"Fumar es una causa común de ronquidos. Incluso el humo de segunda mano lo favorece", afirmó el Dr. Kart Franklin, profesor del Hospital Universitario de Umea, Suecia y coautor del estudio, quien agregó que la moraleja del estudio es que hay que dejar de fumar.

Roncar habitualmente es un problema muy común. Se piensa que entre el 16 y el 33 por ciento de los hombres y el 8 y el 19 por ciento de las mujeres roncan habitualmente. Según los investigadores, roncar habitualmente se define como ronquidos fuertes y molestos al menos tres veces a la semana.

Además de ser una causa bastante conocida de conflicto matrimonial, el ronquido nocturno puede causar somnolencia diurna, lo cual le puede poner en riesgo en situaciones que requieran mantenerse alerta, como conducir. Según Franklin, roncar también se ha relacionado con afecciones como la diabetes, hipertensión causada por el embarazo y mayor mortalidad en hombres menores de sesenta

Roncar es causado por una obstrucción en las vías nasales, afirmó el Dr. Marc Siegel, internista del Centro Médico de la Universidad de Nueva York de esa ciudad.

"Generalmente, el aire pasa por un conducto angosto cuando usted respira. Si es más angosto de lo normal, habrá más ruido", afirmó Siegel, quien señaló que esa es una de las razones por las que la obesidad se relaciona significativamente con un aumento de ronquido, pues a medida que se aumenta de peso, los conductos se hacen más pequeños.

Franklin afirmó que los investigadores tienen tres teorías sobre por qué fumar aumenta el riesgo de roncar. La primera es que fumar, ya sea de manera activa o pasiva, irrita, inflama y angosta las vías aéreas superiores. Otra teoría es que la abstinencia de nicotina durante el sueño podría causar ciertos cambios fisiológicos que hacen que sea más probable que haya ronquidos. Finalmente, ya que la nicotina es tóxica para las células nerviosas, fumar puede causar lesiones tóxicas a los nervios de los músculos de las vías aéreas superiores.

El estudio de Franklin incluyó a más de 15,000 hombres y mujeres entre los 25 y los 54. Provenían de Dinamarca, Estonia, Islandia, Noruega y Suecia. Todos respondieron un cuestionario que incluía preguntas sobre fumar, roncar, bronquitis crónica, obesidad, género y edad.

Roncar fue mucho más frecuente en fumadores que en aquellos que nunca habían fumado, 24 por ciento versus 13.7 por ciento. Y los ex fumadores no se salvan, pues el 20.3 por ciento de ellos roncaba. Cerca del 20 por ciento de las personas que nunca habían fumado pero que estaban expuestas al humo del cigarrillo diariamente en casa eran roncadores habituales.

Luego de calcular otros factores de riesgo para roncar, como obesidad, género y edad, fumar en el presente era responsable por un aumento del 17 por ciento en roncar, mientras que ser fumador pasivo constituía un aumento del 2.2 por ciento. La obesidad aumentó el riesgo de roncar en un 4.3 por ciento.

"Fumar sí predispone a roncar porque inflama las vías nasales, así que también tiene sentido que el humo de segunda mano pueda hacerlo porque no está filtrado", aseguró Siegel.

Sin embargo, Siegel agregó que tuvo un problema con el estudio, pues la información fue recopilada únicamente por un cuestionario, lo cual generalmente no se considera la forma más confiable de recopilar información, especialmente si se está averiguando acerca de un comportamiento que tiene lugar durante el sueño.

"Su pareja quizá sepa juzgar mejor si usted ronca o no", aseguró Siegel.

Pero, agregó, sería muy difícil y costoso realizar un estudio totalmente objetivo sobre roncar.

Si desea dejar de hacer ruido en la noche, Siegel sugiere dejar de fumar, alejarse de las personas que lo hacen, perder peso y tratar las infecciones de los senos nasales y cualquier alergia que tenga. Además, debe evitar comer justo antes de irse a la cama y beber cantidades excesivas de alcohol, dijo.

Más Información

Para saber más acerca del ronquido y lo que se puede hacer al respecto, visite la American Academy of Otolaryngology - Head and Neck Surgery.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Karl Franklin, M.D., Ph.D., professor, department of respiratory medicine, University Hospital, Umea, Sweden; Marc Siegel, M.D., internist, New York University Medical Center, and clinical associate professor, medicine, New York University School of Medicine, New York City; October 2004 American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine

Last Updated: