Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Las farolas podrían ser nocivas para el sueño y la salud mental de su hijo adolescente, según un estudio

In English

MIÉRCOLES, 8 de julio de 2020 (HealthDay News) -- Una nueva investigación sugiere vínculos entre las farolas, los letreros de neón y otras formas de luces nocturnas de exteriores y el insomnio y los trastornos del estado de ánimo en los adolescentes.

El estudio, de más de 10,000 adolescentes estadounidenses de 13 a 18 años, no pudo probar causalidad. Pero encontró que los adolescentes que vivían en áreas con unos niveles altos de iluminación artificial nocturna de exteriores tendían a irse a la cama 29 minutos más tarde, en promedio, y que dormían 11 minutos menos, en comparación con los adolescentes en las áreas con los niveles más bajos de iluminación nocturna de exteriores.

Además, unos niveles más altos de luz artificial también se asociaron con un mayor riesgo de que un adolescente desarrollara un trastorno del estado de ánimo o de ansiedad.

Específicamente, los adolescentes expuestos a unos niveles más altos de luz artificial de noche eran más propensos a cumplir los criterios diagnósticos de trastorno bipolar o una fobia específica, según los investigadores, dirigidos por Diana Paksarian, investigadora postdoctoral del Instituto Nacional de la Salud Mental (NIMH) de EE. UU.

"La exposición a la luz ambiental es solo un factor en una red más compleja de influencias en el sueño y la conducta", enfatizó la coautora del estudio, Kathleen Merikangas, investigadora sénior y jefa de la Rama de Investigación en Epidemiología Genética del NIMH. Pero considera que podría ser "un objetivo importante para la prevención y las intervenciones en la salud de los adolescentes".

Como explicaron los investigadores en un comunicado de prensa del instituto, las alteraciones del sueño y del ritmo circadiano son características de ciertos trastornos mentales, entre ellos el trastorno bipolar. Entonces, la alteración del sueño podría ser el vínculo que conecta a las exposiciones a la luz artificial de noche y a los trastornos de la salud mental, algo que se debe examinar en estudios futuros.

El estudio también encontró disparidades sociales en la exposición a la luz artificial. Los adolescentes de los grupos raciales/étnicos minoritarios, de familias inmigrantes, o de familias con unos ingresos más bajos tenían más probabilidades de vivir en áreas con unos niveles altos de luces de exterior nocturnas, mostró la investigación.

Dos expertos psiquiátricos que leyeron los nuevos hallazgos concurrieron en que se necesita más investigación.

Aunque "todavía no está claro cuál podría ser el mecanismo de acción", el vínculo entre la luz nocturna y el bienestar mental de los adolescentes "merece más investigación", comentó el Dr. Victor Fornari, vicepresidente de psiquiatría infantil y adolescente del Hospital de Zucker Hillside en Glen Oaks, Nueva York. "Limitar la luz artificial nocturna podría tener un impacto beneficioso en el estado de ánimo", teorizó.

Brittany LeMonda es neuropsicóloga sénior del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. Afirmó que el estudio es "un artículo interesante y oportuno, ya que los adolescentes continúan enfrentándose a unos crecientes niveles de estrés académico y de rendimiento".

LeMonda dijo que "el sueño es vital para la salud del cerebro, la salud física, la salud cognitiva y emocional, y es particularmente importante durante los años formativos de la adolescencia. Sabemos que muchos adolescentes no duermen lo suficiente, debido a la latencia del sueño, a despertarse a lo largo de la noche, o a levantarse temprano".

Pero hay soluciones fáciles disponibles, añadió.

"La buena noticia es que unas soluciones sencillas, como unas cortinas oscuras o usar habitaciones que no den a fuentes de luz artificial como dormitorios, podrían ser intervenciones positivas y quizá sencillas para reducir la luz, y con algo de suerte mejorar los patrones de sueño y los resultados de salud", planteó LeMonda.

El estudio se publicó en línea el 8 de julio en la revista JAMA Psychiatry.

Más información

La National Sleep Foundation ofrece más información sobre los adolescentes y el sueño.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTES: Victor Fornari, MD, vice chair of child and adolescent psychiatry, Zucker Hillside Hospital, Glen Oaks, N.Y.; Brittany LeMonda, PhD, senior neuropsychologist, Lenox Hill Hospital, New York City; U.S. National Institute of Mental Health, news release, July 8, 2020

--

Last Updated: