¿No duerme lo suficiente? Muchos están en la misma situación

In English

VIERNES, 15 de noviembre de 2019 (HealthDay News) -- Más estadounidenses tienen problemas para quedarse y permanecer dormidos, y es probable que los teléfonos inteligentes y la tecnología tengan la culpa, informan unos investigadores.

Su análisis de los datos de casi 165,000 adultos de todo el país mostró que el número que reportaban dificultades para quedarse dormidos al menos una vez por semana aumentó un 1.4 por ciento entre 2013 y 2017, y el número de los que tenían problemas para permanecer dormidos aumentó en un 2.7 por ciento.

Esos porcentajes podrían parecer pequeños, pero significa que hasta 5 millones más de adultos tienen problemas del sueño, según el líder del estudio, Zlatan Krizan, profesor de psicología en la Universidad Estatal de Iowa (ISU), en Ames, Iowa.

"La duración del sueño es importante, pero qué tan bien dormimos y cómo nos sentimos respecto a nuestro sueño es importante en sí", aseguró Krizan en un comunicado de prensa de la universidad. "La salud del sueño es un fenómenos multidimensional, así que es esencial que investigaciones futuras examinen todos los aspectos".

El estudio se publicó en una edición reciente en línea de la revista Sleep Health.

Krizan y su equipo no pudieron decir qué está contribuyendo al aumento en los problemas del sueño, pero es probable que la tecnología sea un factor, según el autor principal, Garrette Hisler, un exestudiante de postgrado de la ISU que es ahora asociado postdoctoral en la Universidad de Pittsburgh.

"Sabíamos a partir de nuestra investigación anterior que hay una correlación entre el uso de los teléfonos inteligentes y un sueño insuficiente entre los adolescentes", señaló Hisler en el comunicado de prensa.

"Si usamos el teléfono antes de acostarnos o recibimos alertas en medio de la noche, esto puede dificultar que nos quedemos dormidos y que permanezcamos dormidos durante toda la noche", explicó.

La falta de sueño y el sueño de mala calidad pueden aumentar el riesgo de enfermedad cardiaca, y la calidad del sueño afecta al bienestar general, anotaron los investigadores.

Krizan añadió que "sabemos que qué tan bien las personas duermen en general es un reflejo importante de su salud, y podría ser un indicador de otras afecciones. Si queremos tener una idea completa de la salud de la población, es importante medir y monitorizar esos cambios en las tendencias en el sueño a lo largo del tiempo".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre el sueño.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: Iowa State University, news release, Nov. 12, 2019

--

Last Updated: