Los maratones de televisión, los videojuegos, los libros y los deportes están afectando al sueño

In English

DOMINGO, 10 de noviembre de 2019 (HealthDay News) -- Casi nueve de cada 10 adultos estadounidenses pierden sueño para hacer maratones de televisión, encuentra una encuesta reciente.

Más de 2,000 adultos que participaron en la encuesta de la Academia Americana de Medicina del Sueño (American Academy of Sleep Medicine, AASM) en septiembre calificaron su sueño como su segunda prioridad más alta; la familia fue la primera.

Pero a pesar de que consideraban que el sueño era importante, un 88 por ciento dijeron que se quedaban despiertos hasta tarde para ver múltiples episodios de un programa de televisión o series en directo (streaming).

La tasa más alta, de un 95 por ciento, fue entre las personas de 18 a 44 años. Muchos también retrasan la hora de irse a la cama para jugar videojuegos, leer y ver deportes, reveló la encuesta.

"Es alentador que los estadounidenses califiquen el sueño como una de sus prioridades más altas, pero elegir los maratones de entretenimiento de noche en lugar de dormir tiene graves ramificaciones", advirtió la presidenta de la AASM, la Dra. Kelly Carden, en un comunicado de prensa de la academia.

Los adultos más jóvenes (de 18 a 34 años) eran más propensos que los que tenían a partir de 35 años a quedarse despiertos hasta tarde para jugar videojuegos (un 72 frente a un 38 por ciento), y los hombres eran más propensos a hacerlo que las mujeres (un 59 frente a un 42 por ciento).

Dos tercios de los encuestados dijeron que habían perdido sueño para leer. Las mujeres fueron más propensas a hacerlo que los hombres (un 71 frente a un 61 por ciento), encontró la encuesta.

Casi un 60 por ciento de los adultos perdieron sueño para ver deportes, incluyendo a un 75 por ciento de los hombres y a un 45 por ciento de las mujeres. Los adultos de 25 a 54 años fueron más propensos que los de otros grupos de edad a haber permanecido despiertos hasta tarde para ver el tiempo o las entradas extras (un 54 frente a un 51 por ciento).

Esa pérdida de sueño puede tener graves consecuencias, señaló Carden.

"El sueño es esencial para la salud, el bienestar y la seguridad, y la falta crónica de sueño puede conducir a un aumento en el riesgo de problemas de la salud, trastornos del estado de ánimo y accidentes en vehículos motores", apuntó.

Perder sueño debido a las emisiones en directo, la lectura o los videojuegos también puede conducir a sentimientos negativos. Por ejemplo, un 24 por ciento de los encuestados admitieron que se sintieron frustrados tras retrasar la hora de irse a la cama.

Sentirse mal fue más común entre los de la generación Z (nacidos a partir de 1997), que dijeron que quedarse despiertos hasta tarde les provocaba frustración (un 32 por ciento), preocupación (un 23 por ciento) o culpa (un 19 por ciento).

Esos sentimientos pueden hacer que dormir resulte más difícil, sobre todo si una persona intenta compensar por el sueño perdido, según la AASM.

La encuesta tuvo un margen de error de más o menos 2 puntos de porcentaje, y un nivel de confianza del 95 por ciento.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre el sueño.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: American Academy of Sleep Medicine, news release, Nov. 4, 2019

--

Last Updated: