Los nuevos padres pueden prever que perderán sueño durante seis años

In English

Por
Reportero de HealthDay

MARTES, 5 de marzo de 2019 (HealthDay News) -- Los padres saben que cuando un recién nacido llega a casa, el sueño sale por la ventana. Pero una nueva investigación muestra que la pérdida de sueño podría acosar a mamá y a papá durante hasta seis años.

"Lo nuevo del estudio actual es que comparamos el sueño antes del embarazo con el sueño hasta seis años tras el nacimiento", explicó el autor del estudio, Sakari Lemola. "Nos sorprendió ver que la duración del sueño y la satisfacción con el sueño seguían siendo más bajas seis años tras el nacimiento".

¿Por qué? "Tener hijos aumenta las demandas y responsabilidades asociadas con el nuevo rol como padre", dijo Lemola, profesor asociado de psicología en la Universidad de Warwick, en Inglaterra. "Además, los niños mayores a veces enferman, tienen pesadillas o simplemente se despiertan y acuden a sus padres", añadió.

"Incluso si los niños no despiertan a los padres directamente, es posible que los padres tengan más cosas de las cuales preocuparse, planificar y organizar en comparación con el periodo antes de su primer hijo, lo que podría reducir el sueño", explicó Lemola.

En el estudio, los investigadores siguieron a más de 4,600 mujeres y hombres alemanes. Todos reportaron el nacimiento de un primer, segundo o tercer hijo en algún momento entre 2008 y 2015. En promedio, las nuevas mamás tenían unos 33 años de edad, y los nuevos papás unos 36.

Las entrevistas para medir la duración y la satisfacción del sueño se realizaron anualmente.

Al final, los investigadores encontraron que tanto la satisfacción con como la duración del sueño "tuvieron un declive marcado" tras el nacimiento durante los tres primeros meses, sobre todo entre las mamás. Los padres primerizos eran particularmente vulnerables a experimentar alteraciones del sueño al principio, al igual que las mamás que amamantaban. En promedio, las nuevas mamás perdieron una hora de sueño por noche en los tres primeros meses.

Los patrones de sueño mejoraron de forma significativa con el tiempo. Pero hasta cierto grado, la alteración del sueño continuaba incluso tras seis años, independientemente de los ingresos de los padres o de si la mamá o el papá estaban criando al niño solos o en pareja.

Lemola anotó que la alteración del sueño a largo plazo fue "más bien modesta", de alrededor de 15 a 20 minutos por noche para los padres, y que probablemente no originaría ninguna consecuencia importante para la salud.

Aun así, aconsejó a los padres que buscan formas de proteger su sueño que intenten programar siestas junto con sus hijos. Lemola también aconsejó establecer turnos en que uno de los padres descansa mientras el otro gestiona el cuidado del niño.

Pero "aunque eso funciona para algunos padres, podría ser más difícil para otros", reconoció. "Si la privación de sueño empeora, también es importante aceptar el respaldo, por ejemplo de los propios padres, que podrían quedarse una noche".

Los hallazgos aparecen en una edición reciente en línea de la revista Sleep.

La Dra. Raina Gupta, especialista en medicina del sueño en el Centro de Medicina del Sueño, en Chicago, apuntó que la pérdida de sueño en los nuevos padres es compleja, y que sus ramificaciones no se comprenden del todo.

"El impacto a largo plazo de dormir poco tiempo a la edad más temprana en que la mayoría de familias tienen hijos de menos de 6 años se desconoce", enfatizó.

Además, las diferencias potenciales respecto a cómo mamá y papá experimentan la pérdida de sueño pueden cambiar de un hogar a otro, planteó Gupta. Todo depende de la forma en que cada familia divide los deberes del cuidado de los hijos, y la rutina de cuál padre se altera más cuando el recién nacido está despierto.

"Como mamá y como médica del sueño, estoy muy familiarizada con el fenómeno de la reducción del tiempo total de sueño tras el nacimiento de un hijo. Lo veo frecuentemente en mis pacientes con hijos pequeños", dijo Gupta.

"Cualquier padre nuevo estaría de acuerdo con estos datos", añadió.

Más información

Para más información sobre los recién nacidos, los padres y el sueño, visite la National Sleep Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Sakari Lemola, Ph.D., associate professor, department of psychology, University of Warwick, Coventry, U.K.; Raina Gupta, M.D., board-certified neurologist and board-certified sleep medicine specialist, Center for Sleep Medicine, Chicago; Jan. 14, 2019, Sleep, online

Last Updated: